La velocidad de la gravedad es mínimo 20 mil millones veces c

Alfonso León Guillén Gómez

aguillen@gmx.net

Derechos reservados

Contador visitas temporalmente fuera de servicio

Santafé de Bogotá, 2 de febrero de 2001

"Solo la plenitud lleva a la claridad y es en lo más hondo donde habita la verdad."

Sentencias de Confucio

Friedrich Schiller

El autor presenta sus agradecimientos a los científicos: querido doctor Tom Van Flandern, lamentablemente fallecido el 9 de enero de 2009, de la Universidad de Maryland, USA, doctor Helmut Rechenberg del Instituto para la Física Max Planck de Munich, Alemania, doctor Sergei Kopeikin, de la Universidad de Missouri, USA, el querido doctor Paul Marmet, lamentablemente fallecido en el 2005, y el doctor C Couture del Departamento de Física, de la Universidad de Ottawa, Canada. Ellos han hecho posible esta obra, con sus respuestas a mis consultas.

CONTENIDO

Agradecimientos

Presentación

Introducción

1 Crítica de la teoría de la Relatividad.

1.1 El modelo geométrico no puede explicar la gravedad.

1.1.1 Caso estático

1.1.2 Caso dinámico

1.2 La primera falla de la interpretación geométrica

1.3 La interpretación geométrica de la gravedad viola la ley de causalidad

1.4 La ley de causalidad requiere cuantizar la gravedad

1.5 La velocidad de la gravedad deberá ser mayor que la de la luz.

1.6 ¿Es el espacio - tiempo curvo?

1.7 ¿Existe equivalencia entre masa y curvatura del espacio - tiempo?

1.8 ¿Es posible pasar de las ecuaciones de la Relatividad General a las ecuaciones de Newton?

1.9 Se impone considerar la explicación de la gravedad alternativa de la geométrica

1.9.1 Escenario luz

1.9.2 Escenario gravedad

1.9.3 La gravedad no equivale a la luz

1.10 La réplica de los relativistas

1.11 Cuál es la física de la onda de gravedad del espaciotiempo?

2 Lo que los experimentos dicen acerca de la velocidad de la gravedad

2.1 Gravedad no tiene aberración

2.2 Gravedad y luz no actúan en direcciones paralelas

2.3 Los eclipses solares

2.4 Las Pulsares binarias(38)

2.5 Las mareas

2.6 Las efemérides

2.7 La velocidad de la gravedad que estima Tom Van Flandern.

2.7.1 La velocidad de la gravedad según Einstein

2.7.2 El experimento de Sergei Kopeikin

2.7.3 La medición de Tom Van Flandern.

2.8 ¿Cuál es la velocidad de la onda gravitatoria?.

2.8.1 Las ondas gravitatorias según la Relatividad General.

2.8.2 Las ondas gravitatorias según las teorías de Brans-Dicke y Rosen.

2.8.3 Las ondas gravitatorias según la verdadera teoría cuántica.

2.8.4 ¿La radiación de las pulsares binarias es gravitatoria?.

3. Para mantener vigente la teoría de la Relatividad es necesario retomar la alternativa Lorentz - Lamor

3.1 Maxwell y Lorenzt permiten velocidades mayores que la de la luz

3.2 ¿Qué hacer con la velocidad de la gravedad de 20 mil millones la velocidad de la luz?

3.3. Confrontación de la Relatividad de Einstein y la Relatividad de Lorentz

3.4 ¿Porqué la Relatividad Especial de Einstein ganó sobre la Relatividad de Lorentz?.

Bibliografía

Obras del Autor

This work also the reader can see it in english (Esta obra también el lector puede verla en inglés).

Presentación

Entre fines de 1969 y principios de 1970 el autor, con base en la teoría cuántica de la gravedad(0), formuló la teoría acerca de que la velocidad de la gravedad es mayor que la velocidad de la luz.

En 1998, el astrónomo y científico Tom Van Flandern, realizó varios experimentos teóricos y estima que la velocidad de la gravedad es mínimo 20 mil millones veces la velocidad de la luz.

Tom Van Flandern es matemático de la Universidad de Yale, con un PHD en astronomía, con más de treinta años de ejercicio profesional, un gran número de artículos publicados, así como autor de dos exitosos libros de astrofísica. Ha sido consultor especial del Global Positioning System, un conjunto de satélites cuyos relojes atómicos permiten a observadores en tierra determinar su posición con una gran exactitud. Actualmente es investigador asociado de la Universidad de Maryland, Estados Unidos. De él se ha dicho que va un siglo adelante.

(0) Las teorías principales sobre la gravedad son las de Newton, Einstein y cuántica. Los fundamentos de la teoría cuántica de la gravedad provienen, de cuando los físicos rusos M, Vasiliev y K. Staniukovich publicaron en el libro “El Cosmos y sus siete estados”, Moscú, 1967, que la gravedad podía ser un estado más de la materia que se manifiesta bajo los aspectos del gravitón-onda gravitatorio del campo gravitatorio, capaz de transmutarse en el campo electromagnético o en cualquiera otro estado material y en el papel que público en 1968 el científico ruso Andrei Saharov en el cual dijo que la gravedad podía provenir de cambios que la presencia de la materia en el Universo provoca en el punto cero de la energía del vacío. Pero, sólo la Relatividad General es científicamente aceptada como una teoría sobre la gravedad. Así, la formulación de Newton sobre la gravedad no cumple con los requisitos de una teoría científica y la cuántica no existe en cuanto la integración entre Relatividad General y física cuántica no ha sido posible realizar. Sin embargo fueron Vasiliev, Staniukovich y Saharov quienes propusieron como alternativa a la Relatividad General que la gravedad puede ser el fenómeno de una fuerza de interacción como son los fenómenos producidos por las fuerzas fundamentales electromagnética, débil y fuerte, que son explicados por el Modelo Estándar de la Gran Unificación, TGU, de la física cuántica, que resulta de la unificación entre Relatividad Especial, restringida a sistemas inerciales, y Mecánica Cuántica. No obstante, aquí se entiende por teoría cuántica de la gravedad la formulación de que el campo gravitatorio estático, responsable de la caída de los cuerpos y de la mecánica celeste, lo causa el gravitón virtual similar a como el campo electromagnético estático (campos eléctricos y magnéticos no acoplados) lo causa el fotón virtual, el campo nuclear débil lo causa los bosones virtuales W+, W- y Z0, y el campo nuclear fuerte lo causa los gluones virtuales y que tales campos son posibles de unificación como lo fue el magnético y el eléctrico en el electromagnético, este y el débil en el electrodébil, y este y el fuerte en un único campo como en la TGU se prevé ocurre. Además, tal campo con el gravitatorio. Esta última unificación se persigue en la teoría de "Todas las Cosas", cuya versión más aceptada es la teoría M, construida con base en la teoría quántica de las Supercuerdas, que remplaza las partículas por cuerdas como fundamento de todo lo existente.

Introducción

Tom Van Flandern es un crítico de la teoría de la Relatividad de Einstein que genialmente pone al descubierto la incapacidad de la teoría General de la Relatividad de explicar geométricamente la gravedad y demuestra lógicamente que se requiere de un modelo quántico(1) de gravedad, donde la gravedad adquiere el carácter de fuerza de interacción(2), en el sentido, que es el efecto de la transferencia de momento en la interacción entre la fuente y el objetivo gravitatorio. El momento(3) al cual se refiere Tom es el de los objetos carentes de masa intrínseca(4). Por lo tanto, la gravedad posee velocidad, en un sentido distinto a como se formula en la teoría de la Relatividad de Einstein, donde se define como la velocidad de propagación de la onda gravitatoria generada por una gran perturbación asimétrica ocurrida en el espaciotiempo, por ejemplo, por la explosión de una supernova. Para Tom es la velocidad involucrada en el momento la que de acuerdo con los experimentos usualmente realizados con la fuerza electromagnética, en general, con las fuerzas pero aplicados a la fuerza gravitatoria, resulta muchas veces mayor que la velocidad de la luz. Tom en su cálculo más exacto establece que la velocidad de la gravedad es por lo menos 20 mil millones veces c(5).

Debido a que esta velocidad de la gravedad viola el principio de la teoría de Einstein de la Relatividad Especial según el cual la velocidad c es un límite natural de la velocidad imposible de superar, Tom reexamina la alternativa de la Relatividad de Lorentz la cual compara con la Relatividad Especial de Einstein y ambas teorías delante de todos los resultados que arrojan los experimentos realizados sobre Relatividad Especial. Tom muestra que la alternativa de Lorentz corresponde mejor a los experimentos y a un modelo quántico de gravedad, además, que permite la existencia de velocidades mayores que la de la luz.

Por lo tanto, la teoría de la Relatividad, que cuenta con dos interpretaciones: la del campo material de Lorentz y la del campo geométrico de Einstein, al fallar la explicación geométrica de la gravedad queda en primer plano la explicación de Newton de la gravedad que si se unifica con Lorentz y la mecánica cuántica, permite desarrollar una teoría de la gravedad posible de cuantización, ya que la Relatividad General y sus variantes que han surgido se han resistido, durante cerca de un siglo, ha transformarlas a un sistema mecánico cuántico, no obstante, el extraordinario avance matemático ocurrido y a los muchos equipos especializados que lo han intentado. El problema de fondo irresoluble es el convertir una curvatura supuestamente del espaciotiempo en gravitones con energía y momento. Aún en la novísima teoría matemático-geométrica M de las supercuerdas la unificación entre Relatividad general y cuántica sólo se logra para bajas energías.

En conclusión, Tom plantea como primer paso adoptar la Relatividad de Lorentz(6), que históricamente se formuló antes de la Relatividad Especial einsteniana y la cual Einstein reelaboró con base en el postulado de la constancia de la velocidad de la luz para todo observador(7) y como segundo paso admitir la existencia para la gravedad de una velocidad muchas veces la de la luz.

En esta obra nos referiremos a los trabajos de Tom Van Flander(8), con los comentarios, extensiones y algunos temas incluidos del autor. Presentaremos primero la crítica de la teoría de General de la Relatividad einsteniana(9), luego los resultados de los experimentos acerca de la velocidad de la gravedad y finalmente la propuesta de acoger a cambio de la Relatividad Especial de Einstein la Relatividad de Lorentz.

(1) Este término proviene de Max Planck quien en 1900 planteó que la energía de la onda electromagnética no tenía cualquier valor continuo sino solamente ciertos valores discretos.

(2) De acuerdo con Newton existen dos clases de fuerzas. La primera clase de fuerza es la fuerza de interacción que es ejercida entre partículas, tal como las fuerzas electromagnética, débil y fuerte. La segunda clase de fuerza es la fuerza complementaria o ficticia que es introducida en sistemas no inerciales, o sea, en los referenciales sujetos a una fuerza neta, para aplicar a ellos el principio de inercia. De esta manera, la fuerza centrífuga, en el movimiento de rotación uniforme, sirve para equilibrar la fuerza centrípreta y hacer el modelo de fuerza actuante sobre este sistema = 0. Por su parte, Einstein mantiene el concepto de fuerza de interacción pero adiciona el efecto de la geometría curva del espaciotiempo sobre los cuerpos a fin de explicar la gravedad como una fuerza ficticia o pseudofuerza que para Einstein, en consecuencia, no es el efecto de una fuerza de interacción.

(3) El momento técnicamente define la velocidad de una partícula, o sea, la rapidez con que varia la posición de una partícula con el tiempo. La velocidad mide el cambio de posición con respecto del cambio de tiempo. Y el momento multiplica este cociente por la masa de la partícula, con lo cual expresa que la velocidad es de la masa de la partícula, es decir, es la rapidez conque varia la posición de la masa de una partícula en el espacio con el tiempo, ya que la partícula es su propia masa.

(4) Conocida como masa según el cuarto momento y que corresponde al fenómeno substancial. La gravedad es, en cambio, un fenómeno de la energía y su momento se considera igual que la energía del gravitón / c2 * su velocidad.

(5) c es la velocidad de la luz, la cual se estima en el vacío en 299792458 metros por segundo.

(6) La teoría de la Relatividad de Einstein comprende las teorías Especial y General de la Relatividad. La teoría Especial fue la formulación hecha por Einstein en 1905 de la relatividad para sistemas inerciales. La teoría General expuesta por Einstein en 1915 es la generalización de la teoría de la Relatividad para sistemas gravitatorios. Las teorías sobre Relatividad Especial de mayor prestigio son las de Einstein, Lorentz y Poincare.

(7) La constancia de la velocidad de la luz es una propiedad física de los sistemas inerciales y una simple convención para los sistemas no inerciales. Además, la constancia de c físicamente sólo está establecida, en el vacío, para los viajes de la luz de ida-vuelta. No así para los viajes de la luz en una sóla vía, donde el valor constante de c, en los sistemas inerciales, en el vacío, es una simple convención. En general, en estos sistemas la velocidad de la luz es siempre c, como resultado del cálculo del promedio de los valores de esta velocidad en dos - n vías, siempre que la trayectoria, que siga la luz, forme un lazo cerrado, en el lugar de partida. Por esta razón, la invariancia de c, constituye un principio físico débil de la velocidad.

(8) The Speed of gravity "Repeal of the Speed Limit". 1999; The Speed of gravity "What the experiments Say". 1998; y Possible new properties of gravity. 1996. Tom Van Flandern.

(9) Teorías de la Relatividad son las teorías físicas basadas en el principio introducido por Poincare según el cual las leyes de la física son las mismas para todo sistema inercial, el que significa no sometido a aceleración, es decir, a la acción de fuerzas.

Oprima aquí, si usted desea volver a la tabla de CONTENIDO

1 Crítica de la teoría de la Relatividad.

Los principios, postulados y leyes acerca de la realidad formulados por la física clásica, que es la que tiene como fundamento la mecánica de Newton-Galilei y la geometría de Euclides, son válidos para el espacio-tiempo representado mediante sistemas de referencia de ejes ortogonales, es decir, que se cortan perpendicularmente y forman ángulos rectos. Este espacio-tiempo para el Universo es el espacio-tiempo de Euclides que es descrito y medido por la geometría plana.

La principal ley de la física que es la ley de la inercia, de acuerdo con Galileo Galilei, su descubridor, postula que un cuerpo en ausencia de fuerzas mantendrá su estado de reposo o movimiento uniforme rectilíneo. Este concepto de "inercia" es verdadero y describe con exactitud el Universo siempre que el espacio-tiempo sea plano. El Universo se considera plano en dos casos: 1. Plano absolutamente, válido como abstracción teórica, para un espacio absolutamente vacío, que físicamente no existe, puesto que el vacío está siempre repleto de campos, libres de sus fuentes. 2. Cuasiplano, que es el físicamente existente, dentro de una región local, en que la materia y la velocidad tiendan a cero.

En la Relatividad el espaciotiempo de una región local es curvo lorentziano(10). Pero, en cada lapso infinitesimal del espaciotiempo, en todo evento, a través del espacio-tiempo tangente es plano, aunque no es el de Euclides sino el de Minkowski. La diferencia es que en un espacio-tiempo de Euclides la velocidad puede llegar a infinito mientras en un espacio-tiempo de Minkowski la velocidad no puede sobrepasar la velocidad c.

La idea de la teoría de la Relatividad Especial que en sistemas inerciales el movimiento distorsiona el espaciotiempo en función a la velocidad, de tal manera que es imposible sobrepasar c, Einstein la generalizo a sistemas gravitatorios, por la equivalencia entre masa inercial y masa gravitatoria, de donde resulta que la materia distorsiona el espaciotiempo y éste determina como se mueve la materia.

La segunda ley de Newton define la masa inercial de un cuerpo como el valor constante que resulta del cociente entre aplicar una fuerza sobre un cuerpo y la aceleración que este experimenta. Mientras que la ley de gravitación de Newton define la masa gravitacional de un cuerpo como el valor constante que se obtiene del cociente entre aplicar la fuerza gravitacional de un campo gravitacional al cual este sujeto un cuerpo y la aceleración que el cuerpo experimenta debida a ese campo gravitacional. Ambas clases de masas numéricamente resultan igual.

También, la equivalencia entre masa inercial y masa gravitatoria le permitió a Einstein empíricamente encontrar que dentro de un lapso infinitesimal (carta en el caso de la superficie de la esfera) de una región local, a través del espacio-tiempo tangente de Minkowski, en todo evento, es imposible distinguir entre gravitación e inercia y entre gravitación y aceleración. La principal consecuencia es que los cuerpos sobre los cuales sólo obra la gravitación se mueven en caída libre, que es un movimiento uniformemente acelerado, y que todos los cuerpos de un sistema sujeto sólo a la gravitación se comportan dentro del sistema, siempre dentro de lapsos infinitesimales de una región local, de manera equivalente a un sistema inercial, es decir, no sujeto a nínguna fuerza de interacción ni a gravitación debido a que en los lapsos infinitesimales el espaciotiempo es plano, y a que a causa de la equivalencia entre masa inercial y masa gravitatoria todos los cuerpos en caída libre están animados de una velocidad uniforme que produce que entre ellos todos se encuentren en reposo. Tales cuerpos son los neutros no las cargas. La otra consecuencia, no tan obvia, es que un sistema de referencia sometido a una aceleración constante, igual en magnitud y en dirección opuesta a la aceleración que experimentan los cuerpos en caída libre, es equivalente a un sistema de referencia sujeto a la gravedad. Esta equivalencia entre los sistemas acelerados y los sistemas gravitatorios es falsa, puesto que en los sistemas acelerados surgen ondas electromagnéticas, lo cual fue establecido experimentalmente, con posteridad a su formulación.

Los sistemas en caída libre, localmente siguen caminos curvos que no son debidos a fuerzas sino a la curvatura del espaciotiempo. Las ecuaciones de movimiento en caída libre de la teoría de la Relatividad General establecen que el movimiento sigue las trayectorias dentro de las cónicas que Newton explica a partir de la fuerza de gravedad. Y, adicionalmente, que la curvatura del espaciotiempo causa que los cuerpos en caída libre localmente se estiren en la dirección vertical y aplasten según el eje horizontal, a ambos lados de la vertical, con lo que también se explica las llamadas fuerzas de marea.

Pero las ecuaciones de la Relatividad General no explican porque ocurre el movimiento de caída libre sino que éste se asume como el movimiento natural de los cuerpos cuando la materia curva el espaciotiempo.

Con anterioridad a Tom no se conoce que se objete dicha situación natural de movimiento de caída libre que introduce Einstein. Sin embargo, el autor a partir de la reflexión que hace Tom acerca que sería la curvatura del espaciotiempo la que debería explicar la caída libre, encuentra que la teoría de la Relatividad General como generalización de la teoría del movimiento inercial, cuando se pasa del espacio-tiempo plano al espaciotiempo curvo, no determina la razón de índole física para que se suspenda la ley de la inercia que establece que un cuerpo abandonado en reposo o en movimiento conservará su estado. Pero, la ley de inercia de Galileo para el espaciotiempo plano se cumple dentro de los lapsos infinitesimales de las trayectorias cónicas circulares en cuanto son equivalentes a sistemas inerciales sujetos a la Relatividad Especial y, también, la ley de inercia general de Einstein se cumple para el espaciotiempo curvo dentro de la totalidad de las trayectorias cónicas, puesto que los cuerpos sujetos a gravitación permanecerán animados del movimiento uniforme acelerado mientras sobre ellos no obren fuerzas de interacción.

Según el supuesto de la teoría de la Relatividad General que un cuerpo abandonado en un espaciotiempo curvo naturalmente permanece en caída libre viola el principio de la relatividad de Galileo que establece que todo cambio del estado de movimiento o reposo de un cuerpo será a causa de una fuerza. La Relatividad de Einstein, nacida a partir de la conservación de este principio de Galileo, como puede contradecirlo por vía de suponer el estado natural de la caída libre? Qué provoca que un cuerpo cuando pasa de un espacio euclídeo a un espaciotiempo de Einstein adquiera el movimiento de caída libre?. La respuesta, como dice Tom, sería la curvatura. ¿Cómo una curvatura puede provocar ese cambio?.

Además, aunque en la Mecánica Celeste de la Relatividad General no existe transmisión de fuerza gravitatoria entre dos cuerpos, puesto que estos viajan sobre las geodésicas en el espaciotiempo curvo de un sistema local y, por tanto, no se jalonan y no existe velocidad de la gravedad, sin embargo, las geodésicas son actualizadas con los cambios relativos de posición entre los dos cuerpos durante sus movimientos de traslación. Estos cambios requieren de un enlace causal entre los dos cuerpos y de una velocidad de trasmisión de ellos, conocida como la velocidad del acoplamiento del campo de gravedad con los cuerpos. Pero la Relatividad General no puede explicar tal enlace.

Tom Van Flandern encuentra que la teoría General de la Relatividad provee una solución matemática en cuanto es posible pero no una explicación física de la gravedad por que viola el principio de causalidad al no poder enlazar los cuerpos, que intervienen dentro de una relación gravitatoria. Tom, desde esta perspectiva, deviene en la necesidad de contar con una teoría cuántica de la gravedad y prevé que sus partículas se mueven con una velocidad muchas veces la de la luz.

1.1 El modelo geométrico no puede explicar la gravedad.

Es frecuente ilustrar la concepción de la teoría General de la Relatividad sobre la gravedad mediante la analogía con el espaciotiempo contenedor plano de Newton, en la Relatividad General el continuo 4-L, de la teoría substancialista (pues no es posible representarlo en los términos de la teoría relacionista no obstante aceptada por muchos científicos y filósofos), aunque en términos del Universo podría ser de curvatura cero, es decir, plano plano(11). Un cuerpo fuente notoriamente grande, situado sobre este recipiente (el cual se supone es una sustancia no material, de carácter geométrico, topólogicamente dinámico, que se deforma por la acción de la materia, a la que a su vez condiciona a como moverse) hace sobre éste una extensa deformación (con curvatura negativa), debido a la tensión de la masa-energía, que se dice induce a pequeños cuerpos objetivo cercanos ha rodar en órbitas elípticas hacia el cuerpo fuente de la deformación (que ocupa el centro). Esta imagen es semejante a como el Sol deformaría el espacio - tiempo(10) de nuestro sistema solar, produciendo supuestamente que los planetas giren alrededor de él.

En el espaciotiempo contenedor los cuerpos objetivos de la gravedad responderían inmediatamente a la curvatura local sin que, por lo tanto, se produzca aberración(12), por lo que aparece como si los objetivos respondieran instantáneamente a la fuente de la gravedad, a menos que en el movimiento del cuerpo fuente sucedieran cambios súbitos de gran importancia. Tal sería la situación del sistema solar(13) en el continuo 4-L.

En el espaciotiempo contenedor el campo gravitatorio es identificado con la deformación. La deformación se irradia sobre la superficie en que yace el cuerpo fuente sobre el espaciotiempo contenedor y se extiende en sus inmediaciones. En el caso del sistema solar el Sol ocupa la posición central de la deformación. Es la masa del Sol, en general la masa del cuerpo fuente, la que produce la deformación del espaciotiempo circundante, dando lugar a un campo gravitatorio local.

Un cuerpo objetivo de la gravedad, de un campo gravitatorio local, descansa sobre la pendiente de la pared de su deformación en algún punto. En nuestro sistema solar el cuerpo objetivo puede ser la Tierra o cualquier otro de los planetas.

La analogía de la deformación local del espaciotiempo con un campo gravitatorio local(14) se examinará a fin de validar su consistencia con el fenómeno de la gravedad. Con tal fin se consideran dos casos: el estático en que el sistema se considera en reposo y el dinámico en que el sistema posee movimiento.

(10) Según la Relatividad Especial el espacio-tiempo es el continuo tetradimensional de Minkowski (4-M) el cual está definido, de tal forma, que la velocidad de la luz es constante para todo observador y la velocidad c es el límite superior que es infranqueable. El continuo de Minkowski es plano igual que el continuo de Euclides, aunque éste permite velocidades que tienden a infinito. En la Relatividad General el 4-M es modificado con la curvatura de Riemann y toma el nombre de 4-R. Pero, finalmente en la Relatividad General el continuo espaciotiempo tetradimensional es semiriemanniano, es decir, lorentziano. La diferencia entre un continuo de Riemann es que su espacio tangente es euclideo mientras que en el continuo tetradimensional de Lorentz (4-L) el espacio tangente es el continuo tetradimensional de Minkowski. Por esta razón, dentro de cada lapso infinitesimal de la curva lorentziana el espacio-tiempo tangente es 4-M. Sin embargo, la Relatividad General se desarrolló a partir del principio de equivalencia formulado en el espaciotiempo de Minkowski (1907-1912), luego reformulado para un espaciotiempo todavía de Minkowski pero en que las guv de un covariante tensor de rango 2 determinan el campo gravitacional de la teoría Entwurf (1913) y finalmente para un espaciotiempo de Lorentz (1915) por lo que resulta una gran dificultad, de una manera consistente, entender dicha equivalencia. Einstein siempre diferenció el campo gravitacional homogéneo, donde estrictamente es válido el principio de equivalencia, en que tiende a cero la presencia de materia y las funciones guv del tensor métrico, según Riemann (1915), toman los valores del espaciotiempo de Minkowski, donde es válida la Relatividad Especial. Einstein en 1920 define el campo gravitacional homogéneo existente al menos en la “inmediata vecindad”: “The gravitational field has a relative existence only in a manner similar to the electric field generated by magneto-electric induction. Because for an observer in free-fall from the roof of a house there is during the fall – at least in his immediate vicinity – no gravitational field. This is to say, if the observer lets go of any bodies, they remain, relative to him, in a state of rest or uniform motion”, es decir, en un suficiente pequeño lapso, bien entendido, como un infinitesimal lapso.

(11) De acuerdo con la estructura del Universo, considerado en su totalidad, también, puede ser de curvatura positiva, correspondiente a un espacio - tiempo esférico, o de curvatura negativa conocido como de silla de montar.

(12) La aberración, de acuerdo al registro efectuado desde un astro objetivo, considerado en reposo, es el ángulo con centro en el objetivo y comprendido entre la posición retardada del astro fuente de algún tipo de fuerza, y la posición real de la fuente en que dicha fuerza se ejerce sobre el astro objetivo. La fuente se toma en movimiento.

(13) El autor considera el Sistema Solar y en general cualquier masa en un continuo geométrico haciendo parte de dicho continuo.

(14) Es local porque cubre solamente una región del espaciotiempo y no su totalidad. En general, local es una región en que sus sucesos están conectados de acuerdo a la relación de causa-efecto. En la Relatividad de Einstein, esta relación es mediada a través de la velocidad c, puesto que nada puede transmitirse a velocidad superior. Por tanto, la estructura curvilínea lorentziana del espaciotiempo 4-L se refiere siempre a una región local y no a la estructura del espaciotiempo del Universo. Aunque, ambas estructuras, son soluciones de las ecuaciones del campo de Einstein. Las soluciones más conocidas son: 1. La solución Schwarzchild para la situación de una región local, donde la materia está concentrada en el origen, que da el campo gravitacional alrededor de las estrellas, y también describe propiedades de los agujeros negros. 2. La solución Friedman para un Universo homogéneo isotrópico en que la materia está uniformemente distribuída y permite formular hipótesis acerca del origen y destino final del Universo.

1.1.1 Caso estático

En situación estática no hay ambiguedad. El espaciotiempo contenedor en la región correspondiente a la deformación es como el potencial del campo gravitatorio del cuerpo fuente, y la pendiente de la pared de la deformación en cualquier punto es como el gradiente(15) del potencial en ese punto. En el caso estático, el gradiente en un punto determinado es único y análogo a la fuerza gravitacional, aunque, no constituye una fuerza.

1.1.2 Caso dinámico

En el caso dinámico son posibles dos escenarios dependientes de que la fuente se mueva respecto al objetivo o el objetivo se mueva con relación a la fuente gravitatoria. Se asume, en cada escenario al otro cuerpo en reposo.

En el primer escenario el cuerpo fuente(16), del campo gravitatorio, se mueve transversalmente con relación al espaciotiempo y al objetivo gravitatorio, quien permanecerá en reposo, por ejemplo, sobre el punto t, y en consecuencia fijo sobre el espaciotiempo. Entonces, el cuerpo fuente y la deformación se mueven respecto al cuerpo objetivo. El espaciotiempo tomará algún tiempo para ajustar su forma a la nueva localización del cuerpo fuente. Si el ajuste se mueve como una onda con la velocidad de la luz c, y si el punto t esta a una distancia r del cuerpo fuente, entonces el retardo(17) de la propagación toma un tiempo r/c.

Los cambios inducidos en la configuración del 4-L espacio - tiempo ocupado por la Tierra por el movimiento del Sol respecto a la galaxia tendría un retardo de aproximadamente 8.3 minutos, si la velocidad de acoplamiento de la gravedad fuera c, por encontrarse la Tierra 150 millones de kilómetros del Sol. Pero, dicha perturbación en nuestro sistema solar es demasiado pequeña y prácticamente carece de importancia.

Si el cuerpo fuente se mueve a la velocidad v entonces t siempre sufrirá un gradiente que se atrasa detrás de la verdadera posición instantánea de la fuente, aproximadamente igual al ángulo vr/c en radianes. El gradiente no puede apuntar hacia la nueva posición de la fuente hasta el momento que la onda de ajuste se propague desde la fuente hasta t.

En el segundo escenario el cuerpo fuente permanece fijo sobre el espaciotiempo y el cuerpo objetivo(18) tiene el movimiento transversal. La dirección del gradiente del nuevo punto t´ que ocupa ahora el cuerpo objetivo, apuntara de nuevo hacia la posición instantánea del cuerpo fuente. Por consiguiente, la dirección del gradiente es independiente del movimiento transversal del cuerpo objetivo. Por tanto, nada se propaga desde la fuente hasta el objetivo, la aberración no aplica y aparentemente esta situación corresponde a la realidad.

Esta es la situación de la traslación de la Tierra alrededor del Sol cuyo gradiente, de la posición orbital, en todo instante apunta a la posición verdadera del Sol. También, es la situación de la translación de todos los planetas del Sistema Solar. Así como de los satélites naturales con respecto a sus respectivos planetas. O sea, la ausencia de aberración de origen gravitatorio es una ley del movimiento de los astros en nuestro sistema solar.

(15) El gradiente es la pendiente de la deformación del espacio - tiempo en un punto determinado.

(16) El Sol gira respecto al centro de la Vía Láctea a una velocidad de unas 150 millas por segundo. Pero, el autor advierte que el Sol le comunica este movimiento al sistema solar, por lo que delante de este sistema el Sol permanece inmóvil. De otra parte, la aceleración sobre el movimiento de translación galáctica del Sol debida a las acciones gravitatorias que le imprimen sus planetas, es completamente despreciable.

(17) Retardo, en general, es la diferencia en tiempo entra el momento en que un astro genera algún tipo de fuerza sobre otro astro y el momento en que tal acción afecta al último astro.

(18) La Tierra se traslada alrededor del Sol a una velocidad de 29 kilómetros por segundo.

Oprima aquí, si usted desea volver a la tabla de CONTENIDO

1.2 La primera falla de la interpretación geométrica

La analogía del espaciotiempo contenedor es mala porque como objeto geométrico es un objeto ideal (es común que los creyentes en la Relatividad General hablen del fibrado del espaciotiempo con el objeto de presentarlo como un objeto real, aunque, continua ideal, puesto que en los términos más concretos del fibrado tangente es el conjunto de tensores tangentes, 4-M, sobre cada punto de la variedad diferenciable, 4-L, con igual número de dimensiones de ésta. El hecho, de que se multipliquen los objetos geométricos, M, sobre cada punto de L, es decir, que el punto se vuelva denso, lo sigue siendo en objetos ideales) y no se comprende físicamente como puede deformarse por la acción de la materia, sin embargo crea la ilusión que la solución geométrica de la gravedad es correcta. Peor, es la interpretación relacionista puesto que el espaciotiempo es sólo una categoría del pensamiento, no obstante quienes interpretan así la Relatividad General reclaman que explican la gravedad.

En efecto esta es una solución matemática pero imposible físicamente como una explicación de la gravedad. La razón es que un gradiente, o pendiente, o una curvatura(19) no puede inducir a un cuerpo en reposo en un campo ha empezar a moverse a menos que una fuerza actúe sobre ese cuerpo, por ejemplo, un camión no frenado, con una gran carga, colocado en la cúspide de una empinadísima pendiente rueda aceleradamente en la dirección de la sima, porque sobre él actúa la fuerza de la gravedad y no por la curvatura de la pendiente; en ausencia de esta fuerza el camión debería permanecer en la cúspide en reposo por siempre, también los cuerpos abandonados en reposo en el aire no deberían caer (20). Esto es porque sin una fuerza que cambie su estado de reposo, el cuerpo no tiene razón para escoger cualquier dirección sobre otra. Además, la ley de conservación del momento(21) se viola debido a que el momento no puede conservarse si el campo no posee partes móviles.

En ese caso cuando el campo posee partes móviles aún si un cuerpo estuviera en reposo en el campo, comenzaría a moverse en la dirección del flujo del campo, sin que aparentemente actuara una fuerza, aunque realmente sí actúa ya que la fuerza ejercida por un cuerpo sobre otro es la transferencia de momento de un cuerpo al otro. Es decir, la curvatura del 4-L debería estar compuesta por entidades, lo cual por un lado explicaría el hecho que bajo su acción cuerpos en reposo se aceleren y, por el otro lado, que en la acción de la fuente sobre el objetivo gravitatorio en el sistema se conserve el momento. Pero, esto implica pasar a un modelo gravitatorio quántico.

No obstante, que la aceleración de los cuerpos no es consecuencia de la curvatura del espaciotiempo en la Relatividad General la aceleración uniforme es debida a tal curvatura, una entidad geométrica 4-L deformada por la masa-energía, que es diferente a la combinación de los conceptos separados de espacio y tiempo(22).

En consecuencia la Relatividad General no es una teoría que explique el fenómeno de la gravedad, aunque, sin mayor crítica goza de la aceptación generalizada de los físicos. Su gran poder de convencimiento radica en formular que los cuerpos en movimiento bajo la acción gravitatoria seguirían las geodésicas(23) del continuo curvo 4-L explicación lógicamente aceptable.

Sin embargo, debido a la dificultad que reviste su cabal entendimiento en última instancia su veracidad recae fundamentalmente en los juicios favorables de los físicos de mayor prestigio del mundo. En un tiempo se decía que la Relatividad sólo era entendida correctamente por Einstein y Eddington.

(19) La supuesta curvatura del espaciotiempo es un efecto proporcional al potencial gravitatorio local, cuya parte variable es a su turno proporcional a v2 / c2, donde v es la velocidad orbital. Por ejemplo, la curvatura introducida por la Tierra es proporcional a 10-8

(20) Desde Galileo se sabe que con independencia de la posible existencia de un estado natural de reposo o movimiento de los cuerpos, el reposo o movimiento de los cuerpos no existe en términos absolutos sino que son estados relativos y simétricos. Un cuerpo se encontrará en reposo o movimiento respecto a otro cuerpo. Además, ambos cuerpos respecto al otro podrán tomarse en reposo. Pero, también, desde Galileo se sabe que estos estados relativos de reposo o movimiento persistirán por siempre en ausencia de fuerzas.

(21) El momento para los cuerpos que poseen masa en reposo, es decir, masa intrínseca o lo que es lo mismo masa de acuerdo con el cuarto momento es su masa * su velocidad.

(22) El espacio y el tiempo se mezclan para todo observador con movimiento uniforme respecto a otro. Clifford Johnson. 1999.

(23) La geodésica es la línea más corta entre dos puntos de algunos continuos geométricos. En el caso del continuo 3-galileano es la línea recta. Pero, en otros continuos geométricos la geodésica es la línea más larga entre dos puntos.

Oprima aquí, si usted desea volver a la tabla de CONTENIDO

1.3 La interpretación geométrica de la gravedad viola la ley de causalidad

La interpretación geométrica de la gravedad de la Relatividad General viola el principio de causalidad ya que el cuerpo fuente actúa sobre el objetivo gravitatorio sin que entre ellos exista ninguna clase de conexión.

Al intentar describir, la Relatividad General, como la gravedad sin retardo puede afectar cuerpos distantes, los relativistas einstenianos a menudo hablan del campo gravitatorio de un cuerpo como si fuera una extensión rígida del cuerpo mismo, es decir, el cuerpo masivo configura extensamente el espacio - tiempo.

De tal manera, tal campo "estático" por no tener partes en movimiento, no requiere de una velocidad de propagación a menos que alguna cosa crucial cambie en el cuerpo que drásticamente altere la configuración originaria.

La objeción a este cuadro es que es acausal. Sin embargo, de algún modo, el momento es transferido desde un cuerpo gravitatorio fuente a otro objetivo.

Es imposible que un campo estático sin partes móviles pueda transferir momento. Este es el dilema de la analogía de la "espaciotiempo constituído sin entidades componentes". ¿Cuál es la causa de que el espaciotiempo por ser curvo, pueda a un cuerpo objetivo estacionario colocado sobre la pendiente de tal curva empezar a moverlo hacia la fuente?. ¿Cuál es la fuente del cambio del momento (impulso)?. ¿El campo gravitatorio se regenera continuamente, o esta congelado?.

Oprima aquí, si usted desea volver a la tabla de CONTENIDO

1.4 La ley de causalidad requiere cuantizar la gravedad

Para retener la causalidad se debe distinguir dos distintos significados del término "estático". En sentido absoluto, una cosa no cambia debido a que no posee partes móviles. En sentido relativo una cosa permanece igual instante a instante por el continuo reemplazo de todas sus partes. Esta diferencia la ilustra una caída de agua. Si esta congelada es estática según el primer sentido pero si esta fluyente es estática en el segundo sentido. Ambas cascadas son esencialmente, en todo instante, lo mismo pero la cascada fluyente puede transferir momento, ya que esta hecha de entidades que se propagan.

Para el campo gravitatorio si el campo fuera estático congelado no habría aberración pero tampoco enlace causal entre los cuerpos fuente y objetivo de la gravedad. Si el campo es estático fluyente su velocidad de transmisión debería causar aberración o retardo, pero la ausencia observada de ambos demanda una velocidad más rápida que la de la luz.

¿Cuál es la naturaleza del campo gravitatorio?. El principio de causalidad requiere que sea estático fluyente.

En el caso estático ¿cuál sería el mecanismo para actualizar el campo gravitatorio debido al movimiento del cuerpo fuente?. Aún en una barra "rígida" la perturbación causada en su estructura al ser empujada en un extremo no se transmite al otro extremo hasta que una onda transportadora se propaga a lo largo de su longitud entera.

En un campo gravitatorio estático congelado se requerirían dos mecanismos uno para curvar el espaciotiempo cuando el cuerpo fuente se aproxima y otro para anular la curva cuando el cuerpo fuente se aleja. Esto es porque la curva esta congelada en el espaciotiempo, y no necesariamente recobra su condición original cuando la causa es removida. Además, no queda disponible ninguna causa para la realización de otro proceso.

Ignorando la razón de porque el cuerpo objetivo, inicialmente en reposo, es inducido a acelerarse a través de la curvatura del espaciotiempo congelado y la causa de como rápidamente recibe información actualizada acerca de la dirección correcta en que debe acelerarse para seguir tal curvatura; adicionalmente, la analogía con el espaciotiempo contenedor no explica como puede la gravedad actuar mucho más rápido que la luz.

El camino del Sol alrededor del baricentro(24) del sistema solar, inducido por las perturbaciones planetarias, causa excursiones sobre más de un millón de kilómetros, y el baricentro algunas veces se encuentra físicamente fuera del cuerpo del Sol.

El campo gravitatorio del Sol deberá continuamente actualizarse en todas las distancias al infinito. Seguramente, esta actualización requiere la propagación de agentes causales desde el Sol. Y como el Sol esta continuamente acelerando a sus objetivos gravitatorios, la regeneración del campo distante deberá igualmente ser un proceso continuo, que requiere propagarse.

La necesidad que el campo gravitatorio fluya es más clara si suponemos un agujero negro binario, con las dos estrellas colapsadas en órbitas elípticas una alrededor de la otra. En este caso tendremos que el campo creado por cada estrella deberá actualizarse continuamente por la cambiante contribución desde el campo en órbita de la otra estrella. ¿Cómo cada campo sabe que debe hacer si no existe comunicación con su cuerpo fuente oculta detrás del horizonte de eventos? Si la curvatura del espacio - tiempo en un punto cerca del agujero negro correspondiente a la primera estrella se vuelve cero ¿porque el agujero negro de la segunda estrella esta igualmente distante? ¿Qué hacer en cualquier punto no cero una vez el segundo agujero negro retrocede?

Si cada estrella, que actúa como fuente gravitatoria, es forzada a acelerarse, ¿cómo puede cada punto del campo, con una cierta curvatura, experimentar exactamente la misma aceleración como la fuente, haciendo que el campo entero (¿a infinito?) aparezca congelado y rígidamente unido al origen del respectivo agujero negro?.

Por el otro lado, las perturbaciones causadas por la otra estrella son diferentes en todo punto del otro campo, de tal manera, que cada punto de tal campo en el espaciotiempo experimentaría una aceleración diferente. Sin comunicación, ¿cómo puede el sistema entero permanecer intacto y coherente?. La conclusión para los relativistas einstenianos es la de que el campo gravitatorio es acausal y paradójico. Lo cual es insostenible.

Los campos gravitatorios deberán continuamente regenerarse de la misma manera como lo hace una caída de agua fluyente. Y por tanto deberán estar constituidos por entidades que se propagan ¿Cuál es la naturaleza de tales entidades?. ¿Cuál es su velocidad?. ¿De que esta hecho el espacio-tiempo?. ¿Se puede cuantizar el espacio - tiempo?. ¿Es posible cuantizar una curvatura?.

(24) El baricentro es el centro de gravedad. El baricentro del sistema solar es distinto al del Sol.

Oprima aquí, si usted desea volver a la tabla de CONTENIDO

1.5 La velocidad de la gravedad deberá ser mayor que la de la luz.

El agujero negro binario provee otra, demostración más directa acerca de que los cambios en los campos gravitacionales deben propagarse más rápido que la velocidad de la luz. Así últimamente, los relativistas einstenianos proponen que tales cambios, aunque referidos al proceso de radiación, es decir, al fenómeno de generación de la onda gravitatoria, parecerán actuar instantáneamente en el "campo cercano", pero eventualmente muestra su verdadero retardo igual a la velocidad de la luz en el "campo lejano"(25), que esta más allá de nuestra actual habilidad de observar.

Este comportamiento dual es para prevenir la necesidad lógica para que los cambios aparezcan como instantáneos incrementando las distancias, aún al infinito.Sin embargo, esto solamente previene ciertos tipos de paradojas.

Pero si nada puede escapar el evento de horizontes a causa de que nada puede propagarse más rápido que la luz, ¿Cómo hace la gravedad para existir fuera del agujero negro?. C�mo el par de agujeros negros del agujero binario pueden orbitar uno alrededor del otro?

La respuesta de los relativistas einstenianos es que el campo alrededor del agujero negro fue congelado previo al colapso de la estrella detrás del horizonte de eventos y permanecerá en ese estado por siempre, que como se mostró es imposible.

De tal manera, los campos gravitatorios aún estáticos deberán regenerarse através de entidades que se propagan a una alta velocidad mayor que la de la luz aunque no infinita, ya que en tal caso el fenómeno gravitatorio sería acausal. Esta es la verdadera velocidad de la gravedad.

Oprima aquí, si usted desea volver a la tabla de CONTENIDO

1.6 ¿Es el espacio - tiempo curvo?

Existe un indicio experimental en contra de la existencia de la curvatura del espacio - tiempo derivado de los viajes orbitales en torno a la Tierra.

Dos naves, puestas en la misma órbita, a cierta distancia una de la otra y conectadas por un cable, siguen una trayectoria en línea recta diferente de su camino orbital, contrario a lo que la analogía con el espaciotiempo contenedor implica para el movimiento de cuerpos sobre su superficie deformada.

Este hallazgo de la aeronáutica espacial no se comprende con la supuesta curvatura del espaciotiempo próximo a la Tierra.

Oprima aquí, si usted desea volver a la tabla de CONTENIDO

1.7 ¿Existe equivalencia entre masa y curvatura del espacio - tiempo?

Así últimamente, existe evidencia experimental obtenida a partir del interferómetro de neutrón(26) de la falla acerca del principio de equivalencia geométrica de la gravedad con la curvatura del espacio - tiempo(27). Los experimentos realizados con el interferómetro de neutrón confirman fuertemente el principio fundamental de la Relatividad de equivalencia, dentro de un lapso infinitesinal de una región local entre una aceleración uniforme y un campo gravitatorio(28), pero sus resultados son incompatibles con el principio de equivalencia débil geométrico(29), porque los efectos de interferencia en mecánica cuántica dependen de la masa, debido a que la naturaleza de la onda de neutrón depende del momento del neutrón, que es la masa del neutrón * su velocidad. Todo el fenómeno depende de la masa, a través de la longitud de onda, una característica intrínseca de la mecánica cuántica.

Este experimento socava el punto de vista puramente geométrico puesto que confirma la aplicabilidad de la mecánica cuántica aún en presencia de gravedad, incluyendo la referida dependencia no - geométrica de la masa.

(25) La división del campo gravitatorio en campo cercano y campo lejano proviene de la teoría de la electrodinámica de la cual se ha adoptado para el gravitatorio por la supuesta semejanza entre los campos gravitatorio y electromagnético. Esta semejanza se basa fundamentalmente en nuestro indudable conocimiento acerca de que las fuerzas gravitatoria y electromagnética son proporcionalmente inversas al cuadrado de la distancia y directas a los productos de las masas, si es la gravedad, o de las cargas, si es el electromagnetismo.

De la teoría electrodinámica se tiene que el campo electromagnético, generado por un potencial electrodinámico, o sea, cuando el potencial está constituido por fotones reales que son radiados por cargas en movimiento acelerado, se divide en dos regiones: la del campo cercano y la del campo lejano. A su vez la región del campo cercano se subdivide en el campo cercano reactivo y en el campo cercano radiactivo. De esta manera, el campo electrodinámico comprende el campo cercano reactivo, campo cercano radiactivo (conocido como región de fresnel) y el campo lejano llamado, también, región de fraunhofer. Estos tres campos no están separados abruptamente, sino que se mezclan dentro de sus límites. El campo cercano lo forman fotones virtuales-reales y el campo lejano lo componen fotones reales. Por tanto, la onda se radia plenamente formada y propaga en el campo lejano, pero se preforma y radia en ondas circulares en el campo cercano.

El campo cercano reactivo existe en todo espacio alrededor de una fuente de electricidad. Esta formado por campos eléctrico y magnético independientes, o sea, no mezclados. Estos campos son creados por reacción a una corriente de electricidad alterna dominante. Este campo existe muy cerradamente a la fuente, dentro de un radio menor que una longitud de la onda radiada. La potencia de la densidad de este campo crece hacia su límite con la región fresnel, pero decae rápidamente dentro de una distancia con un radio de unas pocas veces la longitud de la onda.

El campo cercano radiactivo, con respecto a la fuente, empieza aproximadamente a una longitud de la onda que es radiada. Este campo está formado por campos eléctrico y magnético, que se combinan para formar ondas circulares, con relación a la fuente. Estas ondas se propagan hacia fuera. La potencia de la densidad de este campo es más o menos constante. Esta región de fresnel es de preformación de la onda que se radia en la región de fraunhofer. Para el caso de los planetas este campo cercano se extiende dentro de un radio de miles de kilómetros.

El campo lejano, con respecto a la fuente, empieza a continuación de la región de fresnel, a una distancia que, según Charles Capss, se estima 3 veces la longitud de onda que es radiada. Este campo está formado de manera predominante por ondas planas, o sea, distribuciones localmente uniformes de la intensidad del campo eléctrico y de la intensidad del campo magnético, en planos transversales a la dirección de la propagación de la onda. La potencia de la densidad de este campo disminuye con el cuadrado de la distancia. Esta potencia es distribuída en una serie de máximos y mínimos, a la manera de una función seno.

La teoría sobre la gravitación post-einsteniana designa como campo cercano gravitatorio a la preformación del campo gravitatorio dinámico o de preformación de la onda gravitatoria, compuesto por gravitones virtuales-reales. El campo lejano gravitatorio o campo gravitatorio dinámico, compuesto de gravitones reales, es el campo de radiación de la onda de gravedad plenamente formada, predicha por Einstein, la cual se debe propagar sobre o dentro del cono de luz.

(26) Sistema experimental que suma, en un dispositivo de convergencia, las ondas de mínimo dos rayos de neutrón, generados desde direcciones distintas que viajan a través del vacío.

(27) ver Greenberger & Overhauser, 1980.

(28) Sin embargo, Patrick Bangert registra un experimento relativo a la forma de una gota de agua en un campo gravitatorio la que es elipsoide debido según la vertical a la diferencia de la fuerza sobre sus puntas y, en cambio redonda bajo la acción de una aceleración uniforme (ver su artículo: On the underlying principles of the main theories of the World: General Relativity and Quantum Theory. 19/11/95.

(29) Consiste en la equivalencia débil entre masa - energía y la curvatura del espacio tiempo.

Oprima aquí, si usted desea volver a la tabla de CONTENIDO

1.8 ¿Es posible pasar de las ecuaciones de la Relatividad General a las ecuaciones de Newton?

La gravedad Newtoniana se propaga con una velocidad infinita. ¿Cómo, entonces, puede la Relatividad General reducirse a la gravedad newtoniana en los campos débiles, o en bajas velocidades? La respuesta es que la conservación del momento angular(30) está implícita en el supuesto de la Relatividad General.

Sin embargo, como se ha visto, la velocidad finita de propagación y la conservación del momento angular son incompatibles. Por supuesto, la Relatividad General fue forzada a decir que la gravedad no es una fuerza(31) que se propaga en el sentido clásico, y que la aberración no aplica.

En la practica, la Relatividad General suprime la aberración a través de los llamados "potenciales retardados". En el electromagnetismo, éstos son llamados "potenciales Liénard-Wiechert"(32). Sin embargo, ninguna de las formas de los potenciales retardados dan la aberración, esto es el movimiento transversal entre la fuente y el objetivo de gravedad durante el tiempo de propagación de la luz que, según la relativistas einstenianos, equivale al tiempo de propagación de la gravedad.

El ignorar la aberración es lógicamente equivalente a adoptar una velocidad infinita de la propagación de la fuerza gravitatoria. Pero los relativistas einstenianos con los llamados "potenciales retardados" enfatizan en la densidad de la distribución del campo o en la distancia mutua existente entre la fuente y el objetivo gravitatorio, tomados como si correspondieran a la posición retardada de la fuente, de tal manera como si fuera adoptada una velocidad finita de propagación para la fuerza gravitatoria. Sin embargo, la aberración que es la principal consecuencia de una velocidad finita de propagación de la gravedad en la mayoría de las aplicaciones esta ausente de estos potenciales. Y ese mañoso truco entonces permite que la teoría de la Relatividad con "propagación de la gravedad a la velocidad de la luz" dizque equivale a la teoría newtoniana con su velocidad infinita de propagación de la fuerza gravitatoria en el campo débil y baja velocidad.

En realidad en corto cuando se comparan las ecuaciones de la gravedad tanto de la Relatividad General como de la newtoniana usan una velocidad infinita de la propagación de la fuerza gravitatoria con aberración igual a cero. En las ecuaciones de Newton, ese hecho es explícitamente reconocido ya que los términos de aberración no aparecen porque dan infinito en su denominador. En la Relatividad General, muchos esfuerzos se han realizado en disfrazar la continúa ausencia de aberración por incluir efectos en formas de retardo que son actualmente inobservables e ignoran la aberración.

(30) Es la cantidad que resulta de multiplicar la masa de un cuerpo en órbita por su velocidad de translación y el radio de su órbita.

(31) El paso de las ecuaciones de la Relatividad General a las ecuaciones de Newton sobre la gravedad conlleva la difícil complejidad conceptual involucrada entre dos teorías radicalmente opuestas, que no se resuelve con el simple problema técnico de conversión matemática entre estos dos diferentes sistemas de ecuaciones. Mientras que, en la Relatividad General la gravedad no es una fuerza para Newton si lo es. Luego, conceptualmente se requiere utilizar un puente entre ambas. Este es el de la onda gravitoria de Einstein que si es una fuerza y, en consecuencia, posee velocidad que sería c. Pero, ¿cuál es la relación entre la onda de gravedad y el fenómeno gravitatorio?. Según la Relatividad General nínguna, puesto que, por ejemplo, la traslación de los planetas alrededor del Sol se debe a la curvatura del espacio-tiempo, existente en este sistema. Nada, pues, tiene que hacer la onda de gravedad y su velocidad en la transición teórica entre las ecuaciones de la Relatividad General y las de Newton sobre la gravedad.

(32) En general, los retardos tienen que ver con la existencia de una fuerza transversal si se trata del fenómeno de aberración, la composición del medio y la distancia. En particular, el retardo de un potencial esta vinculado con la acción a distancia de una carga eléctrica sobre otra, con respecto a un punto de origen que sirve de referencia.

Las cargas eléctricas llenan el espacio circundante. Una carga en reposo ocupa el espacio con fotones virtuales, dentro de lo que se llama el potencial electrostático escalar. Una carga cuando se mueve con velocidad constante, tanto en dirección como en magnitud, o sea, cuando genera una corriente estacionaria, ocupa el espacio tridimensional con fotones virtuales, dentro de lo que se llama el potencial electrostático vectorial. Una carga en movimiento acelerado llena el espacio con radiación energía-momento, es decir, con fotones reales. Por tanto, los potenciales son la distribución dentro del espacio de la radiación de fotones por parte de una carga, por lo que se los ha conocido como distribución de la carga. No obstante, dentro del formalismo de la teoría electrodinámica el fenómeno de radiación sólo se reconoce para las cargas que producen fotones reales.

Al introducir Maxwell la llamada tiempo-dependencia se unificaron los potenciales electrostático escalar y vectorial en los potenciales electrodinámicos. Al introducir Lorentz la causalidad a los potenciales electrodinámicos, o sea, al explicar un potencial en una posición x, en un tiempo t en función al potencial en una posición x´ en un tiempo t´ tal que es anterior a t, se producen los potenciales retardados de Lorentz. Al expresar los potenciales electrodinámicos como cuatri-vectores en un continuo de Minkowski se generaron los potenciales de Liénard-Wiechert. Al expresar estos potenciales en la forma de los retardados de Lorentz se obtuvo los potenciales retardados de Liénard-Wiechert. Por tanto, estos potenciales son los generados por la radiación de una carga puntual, tal como el electrón o un núcleo atómico, en movimiento acelerado, sobre una línea del mundo, que progresivamente se propaga en el vacío con la velocidad c y ocupa, tetradimensionalmente, un espacio de Minkowski.

Oprima aquí, si usted desea volver a la tabla de CONTENIDO

1.9 Se impone considerar la explicación de la gravedad alternativa de la geométrica

La gran falla de la concepción geométrica sobre la gravedad al no poder explicar como la curvatura en el continuo 4-L puede acelerar los cuerpos, unida a la ruptura con el principio de causalidad y, adicionalmente, bajo la evidencia de los experimentos, antes referidos, que apuntan hacia la independencia entre curvatura y trayectoria en el movimiento de los cuerpos, así como entra la masa y la curvatura ha impuesto recurrir a la teoría del campo de índole material para reentender la gravedad.

Aquí es necesario distinguir entre el campo geométrico del espaciotiempo curvo de la teoría de la Relatividad General de Einstein y el campo material que como el electromagnético posee una composición cuántica.

Este paso también implica el paso a entender la fuerza gravitatoria entre dos cuerpos como el efecto material provocado por el cambio de momento mediado a través del campo gravitatorio que realiza la interacción entre ellos. Y no como la fuerza ficticia que resulta de la paulatina aproximación de los dos cuerpos al moverse dentro de las geódesicas de una variedad espaciotiempo curvo que convergen en un mismo punto.

¿Cómo una fuerza material se propaga?. La interpretación que se hace desde la teoría cuántica del campo sigue proveyendo la mejor respuesta. El cambio desde las ecuaciones del campo a las ecuaciones de movimiento es análogo a ir desde un potencial a una fuerza por tomar un gradiente. El proceso de "tomar un gradiente"(33) es único e inambiguo, solamente después de que se ha decidido si los campos distantes están de acuerdo con las direcciones instantáneas o por el contrario con las direcciones retardadas de sus fuentes. Esta elección tiene un efecto inmediato sobre la dirección de la fuerza resultante.

Desde hace 100 años se eligió la acción instantánea del campo gravitatorio como lo correcto de acuerdo con todas las observaciones disponibles. Sin embargo, actualmente dizque no esta mal decir que la acción instantánea de la gravedad es consistente con la propagación de la gravedad a la velocidad c. Pero, esta velocidad requiere considerar campos retardados y el manejo de las direcciones de los campos siendo estas direcciones muy importantes.

Los retardos por distancias o las distribuciones de materia no son importantes delante de los efectos de los retardos debido a las direcciones de las fuentes gravitatorias. En efecto, si se comparan los campos gravitatorio y electromagnético tendremos que: El Sol emite luz justo como emite gravedad. La luz forma un campo según el inverso del cuadrado de la distancia alrededor del Sol, exactamente como la gravedad lo hace.

Para el campo gravitatorio, la fuerza gravitacional es el gradiente del potencial gravitacional. Análoga para el campo de luz, la intensidad de la luz es el gradiente de la amplitud de la luz.

Para un observador en reposo se puede hacer un mapa uno a uno del potencial gravitatorio y la amplitud de la luz, o de la fuerza gravitatoria y la intensidad de la luz. Para un observador en movimiento, la diferencia de estos campos respecto al observador en reposo en cualquier lugar es un factor constante.

Pero, mientras que es conocida experimentalmente la velocidad de la luz para la gravedad no existe aún un experimento que haya medido su velocidad y su resultado cuente con la aceptación de la comunidad científica. No obstante, en septiembre de 2002, Sergei Kopeikin reclama haberla medido. En tanto, no se confirme ese experimento es válido considerar los dos escenarios que Tom designa escenario luz y escenario gravedad.

(33) Es decir, tomar una pendiente.

1.9.1 Escenario luz

La luz radiada por el Sol genera un campo cuya intensidad va desapareciendo con el inverso del cuadrado de la distancia a lo largo del radio desde la posición retardada del Sol, correspondiente al momento en que la luz fue emitida, hasta la posición de arribo a la Tierra, la cual es posterior a la posición retardada de la Tierra coincidente con dicha emisión, debido a que el campo de luz se propaga con la velocidad c, tal fenómeno es conocido como retardo de tránsito(34).

Esa dirección del campo, tomada desde el Sol para un observador en la Tierra, es realmente diferente en el espacio que la dirección del campo que vería un observador en una órbita en reposo con respecto al Sol y no una ilusión óptica, ya que para el observador en la Tierra se aplica el fenómeno de aberración mientras que el hipotético observador en reposo detectaría al Sol en una dirección en el espacio coincidente con su posición instantánea.

Para el observador, desde de la Tierra que órbita el Sol, el gradiente de la amplitud del campo de luz, apunta hacia la posición del Sol retardada y no hacia su posición instantánea correspondiente al arribo de la luz a la Tierra. La imagen del Sol que llega a la Tierra no solamente luce estar en un diferente lugar entre las estrellas respecto a su posición instantánea, sino que el momento transferido a la Tierra a través de la presión de la luz del Sol, es decir, la fuerza de la presión de la radiación, actúa a lo largo del radio desde la posición retardada del Sol, y no del radio desde la verdadera posición del Sol.

Este es el bien conocido efecto "Poynting-Robertson " tan débil para mover los planetas pero muy efectivo sobre las partículas del tamaño del polvo y los satélites artificiales.

(34) El retardo de tránsito, según el registro efectuado desde un astro fuente, considerado en reposo, es el ángulo con centro en la fuente y comprendido entre la posición retardada del astro objetivo en el momento en que el astro fuente genera algún tipo de fuerza, y la posición real en la cual dicha fuerza alcanza el objetivo, el que es considerado en movimiento.

1.9.2 Escenario gravedad

Si la gravedad se propagara instantáneamente, entonces un observador en la Tierra detectaría ese campo instantáneamente. Si en cambio fuera, la combinación de una velocidad finita tanto de propagación del campo gravitatorio como del movimiento del observador el resultado sería que el campo aparecería retardado para dicho observador. Particularmente, análogo al escenario luz, si la gravedad se propagara con la velocidad c, el gradiente del potencial del campo gravitacional, tal como lo vería un observador en la Tierra, apuntaría hacia la posición retardada del Sol exactamente coincidente con la del momento de emisión de la luz, que sería también el momento de emisión de la gravedad y, por lo tanto, la gravedad debería presentar la misma aberración de la de la luz.

Siempre que la gravedad se propague, desde la fuente hasta el objetivo, con una velocidad finita deberá presentar aberración transversal y producir un efecto similar al de "Poynting-Robertson ".

Sin embargo, la Relatividad General de Einstein ignora la aberración transversal de la gravedad, que es el principal efecto del retardo, lo cual es el equivalente lógico de adoptar en esta teoría la propagación instantánea del campo gravitacional tal como lo hace Maxwell para el caso del electromagnetismo, aunque, en ambos se declare que la gravedad y la luz tienen la velocidad c.

1.9.3 La gravedad no equivale a la luz

El paralelismo que se hace entre el escenario de la luz y el escenario de la gravedad, en realidad enlaza dos fenómenos que no tienen una naturaleza similar, puesto que la luz es la manifestación del fenómeno dinámico del campo electromagnético, compuesto por el fotón real-onda, mientras que la gravedad, que produce la translación de los planetas, es la manifestación del fenómeno del potencial gravitatorio estático, que genera el campo gravitatorio estático, compuesto de gravitones virtuales. Pero ambos campos están compuestos de partículas y si su velocidad es c deben producir el mismo efecto de aberración. El hecho que los físicos del siglo XIX eliminaran la acción a distancia de Newton al introducir el campo, que no es más que el medio que pone en contacto a un distante cuerpo con otro, no implica que el cuerpo distante no se comunique con otro mediante una cierta velocidad. Tom ha ilustrado, también, este concepto con la comunicación entre los extremos de una barra de acero que necesariamente se realiza a través de la propagación de una onda.

Lo fundamental es que el concepto intuitivo del autor acerca de que la gravedad posee una velocidad mayor que c, sigue siendo válido. Este concepto esta basado en la ley que establece que cuando una partícula es menos inercial que otra posee una mayor velocidad. Como el gravitón es menos inercial, es decir, ofrece menor resistencia a moverse, que el fotón deberá el gravitón poseer una velocidad mayor que el fotón. Esta ley el autor la descubrió y formuló en 1969. De acuerdo con esta ley la partícula que más tienda ha desvanecerse deberá poseer la velocidad mayor en la naturaleza. Esta partícula puede ser el gravitón muchísimo más pequeño que el fotón. Pero, si existe una partícula casi cero tendrá una velocidad casi infinita.

En consecuencia el anterior análisis de Tom Van Flandern, a juicio del autor, es totalmente aceptable como una aproximación magistral a la elaboración de una solución lógica y físicamente válida de este complejo tema. La razón es la de que si bien el campo gravitatorio estático no transporta gravitones reales en cambio transporta gravitones virtuales. Por tanto, el fenómeno de aberración que señala Tom debería existir como consecuencia de una velocidad finita de los gravitones virtuales. Esto causaría la fuerza transversal, que señala Tom, sobre los astros en translación alrededor del baricentro solar. (Diciembre 18 de 2003)

El punto de vista de Tom es el de que la gravedad definitivamente es un fenómeno dinámico, sin que importe si es virtual o real, con los argumentos de que, en general, el campo gravitatorio se actualiza instante a instante en todas las distancias al infinito y en, particular, de que el Sol se traslada alrededor del baricentro del sistema solar, lo cual produce que el Sol no este en reposo con respecto de los planetas. Tom asegura que tal actualización de ocurrir con una velocidad finita haría imposible la conservación del momento angular, lo que causaría el efecto de aberración gravitatoria en las orbitas de los cuerpos celestes alrededor de otros. Dicha aberración esta comprobado que no existe. (Diciembre 24/2002).

Oprima aquí, si usted desea volver a la tabla de CONTENIDO

1.10 La réplica de los relativistas

El Dr. Steve Carlip, un prestigioso físico y científico estadounidense, especialista en teoría de campos, asume por parte de la corriente mayoritaria mundial de científicos relativistas einstenianos, la crítica a la teoría de la existencia del fenómeno de aberración en la transmisión de la gravedad entre el Sol y los planetas, si la misma ocurre con la velocidad c, el cual rechaza con base en que éste es un fenómeno del potencial gravitatorio estático, en el que no hay radiación entre los cuerpos enlazados dentro de una relación gravitatoria, de la misma manera como no existe radiación en la transmisión de la fuerza eléctrica o magnética entre cargas eléctricas en reposo o en movimiento rectilíneo uniforme. Por tanto, el gradiente del potencial gravitatorio, en cualquier punto del campo gravitatorio del sistema solar, apunta a la posición real del Sol, porque el potencial se concibe estático congelado.

Esta bien sustentada crítica de Carlip no obstante no agrega una cosa nueva a la concepción einsteniana acerca de la gravedad. En última instancia esta crítica se basa en los principios de la Relatividad General de equivalencia entre un sistema gravitatorio local y uno inercial y entre un sistema gravitatorio local y uno acelerado uniforme, dentro de lapsos infinitesimales, que precisamente han constituido el núcleo de desacuerdo crucial entre las teorías de la Relatividad General y la cuántica, a causa que al incorporar tales equivalencias a la mecánica cuántica se niega la realidad de todas las partículas fundamentales, como consecuencia de que la realidad de los gravitones queda dependiente del observador, de un determinado sistema de referencia, perdiendo así el gravitón su carácter objetivo. El autor lo había planteado en 1969 cuando formuló su teoría sobre la velocidad de la gravedad mayor que c.

La física clásica no entendió que la fuerza gravitatoria es sólo un caso particular de la fuerza en general y por tanto necesariamente la masa gravitacional equivale a la masa inercial, en cuanto ambas masas resultan del cociente entre la fuerza aplicada a un cuerpo y la aceleración provocada en su estado relativo de movimiento y no una simple casualidad. Si de acuerdo con Newton la masa inercial = fuerza / aceleración y la masa gravitacional = fuerza gravitacional / aceleración gravitacional entonces ¿Porqué ambas masas calculadas con igual fórmula podrían resultar distintas?. Salvo que la gravedad no fuera una fuerza. Tampoco se entiende como esta equivalencia se considere como un profundo y significativo hecho de la física del mundo y sirva precisamente para que la Relatividad General la formule como el principio fuerte de equivalencia, las ecuaciones del campo de Einstein son su personificación y Einstein afirme que la gravedad no es una fuerza sino el efecto geométrico del espaciotiempo. Tal aseveración se basa en la expresión usada por Einstein de masa inercial * aceleración = masa gravitacional * intensidad del campo gravitacional, que debido a la igualdad entre ambas masas permite deducir aceleración = intensidad del campo gravitacional, y según Einstein significa que la aceleración gravitacional es propiedad del espaciotiempo, resultado matemático y no ontológico puesto que tanto la masa como la fuerza siguen físicamente presentes. La masa esta presente tanto porque es el objeto de la aceleración como, también, de acuerdo con Einstein, la masa es la fuente de esa contradictoria “intensidad del campo gravitacional” siempre que este campo es para él geometría del espaciotiempo. Y la fuerza esta presente puesto que es la causa de la aceleración y que la magnitud de la masa no intervenga en ella. Seguro fue por esta exasperante razón ontológica que a Einstein le resulto pedante, la conclusión, esa sí llena de significado, de un físico que: “La aceleración de la caída de un cuerpo aumenta proporcionalmente a su masa de gravitación y disminuye en igual proporción a su masa de inercia”, precisamente el fundamento que la aceleración gravitacional es la misma para todo cuerpo con independencia de la magnitud de su masa pero no de la existencia de la masa ni, tampoco de la fuerza, puesto que es precisamente la acción simultánea de la misma fuerza gravitacional, en cualidad y magnitud, aunque con efectos opuestos, de un determinado campo gravitacional, sobre las masas inercial y gravitacional de un cuerpo que produce la mutua anulación de estas masas en su aceleración gravitacional. El autor descubre que esta presencia ontológica de la masa y de la fuerza en el fenómeno físico de la gravedad es manifiesta cuando la caída libre finaliza por el encuentro del cuerpo que cae, por ejemplo, con la superficie de la tierra. Entonces se produce la fuerza de reacción que, de acuerdo con la tercera ley de Newton, la superficie de la Tierra ejerce sobre el cuerpo, a la fuerza que el cuerpo ejerce sobre la superficie conocida como el peso del cuerpo. El peso indiscutiblemente es una fuerza puesto que produce una fuerza de reacción, que precisamente permite determinar la equivalencia entre las masas inercial y gravitacional de un cuerpo, expresamente determina que la gravedad es una fuerza y no una propiedad geométrica del espaciotiempo. En general, el autor asimismo descubre el reposo relativo como el estado mecánico natural de los cuerpos (aunque tal estado físicamente puede nunca existir) puesto que en sistemas inerciales cuando se produce la interrupción del movimiento relativo lineal uniforme se genera una fuerza de reacción, equivalente al peso aunque de origen inercial y no gravitatorio, que puede restablecer el estado de reposo relativo del cuerpo o cambiar su trayectoria. Este hecho implica que una fuerza previa, en un tiempo pasado, actuó sobre el cuerpo y cambio su estado de reposo relativo al de movimiento relativo rectilíneo uniforme con relación a otro. También, que aún si el espaciotiempo se curva se requiere de una fuerza que provoque la caída libre. En este caso la conservación de la inercia de los cuerpos explicaría solo su trayectoria dentro de las geodesias acordes con la curvatura del espaciotiempo, de una determinada región local, pero no el movimiento relativo mismo. El error que comete la Relatividad General es suponer que la inercia de un cuerpo en un espaciotiempo de Lorentz lo anima del movimiento de caída libre. Este error no proviene de la física clásica puesto que un cuerpo en un espaciotiempo de Galilei mantendrá inercialmente su estado de reposo relativo o movimiento relativo rectilíneo uniforme. Este error es genuino de Einstein. El autor introduce un escenario alternativo por lo menos complementario al de la Relatividad General en el cual las geodesias en el espaciotiempo de Lorentz determinarían que la fuerza gravitatoria que provoca la caída libre de los cuerpos, en presencia de un campo gravitatorio, es una fuerza atractiva. Así la gravedad resultaría, si se conserva parcialmente la Relatividad General, del espaciotiempo que explicaría la atracción y de una fuerza de interacción que explicaría el movimiento de caída libre.

El autor, también, observa que las órbitas de los planetas del sistema solar no son circulares sino elípticas, es decir, no es cierto que los planetas se trasladen alrededor del Sol animados de movimiento acelerado uniforme con respecto a éste. En consecuencia, el autor pregunta ¿Cómo se puede aplicar el modelo de la Relatividad General al sistema solar?. Los relativistas einstenianos dirán que estas órbitas elípticas más alla del movimiento circular lo que causan son ondas de gravedad. El problema real es el de ¿cómo un modelo de gravedad, basado en la ley de la inercia en su formulación general para espaciotiempos curvos, admite la no conservación del movimiento acelerado uniforme, del movimiento de los planetas en órbitas elípticas? Kepler y Newton descubrieron que la existencia de una aceleración inversamente proporcional al cuadrado de la distancia causa las órbitas elípticas de los planetas en su movimiento de traslación alrededor del Sol. Lo que el autor quiere destacar es el problema que subyace en la Relatividad General en su concepción de la gravedad como el movimiento de "caída libre" equivalente al movimiento uniformemente acelerado y su aplicación en la explicación de la mecánica celeste solar. Los planetas recorren sus órbitas alrededor del Sol animados de una aceleración no uniforme y el modelo de la Relatividad General descansa en la aceleración uniforme. Aunque, es cierto que en la solución de Schwarzchild, para el campo gravitatorio esférico simétrico estático de una estrella, de las ecuaciones del campo de Einstein, las órbitas de los planetas son circulares pero sólo en el límite newtoniano. Y que en general las elipses son geometricamente una de las soluciones que existen de las trayectorias dentro de cónicas. Además, que la Relatividad General hace universal la equivalencia entre todos los sistemas de movimiento extendiéndolo a los movimientos acelerados no uniformes. Pero, que causa física hace, que en el paso entre el lapso infinitesimal al local, la aceleración deja de ser uniforme?. Porqué, con el tiempo en el espacio tridimensional los cuerpos celestes están cambiando su momento orbital?. Obviamente, porque está obrando una fuerza.

El autor encuentra que, como sucede en nuestro sistema solar, las orbitas de los astros, con respecto a otros, son generalmente elípticas y que, en realidad, solo en condiciones limites son circulares. En consecuencia, de acuerdo con la Relatividad General se requiere introducir otra causa complementaria a la curvatura del espaciotiempo Tal causa sería alguna clase de fuerza de interacción. Por tanto, la Relatividad General en si misma es insuficiente y, por lo menos, requiere se complemente con una teoría cuántica de la gravedad. Esto constituye una evidencia en contra de que la gravedad se explique a partir del límite geométrico de los espacios curvos.

Tom Van Flandern en la formulación de su teoría sobre la velocidad de la gravedad mayor que c, asume la teoría cuántica de la gravedad, como la consecuencia de su demostración de que la teoría de la Relatividad General viola el principio de causalidad. Por otra parte, también, es cierto que en la traslación de los planetas alrededor del Sol se debería producir el efecto de aberración precisamente debido a que las órbitas son elípticas, cuestión que el autor trató en su obra "La Gravedad" de 1996.

Puesto que dicha aberración no se detecta la velocidad de la gravedad debe superar c, lo cual es físicamente posible por que el gravitón virtual no posee masa de acuerdo al cuarto momento. Tampoco, el gravitón real posee masa. Pero es claro que me estoy refiriendo a la teoría de que el fenómeno del campo gravitatorio estático, responsable del fenómeno de la gravitación Universal, es producido por el intercambio de los gravitones virtuales, entre los cuerpos interactuantes dentro una relación gravitatoria, entre dos o más cuerpos. Téngase muy en cuenta que son las partículas virtuales las que son las portadoras de las fuerzas en la teoría cuántica sobre los campos. Y que para Carlip el campo gravitatorio no es material sino geométrico. De tal manera, como puede rebatir Carlip, desde su punto de vista del campo gravitatorio estático puramente geométrico, la tesis de que se requiere de un enlace superluminal entre cuerpos interactuando a través de gravitones virtuales, para que no se presente el fenómeno de la aberración? Es que para Carlip no existe el gravitón virtual. Para Carlip lo que deberá existir son ondas gravitatorias ajenas al fenómeno mismo de la gravitación. Para Carlip tales ondas son la radiación cuadrupolar, fenómeno global del espaciotiempo y ajeno totalmente al enlace gravitatorio entre cuerpos. Téngase muy en cuenta, que una cosa es la emisión gravitatoria virtual de los cuerpos, requerida en la explicación de la gravedad como el fenómeno de la interacción entre cuerpos a través de gravitones virtuales y otra cosa muy distinta es la radiación de ondas gravitatorias considerada en la Relatividad General. Y que una cosa es la teoría cuántica de la gravedad como la interacción virtual o fuerza gravitatoria real entre cuerpos y otra cosa muy diferente es la teoría de la gravitación de la Relatividad General como el efecto del movimiento libre de fuerzas de los cuerpos dentro de geodésicas que convergen en un mismo punto en una variedad espaciotiempo curva cerrada. De esta manera, la teoría cuántica en que se soporta la medición de Tom Van Flandern no es la surgida a partir de la teoría General de la Relatividad cuando en está se introduce la radiación de las ondas gravitatorias y que conduce al gravitón real pero de origen geométrico. Tampoco, el hallazgo que hace Tom de la velocidad superluminal del gravitón virtual constituye una definitiva ruptura con la Relatividad Especial debido a que el campo gravitatorio estático no transporta energía que pueda detectarse directamente y en consecuencia esta velocidad superluminal no viola el límite máximo de c para tal transporte. Pero, constituye un avance crucial a favor de la verdadera teoría cuántica de la gravedad, surgida a mediados de 1960 y que el autor defiende desde entonces. En primer lugar por su resultado cuantitativo con relación a la velocidad del gravitón virtual y en primer lugar por su necesario rompimiento con la teoría de la Relatividad General respecto a su concepción geométrica del campo gravitatorio estático. No hay duda, que los hallazgos de Tom son científicamente de punta. (29 de junio de 2004).

Por estas razones, el rechazo que hace Carlip de la teoría de Tom, se resuelve finalmente en la autoridad con que cuenta, en la comunidad científica, la teoría General de la Relatividad delante de la teoría cuántica sobre la gravedad.

Esta autoridad es tan inverosímil que la física cuántica a costa de su integración con la Relatividad Especial sacrifica el carácter objetivo de la realidad, sujeta al principio de no localidad, por lo que la reconoce como un simple substrato, que sólo adquiere propiedades y determinación en virtud al observador y a la medición. Y en su pírrica integración con la Relatividad General, en bajas energías, ese pobre substrato, en que quedó relegada la realidad, se sacrifica aún más para que finalmente sea la forma geométrica sin contenido la que lo reemplace. (10 de enero de 2003).

El 24 de Enero de 1996, a nombre de FAQ, que hasta, 1994, cuando Matt Mc Irvin lo contradijo, sostuvó que la velocidad de las partículas virtuales no sobrepasaba c, sobre "How do Gravitons escape from a Black Hole?" los doctores Steve Carlip y Matthew P Wiener declararon: "We don't yet have a good quantum theory of gravity, and it's risky to predict what such a theory will look like. But we do have a good theory of quantum electrodynamics, so let's ask the same question for a charged black hole: how can a such an object attract or repel other charged objects if photons can't escape from the event horizon? The key point is that electromagnetic interactions (and gravity, if quantum gravity ends up looking like quantum electrodynamics) are mediated by the exchange of *virtual* particles. This allows a standard loophole: virtual particles can pretty much "do" whatever they like, including travelling faster than light, so long as they disappear before they violate the Heisenberg uncertainty principle." (How do Gravitons escape from a Black Hole?). Estamos de acuerdo, los fotones y gravitones virtuales viajan por encima de c. La contribución de estos dos grandes científicos, doctores Carlip y Wiener es grandiosa puesto que contundentemente dan en el blanco, al plantearlo para el fotón virtual, que ha diferencia del gravitón virtual, es una partícula virtual suficientemente aceptada a diferencia del gravitón virtual que aún es hipotética. Ellos no demuestran, ni aportan prueba sobre la velocidad superluminal del fotón virtual, por lo que, el autor saca la conclusión de que ellos se basaron en el descubrimiento experimental hecho por el Dr. Nimtz, en 1992, único antecedente, a esa fecha, conocido por la comunidad científica. Esta declaración de Carlip-Wiener permaneció desapercibida, hasta hace muy poco tiempo, hasta que se perdió la noción acerca de cuando fue dada, el autor en un principio estuvó confundido y trás monitoriar rigurosamente su origen encontró que adquiere relevancia a partir de 2010 y gracias a Joseph W. Lazio, quien a partir de 1995 colecciona los conceptos provenientes de FAQ, pudó determinar la fecha exactamente. Sin embargo, con el descubrimiento de que la velocidad del neutrino, partícula no virtual sino real, supera c hé podido encontrar el error en que estaba el 29 de junio de 2004, al afirmar que las partículas virtuales con velocidad superluminal no transportan energía. ¡Cómo que no¡. A través, de una cadena, en dirección al infinito, mediante los eslabones aniquilación-creación de partículas virtuales, ocurriendo en el vacío, los fotones virtuales y los gravitones virtuales pasan el lapso de incertidumbre (Esta cadena, en las palabras del doctor Tom Van Flandern es una onda o del doctor Nimtz es la onda evanescente o del doctor Walker es la preformación de la onda en el campo cercano). Por lo tanto, la energía como energía potencial de los campos estáticos fue transportada y, en consecuencia, representa información. Este feliz hallazgo es la consecuencia de mi hipótesis de que los neutrinos escapan de los agujeros negros, que propuse en el foro de DISQUS de Universe Today, del 17 de Noviembre de 2011 (Neutrinos Still Breaking Speed Limits. ). En el desarrollo de esta hipótesis que me propongo publicar, en la consulta bibliográfica, encontré las declaraciones de los doctores Carlip y Wiener del 1996. Esto es maravilloso (28 de noviembre de 2011).

Oprima aquí, si usted desea volver a la tabla de CONTENIDO

1.11 Cuál es la física de la onda de gravedad del espaciotiempo?

En la Relatividad General las ondas gravitacionales son ondulaciones del espaciotiempo que se esparcen en todas las direcciones y que pueden producir más gravedad.

El autor destaca el muy grave problema de la física de la onda del espaciotiempo ensimismo que sería la onda de gravedad de acuerdo a Einstein.

Tanto el movimiento de partículas como la propagación de la onda electromagnética ocurren dentro de un marco que es el espaciotiempo con dimensiones x,y,z,t.

Cuál es el marco de la onda de gravedad?. Cómo se puede hablar de onda? Velocidad? Momento? Impulso? Inercia?

Realmente la Relatividad General requiere se elabore una nueva teoría del conocimiento y dentro de su marco unas nuevas teorías físicas sobre cinemática y dinámica para poder definir los conceptos anteriores. Actualmente no existen tales teorías. Pero ha nadie le faltan porque no se habían formulado estos cuestionamientos.

El primer concepto que es necesario cambiar es el geométrico puesto que siempre la variación de n dimensiones genera n+1 dimensiones. Así la nulidimensión genera una dimensión, una dimensión genera dos dimensiones, dos dimensiones generan tres dimensiones, tres dimensiones generan cuatro dimensiones. Puesto que el espaciotiempo tiene cuatro dimensiones se requiere necesariamente que introducir un marco geométrico de cinco dimensiones para describir la onda de gravedad de Einstein.

Para ilustrar el problema geométrico de las ondas gravitacionales de Einstein un ejemplo son las ondas generadas por los terremotos en la curvatura de la Tierra. Los terremotos ocurren en tres dimensiones. Sus ondas asociadas en cuatro dimensiones y los cambios sobre la curvatura de la Tierra en tres dimensiones puesto que el continuo propio de la curvatura de la Tierra tiene las dimensiones de latitud, longitud, altitud. Pero las ondas de la curvatura de un objeto tridimensional como la Tierra ocurren en cuatro dimensiones. También permítanos suponer que si existieran habitantes inteligentes en tres dimensiones entonces ellos nunca explicarían el cambio en la curvatura de la Tierra puesto que ellos carecerían de la dimensión del tiempo. Pero ellos podrían medir los cambios en el tensor métrico provocados por las ondas del terremoto entre dos puntos geográficos, en continuos de 3-dimensiones, 2-dimensiones o 1-dimensión. Así, ellos podrían medir los cambios relativos en la métrica, por ejemplo, en los continuos con coordenadas de latitud, longitud, altitud o latitud, longitud o solamente longitud entre Berlín y Washington.

Realmente, a pesar que las ecuaciones de Einstein del campo gravitacional estático son no lineales ante la dificultad de extenderlas al campo gravitacional dinámico con fundamento en las consideraciones hechas por él en 1916 se ha elaborado una aproximación lineal que se aplica a la propagación de la onda gravitatoria en un espaciotiempo plano de Minkowski y en una segunda aproximación a campos gravitatorios débiles. Así, la Relatividad General remplaza la onda gravitacional por el cambio en la métrica del espaciotiempo plano en las coordenadas x,y al registrar el paso de la onda gravitacional. Si la onda gravitacional se considera viajando a lo largo del eje z, la métrica sólo sufre cambios en x, y coordenadas. Este es el efecto restringido de la onda gravitacional en la longitud del intervalo del espaciotiempo dado por ds2 = -c2 dt2 + dx2 + dy2 + dz2, tomando t, z fijos. Entonces se mide la oscilación en los ejes x,y de la localización relativa de dos masas de test. Pero, esto no mide la propagación de la onda gravitacional. Realmente, la Relatividad General mide en 4-dimensiones el efecto del fenómeno físico de la onda gravitacional que ocurriría en 5-dimensiones.

Otra consecuencia radical es la de que no es posible experimentalmente medir cualquier característica de la onda de gravedad puesto que desde cuatro dimensiones no se puede físicamente acceder la quinta dimensión.

Pero el mayor problema es el cambio conceptual de todas las categorías de la física de cuatro a cinco dimensiones y sus consecuencias filosóficas.

El orden metodológico sería primero elaborar una nueva concepción del mundo y luego una nueva concepción física de el mundo. Se requiere reunir a filósofos y físicos (17 de diciembre de 2005).

El autor tiene el trabajo "Gravitational waves in 5D" que ha sido recibido y aceptado por varios grupos de científicos en el mundo. Actualmente, este trabajo es examinado por los arbitros de estos grupos. (5 de abril de 2006).

Oprima aquí, si usted desea volver a la tabla de CONTENIDO

2 Lo que los experimentos dicen acerca de la velocidad de la gravedad

Tom realiza cuatro experimentos teóricos donde se prueba que la velocidad de la gravedad supera la velocidad de la luz.

El autor por su parte ha propuesto la realización de dos experimentos, uno sobre las mareas y el otro sobre las efemérides de los planetas, con el objeto de medir la velocidad de la gravedad. En las consideraciones previas a su realización en ambos el autor encontró que la velocidad de la gravedad necesariamente supera la velocidad de la luz.

Los seis experimentos son presentados en este numeral.

Los experimentos de Tom se basan en las consideraciones siguientes:

1. La luz del Sol presenta aberración como consecuencia de que gasta 8.3 minutos en arribar a la tierra. Por esta razón la verdadera posición del Sol se encuentra a 20 arco segundos al este de la posición en que lo vemos. Si la gravedad es una fuerza como el electromagnetismo que se originan simultáneamente en el Sol y se propagan a la Tierra supuestamente con la velocidad c deberían presentar la misma aberración(35).

2. El principal efecto de la aberración de la luz es generar una presión transversal medible sobre los satélites artificiales en órbita alrededor de la Tierra y sobre las partículas de polvo presentes en la atmósfera solar, reduciendo suavemente su velocidad orbital y haciéndolas describir una espiral. Este efecto es el de

Poynting-Robertson. Por lo tanto, la Gravedad y la luz producirían una aceleración similar sobre la Tierra, en un espacio de tres dimensiones, en la misma dirección, aunque en sentido contrario, ya que mientras la gravedad atrae la luz empuja a la Tierra. También, su magnitud sería diferente según una constante escalar. Por consiguiente, el comportamiento físico de la propagación de la luz y la gravedad sería el mismo, ya que ninguna característica relevante podría distinguir un campo del otro(36).

(35) A causa de que la aberración es igual a la velocidad de la órbita / velocidad de la propagación. En este caso la velocidad de la órbita del Sol respecto a la Tierra.

(36) El autor comparte con Tom Van Flander esta tesis. El autor enunció como uno de los fundamentos de su teoría sobre velocidades mayores que la velocidad de la luz, el principio filosófico de la diferencia cuantitativa significativa para que un fenómeno resulte cualitativamente diferente de otro, de tal manera la velocidad de la gravedad no puede ser la misma de la luz. Semanario Dominical de "El siglo". Febrero 1970.

Oprima aquí, si usted desea volver a la tabla de CONTENIDO

2.1 Gravedad no tiene aberración

Si la gravedad se propagará con la velocidad de la luz también produciría un efecto similar al de Poynting-Robertson. Esta fuerza repulsiva de la gravedad, sería .0001 de la fuerza radial del Sol.

Al actuar continua y tangencialmente sobre la Tierra, en 1200 años su efecto neto, descontando el atractivo de la gravitación, sería trasladar la órbita de la Tierra a una distancia doble.

Sin lugar a dudas las observaciones muestran que dicha fuerza no esta actuando, luego la gravedad respecto a la Tierra carece de aberración. Por este hecho Laplace en 1825 calculo como velocidad mínima de la gravedad, 108 c.

Oprima aquí, si usted desea volver a la tabla de CONTENIDO

2.2 Gravedad y luz no actúan en direcciones paralelas

Todo cuerpo que es sometido a una aceleración necesariamente cambia su vector momento cualquiera que sea la causa, ya bien esta sea electromagnética, gravitatoria u otra.

El vector del momento es el de la velocidad del portador, cuya dirección de viaje esta a lo largo del radio que va desde una fuente hasta su objetivo, en particular entre el Sol y la Tierra.

Debido a que necesariamente el momento está dirimido a lo largo de la dirección radial, no es posible que una parte del cambio del momento pueda ser aplicado en alguna otra dirección.

Específicamente, en el caso de la luz si los proyectiles son fotones y la fuerza es la presión de la radiación fotónica, el objetivo es empujado en la dirección en que arriban los fotones.

La única razón física para explicar la dirección efectiva diferente de la fuerza de un campo retardado respecto a la de otro campo retardado, es la de velocidades de propagación diferentes. En consecuencia si las velocidades de la gravedad y la luz fuera c sus fuerzas sobre la Tierra deberían actuar en direcciones paralelas. Pero, los experimentos contundentemente muestran que las aceleraciones resultantes del cuerpo, bajo la acción de las fuerzas de la gravedad y del electromagnetismo son aplicadas en diferentes direcciones, lo cual implica diferentes velocidades de propagación y esencialmente diferente naturaleza de estos fenómenos.

Y dado que en cualquier instante la aceleración de la Tierra, causada por la fuerza de la gravedad, apunta a la verdadera posición del Sol, mientras tanto los fotones que arriban a la tierra apuntan a la posición retardada del Sol correspondiente a 8.3 minutos antes, la velocidad de la gravedad deberá ser muchas veces la de la luz.

Esta es una nueva prueba acerca de la diferencia entre las velocidades de la luz y la gravedad, además, que la acción de la gravedad del Sol de acelerar la Tierra en su órbita, es instantánea por lo menos delante de ésta.

Oprima aquí, si usted desea volver a la tabla de CONTENIDO

2.3 Los eclipses solares

La diferencia entre las velocidades de la luz y la gravedad, también, se manifiesta en los eclipses Sol-Luna - Tierra.

El tiempo que gastaría la luz en presentar, a los observadores en la Tierra, la punta del cono de la intersección de la Luna sobre el Sol, conocido como eclipse óptico máximo, sería apenas de 1.3 segundo si la Luna estuviera fija, pero debido a su velocidad orbital de 1 km/s con respecto a la Tierra, se adiciona un lapso suficiente para comparar confiablemente, la velocidad de la luz con la de la gravedad.

El resultado es que el eclipse óptico máximo gasta por lo menos 20 veces más tiempo en comunicarse a la Tierra con relación al eclipse gravitatorio máximo, el cual es cuando las posiciones del Sol - Luna - Tierra se encuentran alineados sobre la recta trazada entre el Sol y la Tierra.

Sin embargo, se debe tener en cuenta que el registro visual del eclipse óptico máximo se anticipa en 38 segundos al gravitatorio máximo, debido a que en el eclipse óptico vemos una imagen de la posición retardada del Sol la cual es anterior a la posición que tiene el Sol en el momento del alineamiento Sol- Luna-Tierra(37).

La predicción del momento exacto en que ocurre el eclipse máximo gravitatorio, presenta una incertidumbre de +/-2.

Puesto que la transmisión de la gravedad entre el Sol y la tierra no presenta aberración medible, el tiempo máximo de propagación del efecto del eclipse gravitatorio máximo es hasta 2 segundos. Por su parte, el eclipse óptico máximo, transmitido con la velocidad c, gasta 40 segundos en verse en la Tierra. Luego los eclipses solares indican que la velocidad de la gravedad es mínimo 20 c.

Oprima aquí, si usted desea volver a la tabla de CONTENIDO

2.4 Las Pulsares binarias(38)

Tanto para las pulsares PSR1913+16 como para la PSR1534+12 las mediciones realizadas no arrojan aberración transversal durante la reciproca interacción gravitatoria(39), entre el par de estrellas(40), que componen cada pulsar, lo cual obliga a cada estrella, dentro del par, a orbitar elípticamente alrededor de la otra, debido a que sus masas son similares.

Cuando se toman los datos observados, para la pulsar PSR1534+12, de la posición, velocidad e incluso de la aceleración de cada estrella se encuentra que su interacción gravitatoria ocurre en mucho menos que el tiempo - luz entre ellas.

De acuerdo con la anticipación observada del efecto gravitatorio delante del de luz se establece como valor mínimo de la velocidad de la gravedad, 2800 C.

Oprima aquí, si usted desea volver a la tabla de CONTENIDO

2.5 Las mareas

Bajo la hipótesis según la cual la gravedad es un fenómeno cuántico similar al electromagnético, el autor estableció que en las ecuaciones, utilizadas para describir las mareas y hacer las predicciones acerca de su ocurrencia, no incluyen el retardo debido a la propagación de la gravedad, no obstante que algunas de las armónicas componentes de la onda de marea son de origen solar y, por lo tanto, deben recorrer una distancia significativa.

No obstante, los resultados de las ecuaciones son altamente coincidentes con las observaciones, luego se debe aplicar la suposición implícita en las ecuaciones de una velocidad de propagación infinita de la gravedad entre el Sol y la Tierra(41).

(37) Este desfase es bien conocido por los pilotos de aviones bombarderos. Cuando ellos lanzan una bomba lo hacen atrás del objetivo, de tal manera que la bomba alcance al objetivo en el momento de tocar tierra. Astronómicamente es el efecto de retardo de tránsito

(38) Par de estrellas de neutrón que orbitan rápida y recíprocamente una alrededor de la otra.

(39) Esta acción es debida al campo gravitatorio, creado por cada par y a sus variaciones.

(40) El par de estrellas gira alrededor de su centro común de masas.

(41) Ver: Propuesta para la realización de un experimento que sirva para medir la velocidad de propagación de la gravitación. Alfonso León Guillén Gómez. Santafé de Bogotá. 1993.

Oprima aquí, si usted desea volver a la tabla de CONTENIDO

2.6 Las efemérides

También, el autor encontró que el cálculo de las efemérides de los planetas del sistema Solar con el procedimiento DE200/LE200, estándar que cuenta con la mayor aceptación mundial, construido en el Jet Propulsion Laboratory en 1980, no incluye la velocidad de propagación de la gravedad(42), no obstante que es la herramienta mejor construida con la cual se logra la mayor precisión hoy día posible. Las diferencias entre las predicciones y los valores observados son menores de un arco segundo.

Este procedimiento incluye la no linearilidad en la superposición de la gravedad del Sol y los planetas y la curvatura del espacio producida por la masa de todos los componentes del sistema conocida como métrica para n-cuerpos post newtoniana(43).

El autor propuso que el factor debido a la propagación de la gravedad podría enmascararse en las constantes de corrección de fase que se usan para hacer coincidir las efemérides con las observaciones.

Dichas constantes se han fijado empíricamente y la astronomía de posición carece de una explicación satisfactoria acerca de las mismas; se cree pueden provenir de la diferencia de irradiación debida a la variación de iluminación de los planetas y satélites de acuerdo con su distancia del Sol.

Para la mayoría de las aplicaciones de la Astronomía de Posición son suficientes las estimaciones hechas con las fórmulas de Kepler, sin embargo, estás estimaciones son las que arrojan el mayor error delante de cualquier otro método. Pero, las desviaciones entre las estimaciones keplerianas y las observaciones son menores respecto de la diferencia que resulta de no incluir el retardo debido a la velocidad de propagación de la gravedad si esta velocidad fuera c.

Adicionalmente, bajo el supuesto de que las constantes de corrección de fase corresponden totalmente al factor de retardo causado por la propagación de la gravedad, debido a que son valores residuales dentro de todo el proceso de ajuste que comprende DE200/LE200, el autor sacó la conclusión de que la velocidad de la gravedad supera enormemente la velocidad de la luz(44).

Oprima aquí, si usted desea volver a la tabla de CONTENIDO

2.7 La velocidad de la gravedad que estima Tom Van Flandern.

Tom Van Flandern realizó la estimación de la velocidad de propagación del momento de origen gravitatorio, transmitido entre la pulsar binaria PSR1534+12 y la Tierra. Este momento lo transportan las entidades componentes del campo gravitatorio y no se refiere a la velocidad de propagación de cambios ocurridos en este campo. Por tanto, el autor entiende que Tom cálculo la velocidad de los gravitones virtuales.

2.7.1 La velocidad de la gravedad según Einstein

Einstein consideró la existencia de ondas de gravedad en analogía con las ondas electromagnéticas que son producidas por la aceleración de una carga eléctrica, aunque, en el caso de la gravedad sus ondas serían generadas por las aceleraciones no uniformes mutuamente inducidas entre los cuerpos fuente y objetivo, que intervienen en una interacción gravitatoria. Este sería el caso de la traslación elíptica de los planetas alrededor del Sol. ¿Qué causa estas aceleraciones no uniformes?.

Estas aceleraciones no uniformes se cree perturban el continuo 4-L pero muy débilmente, tanto que de acuerdo con los cálculos de la Relatividad General ni siquiera las ondas gravitatorias producidas por la explosión asimétrica de una supernova, son capaces de acelerar en un nivel detectable a cualquier otro astro. En este caso, la aceleración no uniforme que sufre la supernova, sobre su movimiento de traslación, es causada por su estallido. Es decir, por un fenómeno ensímismo ajeno al fenómeno gravitatorio.

La emisión de estas ondas gravitatorias causaría cierta perdida del momento angular orbital medible para las pulsares binarias.

En efecto para la P5R1913+16 se observa el decaimiento leve de la órbita de acuerdo con la predicción einsteniana acerca de tal emisión gravitatoria, lo que constituye la única prueba indirecta acerca de su existencia.

La velocidad de propagación de estas ondas gravitatorias, predichas por Einstein, sería c, la cual cuenta con el aval de los científicos, quienes incluso calculan puede ser un poco menor. El doctor Helmut Rechenberg, del Instituto Max Planck, en Munich, Alemania, quien ha sido director del CERN, así lo manifestó al autor en agosto de 2000.

Estas ondas y su velocidad se espera se establezcan, en un futuro próximo, en los proyectos sobre la superficie de la Tierra: LIGO, de USA, GEO, de Alemania, VIRGO, de Italia-Francia o TAMA del Japón. Y en el proyecto en órbita LISA de USA.

2.7.2 El experimento de Sergei Kopeikin

Sin embargo, de acuerdo con el experimento de radio-interferometría intercontinental, que combinó varios radiotelescopios sobre una vasta distancia a fin de obtener una imagen en conjunto, realizado, el 8 de septiembre de 2002, por el equipo de astrónomos dirigido por Sergei Kopeikin, de la universidad de Missouri, en Columbia, y Edward Fomalont, un radioastrónomo del National Radio Astronomy Observatory (NRAO) dicha velocidad sería de 1.06c, con un error entre el 10% y hasta el 20%.

Este dato, fue presentado por Kopeikin y Fomalont, durante la primera semana de enero del 2003, en la reunión anual de la Sociedad de Astronomía de Estados Unidos, que se realizó en Seattle, USA.

En la técnica de radio-interferometría, llamada VLBI (Very Long Baseline Interferometry), se combinan dos o más radiotelescopios para establecer la dirección de origen de un rayo de radio a partir de la diferencia de tiempos de llegada de los rayos de la onda electromagnética a cada uno de los radiotelescopios, componentes de la red establecida para un experimento determinado. Una radio onda emitida por una fuente viaja en el espacio formando un frente esférico que se expande alrededor del emisor. El frente de onda al expandirse se mueve en dirección radial lejos del emisor. Los rayos de la onda electromagnética al pasar en la vencindad del astro, cuyo potencial gravitatorio produce su deflexión, sufre retardos. Para el caso del Sol o de una estrella es mínimo el retardo del rayo que pasa más alejado y máximo el del rayo que pasa más cerrado a tal astro. Para el caso de los planetas es máximo el retardo del rayo que pasa más alejado y mínimo el del rayo que pasa más cerrado a tal astro. Entre estos extremos el retardo de un rayo es inverso o directamente proporcional a su distancia respecto del astro que causa la deflexión. Todos los rayos, una vez que ocurre su deflexión, continuan paralelos y alcanzan los radioteléscopios en diferentes instantes ligeramente distanciados. La fijación de la dirección de un rayo es mayormente exacta en función a la distancia entre los radiotelescopios, por lo que se usan radiotelescopios distantes dentro de la escala intercontinental. Esta VLBI permite medir la separación angular de dos quásares lejanos con un error menor a 0.1 milisegundos de arco. La VLBI ha sido utilizada para detectar la deflexión de rayos de radio de fuentes extragalácticas en los campos gravitatorios del Sol y de Júpiter. En el caso del Sol la deflexión coincide con el valor predicho por la Relatividad General dentro de un margen de error de 0.1%. Pero, téngase muy en cuenta esta altísima precisión se refiere al valor de la deflexión. La VLBI es la tecnología actual que permite medir con la mayor exactitud posible el valor de la deflexión que sufren las ondas electromagnéticas, sujetas a los campos gravitatorios, de acuerdo con la teoría de la Relatividad de Einstein.

El experimento de Kopeikin-Fomalont consistió en medir la distancia angular entre quásares, astros que producen radio ondas y son de apariencia estelar de gran luminosidad y situados en galaxias distantes, durante la alineación visual del 8 de septiembre de 2002 entre el planeta Júpiter y uno de esos quásares, llamado J0842+1835. Esta alineación ocurre una vez cada década. Para este experimento se usó una red compuesta por el VLBA (Very Large Baseline Array), del grupo NRAO, que son 10 radiotelescopios de 25m, localizados en los Estados Unidos, que cubren desde Hawai hasta las Islas Vírgenes y el radiotelescopio de 100m del Instituto para Radioastronomia "Max Planck", ubicado en Effelberg (Alemania).

La hipótesis formulada por Kopeikin, quien fue el autor del diseño del experimento, es que la gravedad de Júpiter debe causar un ínfimo desplazamiento de la posición en el cielo del quásar de referencia. Este fenómeno es conocido como la deflexión de las ondas electromagnéticas por la gravedad. Einstein explicó la deflexión como causada por el cambio de la trayectoria rectilínea de un rayo electromagnético al pasar del continuo espaciotiempo cuasi plano, que existe cuando la densidad de las distribuciones de masa-energía tienden a cero, al espaciotiempo curvo creado, por ejemplo, por un astro de una gran masa como la del Sol. Esta deflexión del rayo electromagnético, al seguir cerradamente la curvatura del espacio-tiempo, presenta alterada la posición verdadera de la fuente, según la dirección donde el rayo se originó con respecto al astro que provoca la deflexión.

La amplitud de ese desplazamiento, debe manifestarse en forma de una ligera deformación de las ondas de radio que emanaban del quásar, y debe depender de la velocidad de propagación de la gravedad. Dice el doctor Kopeikin: "Si la velocidad de la gravedad fuera infinita el quásar aparecería circular en el cielo al paso de Júpiter. Pero, si la velocidad de la gravedad es finita el quásar deberá aparecer elíptico". Para, efectuar este cálculo Kopeikin reescribió las ecuaciones de la Relatividad General, concernientes a la deflexión, de tal modo que se formulan en los términos de masa y velocidad de los cuerpos celestes y de la velocidad de la gravedad.

De tal manera, Kopeikin en última instancia generó un modelo del campo gravitatorio que no es el de la Relatividad General, en cuanto éste como tal no transmite una fuerza ni, por tanto, posee velocidad. El campo gravitatorio einsteniano es precisamente la ausencia de fuerza y en los términos de Tom corresponde al modelo de gravedad estático congelado. Las mediciones realizadas en el pasado de la deflexión por parte del Sol se refieren al efecto del campo gravitatorio estático, o sea, del potencial gravitatorio sobre una onda electromagnética, esto es, al efecto de la curvatura del espacio-tiempo, que en su cercanía causa un cuerpo esférico, sobre el rayo electromagnético que inercialmente sigue tal curvatura. Este efecto también produce un retardo del rayo electromagnético delante a cuando su trayectoria es rectilínea, el cual para radio ondas es conocido como retardo de Shapiro, y consiste, en general, que cuanto mayor es la curvatura del espacio-tiempo, de una región determinada del Universo, los rayos que la crucen gastan un mayor tiempo en aparecer ante un observador colocado en la lejanía. O sea, de acuerdo con Shapiro los pulsos de las corrientes de radiación electromagnética sufren un retardo directamente proporcional al valor de la curvatura del espaciotiempo de la región del Universo que atraviecen.

Kopeikin sostiene que en el fenómeno de deflexión no sólo se produce el retardo de Shapiro sino que adicionalmente existe el retardo debido al valor finito de la velocidad de la gravedad. Kopeikin, quien usa el mismo modelo de Einstein del campo gravitatorio esférico simétrico estático, asegura que el fenómeno de la deflexión no sólo lo produce la curvatura del espaciotiempo sino adicionalmente existe el efecto de la fuerza que es consecuencia de la propagación de la gravedad con una velocidad finita. La existencia de esta fuerza Kopeikin anota fue probada por J. H. Taylor en 1994, un año después de que Taylor ganó el premio Nobel de física por sus brillantísimas investigaciones sobre pulsares binarias. Taylor encontró la existencia de una fuerza que puede ser la generada en el campo cercano radiactivo de la gravedad. Tal fuerza no es la que Tom Van Flandern sostiene debería hacer inestable el sistema orbital solar si la fuerza de gravedad se propagará con una velocidad finita, debido a que la fuerza de Kopeikin se origina en la preformación de la onda gravitatoria y la de Tom se refiere al ausente fenómeno de aberración de la gravedad. Si Kopeikin aceptará esta fuerza como la que define Tom, es decir, ocasionada por velocidad finita de la transmisión de los gravitones virtuales, Kopeikin tendría que aceptar que la gravedad se transmite con una velocidad superluminal. De tal manera, Kopeikin reformuló las ecuaciones de la Relatividad General agregando al retardo de Shapiro el retardo antes referido. Esta reformulación le permitió a Kopeikin diseñar el experimento en mención, muy similar al que, en 1919, permitió comprobar la predicción de Einstein del curvamiento que sufre un rayo de luz proveniente de una estrella por la gravedad del Sol, aunque en este caso la estrella se reemplazó por un quásar, el Sol por Júpiter y el rayo de luz por un rayo de radio ondas. Y su objetivo no fue el de establecer el curvamiento que sufre el rayo de radio ondas por la gravedad sino la velocidad de la gravedad. Kopeikin toma Júpiter a cambio del Sol con el objetivo de contar, respecto al marco geocéntrico, con el movimiento de Júpiter y, adicionalmente, disminuir el retardo que causa el plasma solar al interactuar con los fotones que componen los rayos de la onda electromagnética. Este retardo es muy difícil de medir y constituye el principal problema para obtener un resultado confiable de la deflexión y para Kopeikin el de la velocidad de la gravedad. Pero, si bien Kopeikin atenúo este tipo de interacción no puede en cambio eliminar las interacciones de los rayos con los fuertes campos electromagnéticos creados por Júpiter al rotar sobre su eje y trasladarse en su órbita en torno del baricentro solar(45).

Por esa razón, se conformó un sistema que en la lejanía produce ondas gravitatorias, debido al movimiento de traslación de Júpiter alrededor del baricentro del sistema solar. Y el motivo de haber tomado Júpiter fue porque es el planeta más masivo, aproximadamente representa una milésima de la masa del Sol, además, que carece del intenso efecto del plasma solar sobre las ondas electromagnéticas, cuando éstas viajan dentro de la vencindad del Sol.

¿Pero cuál velocidad de la gravedad?. De acuerdo, con el e-mail que en respuesta recibió el autor del doctor Kopeikin, el 11 de enero de 2003, 20:43, esta velocidad no es la de las ondas gravitatorias previstas por Einstein, sino del cambio del campo gravitatorio de Júpiter, a lo largo de la trayectoria del rayo de radio, entre el quásar J0842+1835 y el baricentro del sistema solar, como consecuencia de su movimiento acelerado no uniforme respecto a este quásar.

¿Cuál cambio del campo gravitatorio?. El modelo de gravedad de Kopeikin introduce una fuerza, producida por algo que se trasmite y en este sentido Kopeikin hace transición a la teoría quántica. Ya que en este modelo a través del campo gravitatorio se trasmite momento entre Júpiter y el rayo de radio ondas. Entonces se tendría que Kopeikin ¡reformula la Relatividad General en términos cuánticos¡, lo cual no se ha logrado aún con éxito.

La fuerza de la que habla Kopeikin es una especie de preformación, dentro del campo gravitatorio cercano, de la onda gravitatoria que ocurre lejos. Por tanto, esta fuerza que, tampoco mueve a los cuerpos celestes en sus traslaciones alrededor de otros, es la que en el campo gravitatorio estático se origina con la velocidad c. Y como preformación de la onda gravitatoria deberá poseer la misma velocidad de esta onda, que si es la onda gravitatoria einsteniana. Esto fue lo que Kopeikin se propuso medir para así confirmar la teoría relativista einsteniana. O sea, la preformación de la onda de gravedad remite a Kopeikin a la onda de gravedad de Einstein, que no tiene nada que hacer delante del modelo de la mecánica celeste de la teoría General de la Relatividad. El experimento de Sergei Kopeikin elude afrontar lo realmente en debate científico que a la altura actual en los términos de la velocidad de la gravedad exige primero se resuelva el debate entre la teoría de la gravedad según la Relatividad de Einstein y la física cuántica. Y, segundo, se realice un experimento crucial que establezca la velocidad conque se transmite la fuerza de interacción entre la fuente y el objetivo gravitatorio, que trasporta el campo gravitatorio estático. Este tipo de experimento el autor viene reclamando se haga desde principios de 1990. La velocidad de transmisión, por el campo gravitatorio estático, de la fuerza gravitatoria debe ser superior a c, como lo posibilita los experimentos con velocidades superluminales realizados especialmente a partir de la década de 1990, en especial el de Walker, y la tesis de que la velocidad de la gravedad es mayor que c. Esta tesis, que formule en 1969, hoy día cuenta con el aval de Tom Van Flandern y otros connotados científicos. La propuesta de medir la velocidad de la onda gravitatoria en los términos de Einstein es desconocer el debate esencial de la física contemporánea entre si la gravedad es un fenómeno geométrico del espaciotiempo o el de una fuerza fundamental como lo propone la teoría cuántica. Por tanto, en estos términos es una propuesta anacrónica. Se dirá: ¿cómo se puede proponer medir la velocidad de propagación del campo gravitatorio estático?. Pero, es que este campo está compuesto de gravitones virtuales, que se propagan y transportan momento, cuestión que desde 1969 hé reclamado. Y en términos, de Tom Van Flandern el campo gravitatorio estático se renueva cada instante.

Kopeikin dice: "Las ondas gravitacionales son inherentes a la zona de radiación (lejana) de un sistema que está emitiendo las ondas. Sin embargo, las ondas gravitatorias no se propagan libremente dentro del interior de la zona de no radiación (cercana) del sistema. No obstante, el proceso de generación de las ondas gravitatorias produce efectos retardados en la zona cercana, que aparece principalmente como una fuerza en las ecuaciones de movimiento de la Relatividad para cuerpos extendidos, dentro de un sistema gravitatorio astronómico. La existencia de esa fuerza es la consecuencia de la velocidad finita de la propagación de la gravedad.".

Kopeikin incluye en su modelo matemático los retardos de Shapiro debidos al Sol, la Tierra y Júpiter y, también, el retardo debido a la fuerza que origina la velocidad finita de la gravedad. Es decir, el experimento de Kopeikin parcialmente abandona la explicación dada por Einstein del fenómeno de la deflexión, que sería la simple consecuencia de la curvatura del espacio-tiempo, y lo hace también depender de una clase de momento, que trasmite el campo gravitatorio estático, como resultado de la velocidad finita de la preformación de la onda de gravedad. Es decir, Kopeikin con su explicación de la deflexión elabora un modelo mixto del fenómeno de la gravedad que sería entonces efecto geométrico de la curvatura del espaciotiempo y cuántico de la onda gravitatoria. Por tanto, este experimento no sólo conlleva el problema de validación científica del instrumento usado sino, lo que es más dramático, que la teoría de Kopeikin subyacente cuente con la aceptación de la comunidad científica mundial, donde ya existe la corriente que defiende, dentro de la teoría quántica de la gravedad, en la variante que explica la mecánica celeste como consecuencia de la acción de la fuerza de gravedad del campo gravitatorio estático, que es transportada por el campo gravitatorio, la tesis de que la velocidad de la gravedad es mayor que c (46). La teoría de Kopeikin, que busca pasar por einsteniana, en realidad da un salto al vacío en aras de salvarse, en su encuentro con la teoría cuántica que, no obstante, intenta burlar.

Por el otro lado, el autor encuentra que el modelo gravitacional usado por Kopeikin esta basado en un campo gravitacional esférico y simétrico para Júpiter, que se ajusta exactamente al campo estático de la Relatividad General, y que como ocurre con el del Sol creó es inadecuado, ya que en realidad el sistema solar es un sistema acelerado no uniforme. Es decir, ese campo de Júpiter deberá producir una aceleración no uniforme y una fuerza en el sentido en que lo intuye Tom Van Flandern, y que puede ser la descubierta por Taylor. Pero, insisto, a partir de comprender el campo gravitatorio "estático" compuesto por gravitones virtuales que se propagan y transportan momento.

El resultado de c para la velocidad de la gravedad, que defiende Kopeikin, puede que en realidad corresponda a una frecuencia de las ondas electromagnéticas, radiada por el intenso campo magnético de Júpiter al trasladarse en su órbita. Con anterioridad, debido al movimiento de rotación de Júpiter, alrededor de su eje, ha sido detectada radiación electromagnética, en la banda de radio ondas decimétricas y centimétricas. Pero, esta tesis requiere reelaborar nuestro entendimiento acerca del fenómeno de la deflexión a partir de la teoría cuántica y de la interacción entre los diferentes campos existentes y dentro de un mismo campo entre diferentes frecuencias notablemente distintas. Es decir, que entendamos por deflexión sólo el efecto de la transmisión de momento por parte de los diferentes campos presentes en la región del Universo con los que interactúa la radiación electromagnética al cruzarla. El autor en su obra "Velocidades Superfotónicas" desarrolla ampliamente la interacción de la onda electromagnética con los fenómenos substanciales, o sea, la interacción de la onda electromagnética con las estructuras atómicas y presenta la interacción de la onda electromagnética consigo misma que es el fundamento del fenómeno de refase, que en el experimento de Princenton, USA, realizado en el 2000, permitió para la onda electromagnética alcanzar la velocidad de grupo de 310c. Pero, aún sabemos muy poco acerca de la interacción entre los diferentes campos. (14 de enero de 2003).

Mediante E-mail del 15 de mayo de 2003, 18:05, los científicos Paul Marmet y C Couture, del Departamento de Física de la Universidad de Ottawa, quienes son autores de un magnífico estudio sobre la deflexión de los rayos de radio-ondas electromagnéticas por el plasma del Sol, en respuesta a mi consulta acerca de si este plasma afectó el experimento de Kopeikin manifestaron: "Nosotros leímos que Sergei Kopeikin comparó la velocidad de la luz cerca de Júpiter con la velocidad de la luz después de su retardo debido al plasma cerca de Júpiter. El encontró que la diferencia es demasiada pequeña para medirla (mismo valor de c). Usted deberá anunciar que actualmente lo que ha sido medido es la velocidad de la luz. Esto no es la velocidad de la gravedad.". Por tanto, Kopeikin no ha medido la velocidad de la gravedad. (16 de mayo de 2003).

Tom ha planteado que esas ondas gravitatorias son en realidad alguna clase de radiación electromagnética(47) y no son relevantes. En contraste lo que es fundamental en el fenómeno de la gravedad es el campo gravitatorio estático y sus variaciones, puesto que son la verdadera causa de las aceleraciones no uniformes que se presentan entre los cuerpos fuente y objetivo. Veámoslo de esta manera: ¿Porqué no medimos sobre cuerpos objetivos la propagación del efecto de la variación del campo gravitatorio estático, con respecto al instante en que se produce el estallido de una Supernova? Es un poco como apaguemos una fuente de gravitación estática y establezcamos la velocidad con que se produce la anulación de su efecto gravitatorio sobre un cuerpo objetivo. Es decir, reflexionemos respecto del campo gravitatorio estático en los términos del modelo de la teoría electrodinámica sobre el potencial eléctrico, responsable del campo electrostático, que existe en el espacio tridimensional esférico, con centro en una partícula con carga, en reposo o en movimiento rectilíneo uniforme. De acuerdo con este modelo inicialmente el potencial eléctrico coincide con la masa de la partícula con carga, por ejemplo, con la masa de un electrón o de un núcleo atómico libres. En el mismo instante en que tal partícula esta en presencia de otra partícula con carga, por ejemplo, un electrón dentro de un átomo de hidrógeno, los potenciales eléctricos del electrón y del protón, que sirve de núcleo del átomo de hidrogeno, se extienden más alla de las masas de estas partículas hasta cada una englobar a la otra. Este fenómeno de despliegue de los potenciales eléctricos genera los respectivos campos electrostáticos del electrón y protón, en el átomo de hidrogeno. El paso del potencial eléctrico a campo electrostático o el paso inverso, cuando el átomo de hidrogeno se ioniza, implican la velocidad de propagación del campo electrostático. Aunque, realmente, el electrón se mueve dentro de un orbital alrededor del núcleo del átomo de hidrógeno, sin que este movimiento del electrón sea precisamente rectilíneo uniforme lo cierto es que el electrón mientras permanezca en un mismo orbital no radia. Y en general, dos cuerpos con carga, en el mismo instante en que aparezcan reunidos, se produce el fenómeno de interacción entre sus campos electrostáticos de la manera antes descrita (4 de diciembre de 2003).

2.7.3 La medición de Tom Van Flandern

Este campo gravitatorio estático Tom lo concibe repleto por el flujo de gravitones(48) moviéndose al azar y animados de una extraordinaria velocidad, la cual es realmente la velocidad de la gravedad.

Tom estima la velocidad de la gravedad, concebida como la velocidad de propagación del momento gravitatorio entre la fuente y el objetivo, a través de derivar de las formulas de la mecánica celestial(49) la ecuación siguiente:

.

P/P = [6π * v / P * c] [ c / vg ]

Para la órbita de la Tierra:

P = 1 año, P es el período orbital

.

P/P límite máximo 2.4 * 10-12 / año (42)

v/c = 10-4

vg >= 109 * c, vg es la velocidad de la gravedad

Al aplicar esta ecuación con la pulsar binaria PSR1534+12 resulta que la velocidad de la gravedad sería mínimo 20 mil millones veces c.

(42) En efecto ningún procedimiento de efemérides incluye tal retardo, ver Ask the Space Scientist.

(43)Tales términos recogen el ajuste debido a la Relatividad einsteniana (ver Will, 1974).

(44) Ver:

La Gravedad. Alfonso León Guillén Gómez. Santafé de Bogotá. 1996. Oprima aquí si usted desea verla.

(45) Las principales causas para el retardo de la radiación electromagnética que después de pasar cerrada al Sol llega a la Tierra desde una fuente externa son: 1 El retardo de Shapiro. 2 El retardo debido al valor del potencial del campo gravitatorio a lo largo de la trayectoria del rayo de la onda electromagnética y 3 El retardo debido al plasma solar. Este último retardo no tiene nada que ver con los dos primeros retardos que si pertenecen a la teoria de la Relatividad General.

(46) Por otra parte, con anterioridad al experimento de Kopeikin, el científico William D. Walker, del Royal Institute of Technology, KTH-Visby, Departament of Electrical Engineering, en Suecia, realizó un experimento que indica que los campos electromagnéticos se propagan superluminalmente en el campo cercano a una fuente de ondas electromagnéticas constituida por un dipolo eléctrico oscilante. Walker encontró que el campo eléctrico transversal viaja a velocidad infinita dentro del primer cuarto de la formación de la onda electromagnética. Esta velocidad decrece progresivamente hasta volverse c, muy cerrada al momento en que se completa la primera longitud de la onda electromagnética, y permanece constante de hay en adelante.

La velocidad superluminal del campo eléctrico transversal en el campo cercano es tanto de la velocidad de fase como de la velocidad de grupo. Estos resultados son consistentes con el modelo teórico para la propagación de los campos eléctricos y el magnético, en el campo cercano del dipolo eléctrico oscilante, que Walker obtuvo de la teoría electrodinámica estándar.

Debido a la similitud entre los modelos teóricos del dipolo eléctrico oscilante y el de una masa oscilante que radia ondas gravitatorias, en el sentido einsteniano, Walker prevé que estas ondas en el campo cercano se propagan, también, con una velocidad superluminal.

En el modelo de Walker, del campo cercano del dipolo eléctrico oscilante, la razón matemática de que la propagación de los campos eléctricos y magnético ocurra superluminalmente es la de que dentro de una longitud inferior a una longitud de la onda electromagnética la onda no se puede modelar mediante un senosoide (o sea, con la función seno(wt)) sino con un senosoide dentro de una función Dirac delta (esto es, con la función §[r-d seno(wt)]). Es decir, como una longitud de onda se mide entre dos valles o crestas sucesivos de una onda, durante la preformación de la onda electromagnética estos todavía no existen. Por consecuencia, en las ecuaciones de las velocidades de fase y grupo los denominadores son cero, cuando se calculan para una distancia menor a la de una longitud de onda. Esto produce en los cálculos los resultados de las velocidades de fase y grupo superluminales que fueron confirmados en el experimento de Walker.

Si para la propagación de la onda de gravedad, se analizan formalmente los resultados contradictorios obtenidos, por el relativista einsteniano Kopeikin y el no relativista einsteniano Walker, al parecer los experimentos arrojan el resultado que el modelo teórico predijo de acuerdo con la intención que el autor del mismo tuvo. Es decir, esto nos remite a que lo fundamental en la medición de la velocidad de la gravedad es la teoría en que la misma se base antes que lo sea del experimento que se realice.

(47) Tom Van Flander ratificó, este concepto, al autor mediante E-mail del 1/11/2000.

Si llega a resultar que la velocidad del campo gravitatorio estático es c entonces podría ser cierta la tesis de Andrei Saharov acerca de que la gravedad no es una fuerza fundamental sino una clase de fuerza de Casimir de largo alcance.

(47) Tom los llama entidades.

(48) Danby, 1988, p. 327.

(49) Derivado de ½ G¨/G

Oprima aquí, si usted desea volver a la tabla de CONTENIDO

2.8 ¿Cuál es la velocidad de la onda gravitatoria?.

Hay una muy fuerte evidencia astronómica acerca de la existencia en la naturaleza de velocidades superluminales, extraordinariamente inmensas, como ha sido establecido para el campo gravitatorio estático tanto dentro de nuestro sistema solar como en la escala interestelar, en el caso que ha sido medido por Tom Van Flandern de 20 mil millones de veces c con relación a la pulsar binaria PSR1534+12. Sin embargo, esto no es prueba acerca que exista en la naturaleza transporte de energía con una velocidad superluminal. Hasta ahora, de las previsiones mías y de la mediciones de Tom de la velocidad superluminal del campo estático gravitatorio lo que tenemos es que las ondas de gravedad deberán también poseer una velocidad superluminal, aplicando el supuesto que la velocidad de los campos estático y dinámico gravitatorios es la misma por analogía con la velocidad de los campos estático y dinámico electromagnéticos que tienen igual velocidad e ignorando, por consecuencia, la medición experimental hecha por William D. Walker para el campo cercano en la formación de las ondas electromagnéticas la cual resulta superluminal, aunque, tampoco, de confirmarse este posible hallazgo, habría transporte superluminal de energía, debido a que sucedería antes que se termine de formar la primera longitud de onda. Pero si habría dos velocidades para el campo de radiación de la onda electromagnética. Y, por tanto, en el electromagnetismo el campo estático tendría la misma velocidad del campo dinámico lejano, no así del campo dinámico cercano. Los científicos como lo ha manifestado el doctor Rechenberg esperan que sea c, incluso un poco menor, como lo pronóstico Einstein. De tal manera, no obstante la solidez filosófica, metodológica, conceptual y lógica de mi teoría que sustenta dicha tesis (1]) y de los hallazgos experimentales hechos por mí (2] y 3]) y Tom para el campo gravitatorio estático se requiere que la velocidad de propagación resulte superluminal.

La verdadera teoría cuántica de la gravedad, o sea, la que explica el campo gravitatorio estático con base en el gravitón virtual, sostiene, igual que la Relatividad de Einstein, la existencia de las ondas gravitatorias. En la teoría cuántica toda partícula o cuerpo emite gravitones virtuales. Pero, ¿bajo que condiciones las partículas o cuerpos radian gravitones reales?. Conocemos la tesis de la Relatividad General de que los gravitones reales son radiados por partículas o cuerpos que sufren aceleraciones no uniformes y su posible descubrimiento indirecto por el decaimiento del momento angular orbital de las pulsares binarias. De acuerdo, con la Relatividad General la velocidad de las ondas gravitatorias es c, lo cual ha sido reiterado por los cálculos hechos por los científicos acerca de la velocidad con que se propaga la radiación de las pulsares binarias. Pero, según la tesis, formulada con base en la teoría cuántica de la gravedad, de que el fenómeno del campo gravitatorio estático se propaga con una velocidad lejos por encima de c, se debe considerar que la velocidad de la onda gravitatoria, también, posee una velocidad mayor que c e igual a la velocidad de propagación del campo gravitatorio estático.

No obstante, es posible que resulte cierta la tesis de Walker acerca de que la velocidad es superluminal de los campos cercanos del electromagnetismo y gravitatorio y que las ondas electromagnética y gravitatoria se propagan a la velocidad c. O que se establezca experimentalmente que la velocidad de la onda gravitatoria sea mayor o menor que c. Es claro que, en los casos en los cuales resulte la velocidad de la onda gravitatoria igual a c, o los campos cercanos eléctrico y gravitatorio se propaguen con la misma velocidad superluminal violarían el principio de distinguibilidad cuantitativa de un fenómeno físico de una clase respecto de otro de distinta clase, que defienden el autor y Tom Van Flandern. Este principio no sólo es válido en la naturaleza sino que es Universal, puesto que la diferenciación cualitativa del ser radica precisamente en diferenciarse según sus medidas. (8 de diciembre de 2003).

En la naturaleza la energía de un sistema se puede transmitir a otros cuerpos de dos formas: irradiándola mediante ondas o mediante una fuerza de interacción, en ambos casos se produce transferencia de momento. Pero el único fenómeno que transporta energía directamente detectable es el fenómeno ondulatorio, ya que la energía que también transportan las fuerzas de interacción de los campos estáticos, es un transporte de energía indetectable directamente, no obstante que la transferencia de momento por parte de las fuerzas de interacción se manifiesta por el  impacto de energía en cada punto del espacio sobre partículas que lleguen a ellos y, en consecuencia, se puede medir el momento transmitido como la energía potencial del punto. Los demás fenómenos naturales poseen energía pero no la transportan. Por esta razón, la existencia de verdaderas velocidades superluminales, que son las relativas al transporte superluminal de energía, sólo se establecerá si se descubran ondas con velocidades superluminales.

Con relación a las ondas gravitacionales se debe aclarar que la concepción de la Relatividad General no es en definitiva la de las ondas gravitacionales de la verdadera teoría cuántica, aunque la Relatividad General, en cuanto a estos ondas, pasa por ser la teoría cuántica de la gravedad. La necesaria diferenciación entre ambas teorías, sobre las ondas  gravitacionales, no es crucial con relación, como se verá a continuación, a la medición de la velocidad de las ondas  gravitacionales, que se intenta realizar en los proyectos LISA, LIGO, VIRGO, GEO y TAMA.

2.8.1 Las ondas gravitatorias según la Relatividad General.

La Relatividad General predice la existencia de radiación de ondas gravitacionales, que en el más bajo orden es proporcional al cuadrupolo momento de la distribución de la masa-energía de una región local. Esta radiación se  origina en la perdida de energía mecánica, es decir, cinética y/o potencial, durante las aceleraciones no uniformes producidas en la materia dentro de la región. La energía perdida reaparece en las ondulaciones inducidas de la curvatura del espacio-tiempo. Debido al carácter continuo del espacio, la energía es transportada, desde las fuentes, a través de la propagación de las perturbaciones del espacio-tiempo, a las regiones asintóticas con relación a la región donde las ondas se producen. Las oscilaciones que son del espaciotiempo provocan, por ejemplo, en los átomos que los electrones y núcleo oscilen debido a la oscilación de la estructura del espacio-tiempo. Esta oscilación puede llegar a romper las estructuras moleculares, y hacer añicos los cuerpos construídos con ellas. La energía mecánica de las fuentes, cuando se trata de procesos periódicos, de manera secular disminuye en igual magnitud a la energía radiada y, por tanto, no pueden darse ondas gravitatorias exactamente periódicas.

La hipótesis fundamental de la teoría de Relatividad General es que ni durante el movimiento libre de las partículas dentro del campo gravitatorio, ni tampoco durante la radiación gravitatoria la masa en reposo de la partícula varia, de este supuesto se elimina la posibilidad de que la partícula misma aporte energía propia para el trabajo gravitatorio o la radiación gravitatoria.

Las ondas gravitatorias durante su transporte en grandes distancias permanecen casi sin alteración, lo que tiene un gran valor en la cosmología, debido a la información que pueden suministrar, pero  en muy grandes distancias los frentes de onda sufren deformaciones por lo que se refractan, también se pueden dispersar  y pueden variar de longitud de onda, con lo cual se produce el corrimiento al rojo gravitatorio; a la vez la onda gravitatoria deforma aún más la geometría del espacio-tiempo, de tal modo que la onda al interactuar con el campo gravitatorio, produce más gravedad por lo que son ondas no lineales.

Las ondas gravitatorias, como las electromagnéticas,  son transversales por lo cual su dirección de propagación es perpendicular a los planos en que se produce la perturbación. E igual que las ondas electromagnéticas están polarizadas de acuerdo con los dos estados en los que puede ocurrir  la vibración de la onda  y cuyos efectos son transversales con  respecto a la dirección de la propagación de la onda. En el estado + la vibración alarga y comprime la onda en las direcciones ortogonales. Y en el estado x la vibración hace lo mismo con la onda pero en las direcciones rotadas 45 grados respecto a las direcciones del estado +.  Las ondas gravitatorias, que según la escuela de Copenhague, es decir, la opuesta a la escuela de Einstein, son los gravitones reales, que transportarían la perturbación gravitatoria de un lugar a otro,  tienen espín dos debido a que la  polarización causa,  en términos de la onda, que se alarga en una dirección mientras se comprime en la dirección perpendicular, por lo que las ondas  gravitatorias son de forma elipsoide, debido a que son fluctuaciones en la métrica tensorial del espacio-tiempo. Y en los términos del gravitón, este sería como una flecha de dos cabezas, que requiere girar media vuelta, 180 grados, para parecerse el mismo. Toda radiación se puede describir mediante cuantos, es decir, cuantizar, y en el caso de la gravedad  el cuanto sería el gravitón en analogía con el fotón.  Pero, el problema que surge es que las interacciones de espín dos no son renormalizables, procedimiento matemático mediante el cual se eliminan las soluciones infinitas, debido a varias razones. Una esencial es que significa cuantizar geometría, o la curvatura del  espacio-tiempo?. Se ha logrado cuantizar fluctuaciones débiles en el tensor métrico del espacio-tiempo. El resultado es el gravitón de espín dos.

Las ondas gravitatorias son fundamentalmente distintas de las ondas del campo electromagnético, que son producidas en la escala del átomo, o sea en la escala microscópica. Las ondas de gravedad en cambio se producen en el macrocosmos,  por aceleraciones asimétricas de cuerpos muy masivos como las estrellas; de tal manera que la energía radiada, aunque muy débil, no es del todo despreciable y en consecuencia se puede medir. Pero, en general toda variación asimétrica de un campo gravitatorio producirá una onda gravitatoria, aunque en la mayoría de los casos será indetectable.

La  energía gravitatoria que se radia se transmite a través de ondas del campo gravitacional, o lo que es lo mismo por medio de ondas del continuo espacio-tiempo. Estas ondas tienen cierta semejanza con las ondas en el agua. Pero, estas ondas cuando interactúan no se superponen o sea no se suman, por lo que tampoco son lineales, sino que chocan con lo cual cambia la forma de sus frentes de onda, se dispersan, aunque pueden pasar a través unas de otras, a la manera de las ondas que se propagan e interactúan en cuerdas. No existen ondas esféricas, siempre son elipsoides, luego requieren para producirse de cierta asimetría. Como no son producidas por los componentes fundamentales de los macrocuerpos, sino por estos tomados  en conjunto, sólo proveen información de tipo global sobre las fuentes. Tienen una longitud de onda muy grande, muy baja frecuencia  y son muy débiles al transportar muy poca energía.

En analogía con la radiación de energía electromagnética producida por oscilaciones adelante atrás de electrones, la Relatividad General  predice que una estrella oscilando adelante atrás debe producir ondas gravitatorias que se pueden detectar. En efecto, esto ocurre en las pulsares binarias.  Si las estrellas están cerradamente juntas las estrellas del sistema binario empujan cada una a la otra comunicándole un movimiento oscilatorio orbital. De esta manera se tiene en principio que se requiere de acuerdo con Einstein de un dipolo a la manera de la producción de las ondas electromagnéticas, donde en principio se requieren de dos polos eléctricos o magnéticos de magnitud igual, signo o polaridades opuestas y juntos dentro de un pequeñísimo espacio. Para Einstein, en principio, se requiere para producir ondas gravitatorias de un sistema de dos masas que pueden tener magnitudes diferentes. Sin embargo, esta analogía entre ondas electromagnéticas y las ondas gravitatorias no es tan perfecta. Mientras que en el electromagnetismo la oscilación es simétrica y las ondas electromagnéticas son por consecuencia esféricas, en la gravedad las ondas como las del mar no lo son por lo que se requiere para producirlas de fuentes asimétricas, que para el caso de las pulsares binarias generen oscilaciones irregulares de las dos masas, que intervienen. Por eso se requiere que el sistema productor de ondas gravitatorias por lo menos constituya en definitiva un sistema de doble dipolo, denominado cuadrupolo. Este es el caso para las pulsares binarias con formas elipsoides y/u órbitas elípticas. En estas pulsares con la variación del tiempo se producen dentro del dipolo variaciones del centro de masas común del sistema, lo cual produce un cuadrupolo, o doble dipolo, que reúne la relación de la energía de cuatro momentos angulares no simétricos de dos masas. En la  Relatividad General, un sistema aislado de un dipolo simétrico de masas y órbitas no radia porque el centro de   masas es uniforme en el tiempo, y porque la masa inercial que determina el momento del dipolo es la misma masa que genera las ondas gravitatorias. En las pulsares binarias se radia ondas gravitatorias a costa del decaimiento del período de sus órbitas. Esto es debido a la primera ley de la termodinámica   que establece que ni la masa ni la energía se crean ni se destruyen pero si se pueden transformar. Por tanto, la energía perdida con el decaimiento del período de las órbitas es radiada como la energía que transportan las ondas gravitatorias. Este es el caso de la pulsar binaria, descubierta en 1974, de dos estrellas de neutrón, de aproximadamente 1,4 veces la masa del Sol y con un período orbital de 7,75 horas, el cual está decreciendo en cerca de 59 milisegundos.

En general las ondas gravitatorias con energía que se puede medir se producen en los procesos físicos  asimétricos  gigantescos de mínimo cuatro  polos, como los estallidos asimétricos de supernovas, colapsos asimétricos gravitatorios, explosiones asimétricas en los núcleos de las Galaxias, o en el surgimiento asimétrico de un sistema estelar o en el instante del Big Bang, en ese caso llamadas ondas gravitatorias primordiales.

2.8.2 Las ondas gravitatorias según las teorías de Brans-Dicke y Rosen.

En el marco teórico de la unificación de las cuatro fuerzas fundamentales de la naturaleza, sobre todo a partir de las teorías de cuerdas,  han surgido o adquirido actualidad otras teorías geométricas sobre la gravedad, que son consideradas viables, en cuanto cumplen con los criterios del formulismo de la métrica parametrizada post newtoniana para n-cuerpos, PPN. Estas teorías, alternativas a la Relatividad General, hacen predicciones para el sistema solar que son indistinguibles de las de la Relatividad General. Dentro de las teorías admitidas, aunque provenientes de 1960-70, están las que plantean la variación de la masa gravitatoria en reposo. Una es la escalar tensor de  Brans-Dicke y otra es la bi-métrica de Rosen. Estas teorías para calcular la radiación gravitatoria usan el método de aproximación del campo gravitatorio débil. Este campo esta próximo a un espaciotiempo plano, o sea, cuasi euclídeo. Esto es con el fin de trabajar con un modelo gravitatorio lineal.  Pero, a diferencia de la Relatividad General sostienen que aunque con el tiempo permanezca constante el momento de la masa inercial de un dipolo,   también se puede producir radiación gravitatoria por variación del momento de la masa gravitatoria, aunque muy tenue, pero que viola el bien establecido principio de equivalencia entre masa inercial y masa gravitacional de la Relatividad General. Esta radiación sería transportada por el dilatón real que a diferencia del gravitón tendría espín cero, por ser como un punto y parecerse el mismo desde toda dirección.  Esta teoría del dilatón hacía finales de 1990 ha adquirido cierta aceptación en la comunidad científica,  debido a la observación en las supernovas de que el Universo se expande con una rata creciente, al contrario de lo que se esperaba que esta rata fuera decreciente. Este efecto sugiere que puede existir una gravedad repulsiva de la que sería responsable el dilatón.

La radiación gravitacional predicha con base en el dipolo de la teoría bi-métrica de Rosen se originaría en la variación de la masa-energía, que es dependiente del campo local; la radiación del dipolo se vuelve una  función de la estructura interna de los  cuerpos del sistema, debido a que la masa que genera las ondas gravitatorias depende del vínculo de la energía gravitacional interna, que puede ser distinto de cada cuerpo y variar con su naturaleza particular, aunque la radiación sería cero para orbitas circulares. En este caso sólo sería posible la radiación de cuadrupolo. La energía del vínculo, por ejemplo, para una partícula alpha  representa la energía de la masa de aproximadamente 28 MeV que se pierden con respecto a la suma de la masa de sus constituyentes en estado libre. Esta energía del vínculo representa en la partícula alpha la energía de la fuerza nuclear fuerte que se necesita para mantener dos protones y dos neutrones juntos dentro de alpha. La energía del vínculo gravitatoria que se requeriría para mantener todas las partes de un cuerpo juntas sería muchísimo más débil que la de la fuerza nuclear fuerte. Para el caso de la Tierra esta energía del vínculo gravitatorio reduciría la masa de la Tierra por un factor casi infinitesimal de sólo cerca de  4.6 partes en 1010. Por esta razón, el principio de equivalencia entre las masas inercial y gravitatoria sería un principio restringido y no general. Así la energía del vínculo gravitatorio generaría su propia gravedad Pero, de acuerdo con Will y Eardley esta teoría falla completamente, ya que el dipolo cuando radia debería incrementar la energía del sistema, pues la radiación sería de energía negativa; Rosen respondió  que es posible asumir una solución tiempo-simétrica, a cambio de la solución retardada que fue usada por Will y Eardley, con la consecuencia que  puede haber radiación de cualquier orden sin ganancia o perdida de energía. Sin embargo, esta radiación que transportaría energía negativa sería la responsable de la gravedad repulsiva.  No obstante, que en todos los casos observados, en que puede haber radiación gravitatoria, existe decaimiento del período de la orbita, no se excluye que exista la radiación transportada por el dilatón, ya que la radiación responsable de este decaimiento sería transportada por el gravitón y la del dilatón es casi infinitesimal.

En la teoría de Brans-Dicke la "constante" G en realidad no  es constante, ya que esta determinada por la totalidad de la materia en el Universo, la que a lo largo del espaciotiempo generaría un campo extra, adicional a la curvatura del espacio-tiempo. Este campo influenciaría la gravedad de punto a punto y, por tanto, sería un campo escalar de G.  Por esta razón, la fuerza de la interacción de una cantidad de masa-energía dependería del valor local del campo escalar de G, debido a que G carecería de universalidad  y G expresa la capacidad de la masa-energía para interactuar gravitacionalmente. El alcance del efecto del dipolo depende de la diferencia del vínculo de energía gravitacional, por unidad de masa para los dos cuerpos y así depende también de la estructura interna de estos. Cuando las órbitas son circulares la variación en el tiempo del campo escalar de G, de cada uno de los cuerpos debida al movimiento del otro, es cero y la contribución del dipolo a la radiación es también cero, por lo que sólo queda la radiación de cuadrupolo orden. La predicción de la radiación gravitatoria del dipolo de la teoría de Brans-Dicke ha pasado el test realizado con la pulsar binaria PSR 1913+16 cuyas estrellas tienen órbitas elípticas.

En realidad las teorías de Brans-Dicke y  Rosen conducen a la existencia de una quinta fuerza que sería la responsable gravitatoria de que los componentes de los  macro objetos  permanezcan juntos. Esta fuerza del vínculo gravitacional  tendría como transmisor el dilatón. Y otros, también, partidarios de una quinta fuerza, han incluído un bosón de espín uno que pueden atraer o repeler a diferencia de los bosones de espín dos que sólo pueden atraer. Este bosón sería el portador de una gravedad repulsiva de corto alcance.

2.8.3 Las ondas gravitatorias según la verdadera teoría cuántica.

De las cuatro fuerzas fundamentales existentes  la gravedad es, según la Relatividad General, de naturaleza esencialmente diferente con relación a la naturaleza de las otras tres fuerzas, que son fuerzas de interacción. En la Relatividad  la gravedad es una pseudo fuerza, pues es el efecto geométrico del espaciotiempo curvo en el movimiento de los cuerpos libres de fuerzas reales, los que siguen geodésicas. En la Mecánica Cuántica, en cambio las otras  fuerzas si son reales, en cuanto son las causas físicas en la fuerza electromagnética que las cargas eléctricas o los polos magnéticos de igual signo se rechazan o de signo contrario se atraigan;  en la fuerza débil que los núcleos atómicos se desintegren y en la fuerza fuerte que los quarks, permanezcan unidos, en las estructuras de los protones y neutrones y estos en la estructura del núcleo atómico.

En la escala cuántica cualquier interacción entre una partícula y su entorno se expresa como una fuerza real que actúa sobre la partícula.  En general, toda interacción entre un sistema de partículas y su entorno se expresa como una fuerza real que actúa sobre el sistema de partículas. Y las interacciones entre las partículas de un sistema se expresan mediante fuerzas reales internas del sistema. La Mecánica Cuántica, parte del Modelo Estándar, describe las fuerzas reales como el efecto de partículas virtuales transmisoras de momento entre las partículas reales que interactúan a través de estas fuerzas.

Con relación a un observador inercial, las partículas están en reposo cuando su velocidad, medida por este observador, es cero. Y una partícula está en equilibrio con respecto a un observador inercial cuando su aceleración es cero. De donde una partícula se encuentra en equilibrio cuando la fuerza resultante de todas las fuerzas actuantes es cero. Luego una partícula puede estar en reposo con relación a un observador inercial, pero no estar en equilibrio. Igualmente, una partícula puede estar en equilibrio y no estar en reposo respecto a un observador inercial.

Una partícula situada en un punto del espacio, llamada partícula real fuente, ocupa el espacio con partículas virtuales, que se manifiestan por fuerzas de interacción, representadas en cada punto mediante un vector, tendido entre todo punto del espacio de su influencia y el punto donde está situado la partícula real. Por tanto, el campo de fuerza es creado por un proceso de desintegración de la masa de las partículas,  al interactuar con el medio circundante o entorno,  v es la zona del espacio donde están presentes fuerzas de origen interactivo.

Como la fuerza es una magnitud vectorial, también, lo es el campo el cual tiene: modulo, dirección y sentido. Todos los vectores tienen su origen en la partícula real fuente y su extremo en cada punto del espacio de su influencia. Por tanto, las partículas virtuales existen en cada punto del espacio tridimensional y en cada instante en el tiempo dentro de la variedad espaciotiempo de su influencia, que es aquella donde su presencia se puede medir aunque no en los términos individuales de las medidas propias de cada partícula virtual si por el efecto de fuerza que en conjunto las partículas virtuales causan en cada punto, por lo que dan lugar a una magnitud continua de valores discretos vectoriales o campo vectorial de fuerza, que debido a su dispersión en el espacio decae de acuerdo con el inverso del cuadrado de la distancia y con el agotamiento de la masa de la fuente, también, decae con el tiempo aunque con una tasa infinitesimal.

La presencia de las  partículas virtuales se manifiesta por las fuerzas que inducen a partículas reales de prueba a moverse dentro de líneas de fuerza, que son las curvas tangentes a la dirección  del campo de fuerza en cada uno de sus puntos y pasan por el centro de la partícula fuente de ellas. El campo de fuerza es de corto alcance para las fuerzas débil y fuerte e infinito, por lo menos teóricamente, para la fuerza electromagnética.

Para caracterizar el campo, desde la perspectiva energética, también, a cada punto del espacio se le asigna un valor escalar llamado potencial, que es función de las coordenadas del punto. El potencial de un punto representa el trabajo necesario para  llevar una partícula real de prueba desde el punto de potencial cero hasta cada punto del campo creado por una partícula fuente. En consecuencia, el trabajo es la medida de la energía que una partícula fuente transmite a una partícula de prueba, mediante una fuerza de interacción, causada por los impactos de las partículas virtuales que emanan de la fuente, y  le produce a la partícula de prueba un desplazamiento. Y  el  potencial estático  en un punto es la energía potencial  que poseería una partícula de prueba situada en ese punto. Por eso el potencial estático  es distinto de la energía potencial.

Como cada punto del espacio posee un potencial, se forma el campo escalar de potenciales, o abreviadamente potencial, que es perpendicular a las líneas de fuerza del campo de fuerza, que se conoce simplemente por campo. Una medida importante del campo de potenciales es la diferencia de potencial entre dos puntos, que es igual al trabajo necesario para trasladar la partícula de prueba de un punto al otro. Si se traslada una partícula de un punto con un  valor de potencial a otro de valor distinto, y se vencen las fuerzas del campo de fuerza, se tiene que realizar un trabajo que es aportado al campo de potenciales y es realizado por fuerzas exteriores al campo de fuerza. Por el contrario, si debido a la tendencia al movimiento, que las líneas del campo de fuerza, le imprimen a una partícula de prueba, que provoca que la partícula se traslade de un punto con un valor de potencial a otro punto de valor distinto, el trabajo es realizado por el campo de fuerza y por tal motivo se la denomina también tensión del campo.

Para trayectorias cerradas, que son  aquellas que comienzan y acaban con el mismo punto, el trabajo realizado por fuerzas externas, que consume energía, se anula con el trabajo de las fuerzas del campo, que restituyen la energía que se gastó y el trabajo total realizado sobre la partícula de prueba, tras describir una trayectoria cerrada, es cero. Luego, el trabajo mecánico depende solo de los puntos extremos de las líneas que las partículas recorren.  Este tipo de fuerzas que restituyen la energía empleada en dominarlas, son las fuerzas conservativas.  Toda fuerza conservativa conlleva energía potencial. Y todo trabajo realizado produce una variación en la energía potencial. El trabajo causa el aumento, si se ha pasado a un potencial mayor, o la disminución, si se pasa a un potencial menor, de la energía potencial de la partícula de prueba,  y es conocida como energía potencial del campo estático o energía de posición. Si entre dos puntos del campo de potenciales el trabajo necesario es cero, se tiene que los puntos pertenecen a una misma superficie equipotencial, que son las  superficies equiescalares, es decir, los lugares geométricos de los puntos del campo de potenciales que tienen potenciales de igual valor. Estas son superficies teóricamente infinitas que, a modo de envolturas sucesivas, concéntricas en la partícula fuente del campo de fuerza que se está considerando.

Los campos de fuerza son estáticos debido a que están compuestos de partículas virtuales. Estas partículas son los fotones virtuales de la fuerza electromagnética, las partículas virtuales o bosones W+, W- y Z0 de la fuerza débil y los gluones virtuales de la fuerza fuerte. Estas partículas son virtuales porque nunca se pueden detectar, a causa de que su período de decaimiento coincide con el lapso de incertidumbre que existe en el mundo microscópico, aunque sus efectos si se pueden medir. De esta manera, las fuerzas transportan energía pero como este transporte de energía es indetectable las fuerzas parecen en todo instante lo mismo por lo que constituyen los campos de fuerza estáticos, o más bien seudo estáticos, por carecer de impulso  o sea de cambio de momento en función al tiempo, por lo que la acción la fuerza sobre una partícula no se detecta como función del tiempo, sino como función de la posición, lo cual conduce a los conceptos de trabajo y energía que son necesarios introducir para resolver la ecuación del movimiento de una partícula dentro de un campo de fuerza, puesto que se conoce la fuerza en función de la posición y no del tiempo. En cambio, se puede medir la rapidez del trabajo efectuado, que se conoce como potencia o trabajo efectuado por unidad de tiempo.

Junto a los campos de fuerza estáticos existen los campos dinámicos compuestos por partículas reales que si se pueden detectar y medir en cada punto tridimensional del espacio y en cada instante del tiempo. Es decir, el período de decaimiento de las partículas reales por sobrepasar el lapso de incertidumbre permite que se puedan detectar. Estas partículas reales son pares de las virtuales y son en el campo electromagnético el fotón real; en el campo débil los bosones reales W+, W- y Z0 y en el campo fuerte los gluones reales. Los campos dinámicos son originados por variaciones de energía de los campos estáticos. Los campos dinámicos transportan esta energía, conocida como radiación, en la forma de ondas, compuestas por miríadas de partículas reales. Estas ondas se pueden detectar y medir en cada instante debido a que sus partículas componentes son reales. Y el estado de movimiento de los campos dinámicos es directamente observable. Estos campos poseen impulso, momento y su existencia se establece en función al tiempo.

Los dos pilares de la física moderna: la Relatividad General, con su concepción de seudo fuerza de la gravedad y la Mecánica Cuántica con su concepción de las otras fuerzas fundamentales como reales, son teorías incongruentes e incompatibles. El puente que infructuosamente se ha tratado tender entre ambas es el de la gravedad cuántica, que a pesar de la cuantización prevista en gravitones reales de la radiación gravitatoria, predicha  por la Relatividad General, no ha logrado superar las inconsistencias que surgen en altas energías, en su integración con la Mecánica Cuántica. Otro tanto ocurre con la teoría cuántica de la gravedad, obtenida de la Mecánica Cuántica, que en bajas energías se reduce a la Relatividad General pero falla en altas energías. Por tanto, aún no existe  una  teoría cuántica de la gravedad integral, a pesar de los grandes esfuerzos hechos en cerca de 100 años.

Lo que hoy día se tiene son las teorías de la gravodinámica quántica (QGD) que estudia la fuerza de la gravedad en la escala cuántica, y se aplica a las partículas elementales y a sus interacciones y la Relatividad General para la fuerza de la gravedad en la escala del macrocosmos.

La QGD predice los gravitones virtuales para transportar la fuerza gravitatoria de masa a masa.  Y comprende las teorías gravitatorias del campo cuántico y la de las cuerdas. En ambas teorías, mediante diagramas de Feynman se pueden representar los varios procesos elásticos e inelásticos de interacción entre dos partículas elementales que intercambian gravitones virtuales. Estos procesos son dados como una suma de la entera historia de las partículas.

En el presente,  la vigencia de la Relatividad General como la teoría de la gravedad constituye el nudo gordiano de la teoría física que impide se pueda realizar  la unificación de las cuatro fuerzas fundamentales de la naturaleza. Y debido a la gran autoridad internacional de los físicos relativistas, también, ha impedido que se progrese en la construcción de una verdadera teoría cuántica de la gravedad, no obstante el intento realizado por Saharov, Staniukovich, Vasiliev  y los demás físicos soviéticos que lo intentaron, durante la década de 1960. Sin embargo, es frecuente encontrar, como lo hace Stephen Hawking, la explicación de la fuerza de la gravedad entre cuerpos, como el efecto de su interacción que transporta el hipotético gravitón virtual de espín dos. De otro lado,  en el 2001, Valery Nesvizhevsky del Institute Laue-Langevin encontró por primera vez efectos cuánticos de la gravedad en neutrones que se movieron a través de saltos, de una altura a otra, en un campo gravitacional, como es predicho por la teoría cuántica o gravodinámica.  Y en el 2006 la  NASA tiene planeado el lanzamiento y su colocación en órbita terrestre del  Gamma-Ray Large Area Space Telescope (GLAST), que fue trasladado y realizado el 11 de junio de 2008, cuyo propósito  es medir la interacción entre el hipotético gravitón virtual y los rayos gamma durante su viaje en el espacio.  Los fotones de los rayos gamma que son los de la más alta energía del espectro electromagnético deben tener una velocidad en el espacio por debajo de c, que es la velocidad de los fotones de baja energía. Esta prueba de la NASA probará mi tesis de 1969 acerca de que las partículas más inerciales son más lentas.

Los esfuerzos recientes de Tom Van Flandern al demostrar la necesidad  de construir un modelo cuántico de la gravedad, que verdaderamente explique este fenómeno, ya que la Relatividad General definitivamente no lo hace, pues viola el principio universal de causa-efecto,  ha remitido por parte de este autor la discusión a la teoría  de George-Louis Le Sage, expuesta en 1784 sobre “Gravity is a Push”.

Pero, ni en los términos de la teoría de la Relatividad General, ni de las teorías métricas alternativas, ni de las teorías de la gravodinámica, como son la teoría de la Supergravedad, con base en el campo cuántico, y en las teorías de Todas las Cosas, con base en las supercuerdas, existe actualmente una teoría cuántica integral y universal de la gravedad. Por tanto, tampoco existe una verdadera teoría cuántica acerca de la onda gravitatoria, es decir del gravitón real.

De esta manera, desde la perspectiva de la mecánica cuántica reuniremos algunos conceptos, haremos algunas consideraciones y plantearemos algunas ideas acerca de las ondas gravitatorias.

Supongamos que la gravedad es también como las otras tres fuerzas fundamentales, una fuerza de interacción y en consecuencia la gravedad es una fuerza real y no una seudo fuerza.

“Dos partículas se atraen gravitacionalmente porque continuamente intercambian gravitones virtuales”. Por tanto, la interacción gravitatoria entre las partículas ocurre a través del gravitón virtual infinitesimal que toda partícula existente, a partir de su masa-energía,  produce y con los que tiende a ocupar al infinito todos los puntos del espacio tridimensional en todo instante del tiempo, dando lugar al campo de fuerza vectorial gravitatorio estático, que es por tanto una emisión de energía, que transporta el gravitón virtual, emitido por todas las partículas existentes   que universalmente actúan como monopolos de los gravitones virtuales.

Este campo gravitatorio se representa en cada punto del espacio mediante un vector de fuerza, dirigido desde estos puntos hacia el punto que ocupa cada partícula fuente, por lo que el origen del vector de fuerza está en la partícula fuente y su extremo en cada  punto del campo, pues el campo es central y  su fuerza depende sólo de la distancia,  por lo cual el campo tiene simetría esférica.

Una fuerza aplicada sobre una partícula en movimiento es una fuerza central, cuando dicha fuerza está dirigida constantemente hacia un punto fijo que ocupa la partícula fuente. Estos vectores de fuerza inducen a que las partículas colocadas en el campo tiendan a trasladarse, hasta unirse con la partícula fuente que crea el campo. 

Esta interacción gravitatoria es universal ya que toda partícula real o virtual  crea un campo de fuerza gravitatorio  y todas las partículas sufren el campo de fuerza gravitatorio que las demás partículas producen. La fuerza gravitatoria es siempre atractiva.  Y es la fuerza más débil de las cuatro fundamentales, muchísimo más débil que la fuerza electromagnética. Tiene alcance teóricamente infinito aunque por encima de ciertas distancias finitas se vuelve enteramente despreciable. Y por ningún medio conocido se puede interrumpir su alcance, esto es, apantallar el campo gravitatorio. Su velocidad es superluminal, entendida esta velocidad como la empleada para a partir de una partícula fuente llenar el espacio de gravitones virtuales, cada uno de brevísima existencia individual, que son renovados al infinito instante a instante.

Asociado al campo vectorial de fuerza esta el campo escalar de potenciales, que se forma con el trabajo necesario para teóricamente pasar partículas de prueba del infinito, potencial cero, a cada uno de los puntos del campo creado por una partícula fuente, cuando ésta se mantiene fija. Este trabajo representa la energía potencial gravitatoria en cada punto, porque el trabajo sería realizado por una fuerza conservativa como es la fuerza gravitatoria y debido a que la energía potencial disminuye desde el valor inicial cero entonces siempre el valor final para un potencial será negativo.

Cuando dos partículas se aproximan, la energía potencial disminuye y el trabajo lo realiza la fuerza gravitatoria a costa de la energía potencial.  Cuando se separan dos partículas hay que aplicar una fuerza exterior, ya que se realiza un trabajo que se emplea en aumentar la energía potencial, la cual tomará su valor máximo teóricamente en el infinito. En realidad el potencial cero existe en la distancia donde la fuerza gravitatoria de la partícula fuente se vuelve insignificativa. De esta manera, a cada posición relativa de dos partículas corresponde una energía potencial.

Debido a que toda partícula es fuente de un campo de fuerza gravitatorio estático, todas las partículas tienden a que las demás se junten con ellas, con lo que se crea así una tendencia universal de convergencia, de las partículas en sistemas de partículas, con puntos centrales que son comunes, en un Universo en expansión posiblemente acelerada.  El número de sistemas  tiende a infinito, pero, dentro de una región local existe un conjunto finito de sistemas de partículas, organizadas de acuerdo con la distribución de masa-energía de la región.  Por tanto, un conjunto de partículas puntuales, asociadas a un sistema, crean un flujo gravitatorio de todas ellas en cada punto del espacio. La energía potencial formada por más de dos partículas, de un sistema de múltiples partículas, se obtiene sumando las energías correspondientes a los sistemas binarios que se pueden formar con las partículas dadas tomadas dos a dos. Esta es la intensidad del campo gravitatorio de potenciales y es igual a la suma de todos los potenciales que concurren en un punto, y lo mismo ocurre con la intensidad del campo gravitatorio de fuerzas que es la fuerza total, o sea,  la suma vectorial de todas de las fuerzas gravitatorias que concurren en un punto a la que estaría sometida la unidad de masa de una partícula colocada en dicho punto.

Los vectores intensidad del campo de potenciales y  también los vectores de las líneas de fuerza, son perpendiculares a las superficies equipotenciales. En los llamados campos uniformes las  líneas de fuerza son paralelas y equidistantes entre sí, y en ellos, la intensidad de campo tiene el mismo valor en todos sus puntos. Las líneas de fuerza no se cortan porque, en cada punto, el campo sólo puede tener una dirección. Las líneas de fuerza son tangentes a los vectores intensidad de campo de potenciales, definidos en cada uno de los puntos. Y la dirección y el sentido de las línea de fuerza es la dirección y el sentido en que se desplazarían las partículas de prueba en movimiento libre sobre el campo de fuerza, siempre que la dos partículas que interactúan estén aisladas del resto de las existentes en el Universo o por lo menos cuasi aisladas, debido a que la influencia de las demás resulte despreciable sobre la región local de las dos dichas partículas.

Por esta razón, realmente una partícula de prueba en movimiento libre sigue la dirección y el sentido de las líneas de intensidad del campo de fuerza  que son entonces las trayectorias descritas por las partículas de prueba. Y la energía gastada en el movimiento libre de las partículas es la energía del diferencial de potencial gravitatorio entre el punto que pasa por el centro de la partícula fuente del campo de fuerza, considerada en reposo, y el punto que ocupa la partícula de prueba  considerada en estado de reposo. En realidad, debido a que la partícula fuente está bajo la acción del campo de fuerza de la partícula de prueba, la partícula fuente también en movimiento libre se mueve en movimiento uniforme acelerado en la dirección y sentido de la línea de fuerza que pasa por el centro de ambas partículas fuente y prueba, siempre que el campo sea uniforme. Sin embargo, debido a la diferencia de masa-energía entre los sistemas de partículas medidos con centro en la partícula fuente y en la partícula de prueba, el movimiento libre de la partícula fuente en el campo de fuerza de la partícula de prueba puede ser despreciable como sucede con el sistema de partículas del Sol en nuestro sistema planetario.

De acuerdo con las leyes de Newton, las cuales se  cumplen en campos gravitatorios menos intensos que el solar y para  las partículas con velocidades menores que 10-3*c, las mediciones fundamentales de la gravitación son formuladas en términos únicamente de la masa y de la distancia. El hecho que aparezca la masa es claro para la teoría de la gravodinámica que es porque la masa es la principal fuente de la emisión de los gravitones virtuales. Pero, que a cambio de la velocidad y el  tiempo aparezca la distancia es según observa el autor la consecuencia del supuesto de la acción instantánea a distancia que asume Newton para la gravedad, lo que es lo mismo asumir su velocidad infinita. Este supuesto también vale para las leyes de Coulomb para los campos electroestáticos y magnetostático donde, no obstante, es completamente compatible con la velocidad c de los fotones virtuales, debido a que las distancias entre las cargas o los magnetos que interactúan  es despreciable. Pero, para la gravitación se requiere que los gravitones virtuales, es decir, la onda virtual  posea una velocidad tendiente a infinito, debido a que la distancia suele ser crucial al ser enorme en las escalas existentes entre los planetas y el Sol y entre nuestro sistema solar y las estrellas. Las leyes de Newton al no incluir el tiempo y considerar estático el campo gravitatorio,  responsable de la mecánica celeste, conducen necesariamente, desde la perspectiva de la gravodinámica a asignarle al gravitón virtual una velocidad superluminal. Estas leyes fundamentales de Newton son:  

Fuerza gravitatoria = -(G(m1m2)/r212 )*r12

Energía potencial = -(G(m1m2)/r12 )

Potencial gravitatorio = -(G(m1)/r)

Flujo del vector campo a través de una superficie cerrada, con simetría esférica o cilíndrica, en el interior de la cual existe una masa total m = -4Gm  

Donde m1 y m2 son las masas, r12 es la distancia entre ellas, ř12 es el vector unitario dirigido desde la partícula 1 a la partícula 2, r es la distancia desde la partícula 1 a un punto del campo  y G es la constante de la gravitación universal.

De las consideraciones anteriores, para el autor:

1. El campo vectorial de fuerza gravitatorio y el campo escalar de potenciales tienen una estructura en función al espacio en los puntos x1,x2,x3 y en función al tiempo t, que depende del valor de los puntos anteriores en instantes anteriores, debido a la propagación del campo “estático” con una velocidad finita, aunque superluminal y al brevísimo tiempo de decaimiento del gravitón virtual. Así, la propagación del campo “estático”, que puede extenderse en la escala cósmica billardos de kilómetros hacia el infinito, es necesariamente a través de una onda del campo “estático” gravitatorio, de igual forma, como se propaga el campo dinámico gravitatorio. Pero, con la diferencia que la onda del campo “estático” gravitatorio es indetectable, debido a que los gravitones virtuales, que componen la onda de transmisión de la fuerza gravitatoria, son indetectables por decaer dentro del lapso de incertidumbre. Por esta razón es que el campo gravitatorio “estático” en todas las formas de medirlo se describe sólo en función del espacio y por ello se manifiesta como “estático” en contradicción con su verdadera naturaleza dinámica.  El carácter estático del campo gravitatorio es la forma aparente con que se manifiesta de manera inmediata a la conciencia cognoscente el campo dinámico del gravitón virtual.  Por ello en el formalismo de Newton sobre la gravedad no se incluye el tiempo que resulta despreciable. Este formalismo es el resultado del método de operacionalización usado en física que ha partir de observaciones empíricas construye formulas de la que deduce teorías, las que somete a comprobación experimental. 

2. Una partícula en movimiento libre en un campo de fuerza gravitatorio es la partícula sobre la cual la fuerza neta sobre ella es únicamente la fuerza del campo gravitatorio que actúa sobre una línea de intensidad del campo de fuerza, y hace que la partícula de prueba en movimiento libre se mueva con movimiento acelerado sobre la geodesia en la variedad espaciotiempo que coincide con la línea de fuerza.  Esta es la causa física de que las líneas geodésicas estén determinadas en su dirección y sentido por la dirección y sentido de las líneas de intensidad del campo  de fuerza y es la causa de que las partículas libres se muevan en las geodésicas y no en cualquier dirección y sentido libre, hechos que la teoría de la Relatividad General no puede explicar y que la teoría electrodinámica expresa en el principio de Fermat.  El flujo a través de una superficie situada en el interior de un campo gravitatorio es el vector superficie que tiende a ser curvo o lo que es lo mismo sin curvatura cero. Esto es así debido a que el movimiento de las partículas en los campos está determinada por la acción de la intensidad del campo de fuerza; sólo en el caso que el vector de la intensidad del campo coincida con los vectores de  las líneas de fuerza la geodesia será recta, y la superficie un plano, en los demás casos en los cuales la intensidad del campo resulta de la composición vectorial de líneas de fuerza concurrentes la geodesia es curvilínea y la superficie curvilínea. Y esta es la causa de que la variedad espaciotiempo se curve.

3. Debido a que la partícula portadora de la fuerza gravitatoria es el gravitón virtual de acuerdo con la estadística de Bose-Einstein se produce la superposición de esta partícula, provenientes de los diferentes campos individuales que concurren en un mismo punto de la variedad espacio tridimensional-tiempo y, por tanto, el campo gravitatorio “estático” obedece al principio de superposición tanto del campo de fuerza como del campo de potenciales.  Así, la fuerza que actúa sobre una masa, que forma parte de un conjunto de masas, de la distribución de masas-energía de una región local,  es la suma vectorial de las fuerzas que cada una de las restantes masas ejercen, por separado sobre ella. Este principio de superposición, también,  es válido para los vectores intensidad de campo, de modo que el valor de la intensidad del campo en un punto es el vector intensidad resultante de los vectores intensidad representativos de los campos que actúan sobre dicho punto. Pero, este  principio no se cumple en algunos fenómenos cuánticos, aunque sí es válido para el campo gravitatorio y el campo electrostático.

Con el objetivo de inducir los procesos en que se puede radiar energía gravitatoria ondulatoria a partir de la gravodinámica se adopta el modelo de la electrodinámica como principal referente. De acuerdo con éste,  una carga en reposo ocupa el espacio con fotones virtuales, dentro de lo que se llama el potencial electrostático escalar. Una carga cuando se mueve con velocidad constante, tanto en dirección como en magnitud, o sea, cuando genera una corriente estacionaria, ocupa el espacio  con fotones virtuales, dentro de lo que se llama el potencial electrostático vectorial. Una carga en movimiento acelerado llena el espacio con radiación energía-momento, es decir, con fotones reales. La radiación electromagnética se produce en los casos en que cargas eléctricas sufren aceleraciones como los  siguientes:

1.      En la brusca desaceleración que ocurre en la colisión de partículas de alta energía, que sucede regularmente cuando los rayos cósmicos ingresan y chocan contra los núcleos de los átomos que componen la atmósfera de la Tierra. La energía cinética que se pierde en una fuerte desaceleración de partículas de alta energía,  produce uno o más piones neutros de la familia de los mesones. Los piones creados son inestables y se desintegran casi instantáneamente, en un par de rayos gamma, con altos valores de energía, mayores que 72 MeV.  Esto,  también, ocurre en el proceso de aniquilamiento, al chocar una partícula y su correspondiente antipartícula, como un electrón y un positrón, donde al desaparecer estas,  tanto la energía de su masa como la energía cinética, producen el pión neutro que se desintegra en la emisión de un par de rayos gamma.

2.      En las desaceleraciones sufridas por las partículas cargadas de los rayos cósmicos, cuando no sufren colisiones, al interactuar con los campos existentes a su paso a través de la atmósfera. Así el electrón es frecuente que radie rayos gamma. Cuando el electrón es desacelerado en el campo electrostático alrededor de un núcleo, la radiación  es la "bremsstrahlung"; si la desaceleración tiene lugar en un campo magnético estático la radiación es la ciclotrónica y  cuando la desaceleración se da en el campo electromagnético de un fotón se produce  la dispersión Compton o Thomson. En todos estos casos las partículas cargadas eléctrica o magnéticamente no se encuentran en caída libre puesto que si bien debido a su masa están bajo la acción de la gravedad a la vez debido a su carga estarán bajo la acción de un campo eléctrico o magnético estático o de un campo electromagnético. Sólo, los cuerpos neutros, en el vacío, pueden encontrase en caída libre.

3.      En la descomposición radiactiva, o en la desexitación electromagnética del núcleo se produce radiación de rayos gamma o también en los procesos de núcleo síntesis que se dan en las supernovas.

4.      En los procesos de paso de los electrones entre orbítales externos a internos que producen la radiación electromagnética en las frecuencias que van entre los rayos X y las ondas de radio que son las de menor energía.

5.      En las vibraciones de las moléculas también se produce radiación electromagnética en las frecuencias del infrarrojo.

Como consecuencia, la radiación electromagnética se produce por: monopolos cuando proviene de partículas de alta energía o de los procesos de desintegración o núcleo síntesis nuclear;  dipolos cuando se origina en el paso de los electrones entre orbítales y multipolos cuando  resulta de la vibración molecular. De estos  modos, la radiación electromagnética es el resultado de los procesos de fuerzas de interacción en que participan cargas o magnetos y en los que se produce conversión de energía cinética; energía potencial electro-magneto estática; energía del empaquetamiento nuclear; energía de la destrucción de masa o energía vibracional en energía electromagnética.   Es decir, cuando  a partir de cargas o magnetos se emiten fotones detectables, o sea, fotones reales que el autor observa son el resultado de la emisión de fotones virtuales enriquecidos por grandes aportes de energía ocurridos durante su emisión. Por tanto, la clave física de la transición de las partículas virtuales a reales consistiría en los mecanismos de suministro de energía a los diferentes modos de desintegración de las partículas, que conllevaría a extender el tiempo de decaimiento de las partículas por encima del umbral en que son detectables.     

Semejante a las radiaciones consideradas en el campo electrodinámico las ondas gravitatorias serían una radiación de un monopolo, puesto que toda partícula con independencia de los demás genera un campo gravitatorio “estático” y en consecuencia puede también generar radiación gravitatoria.  La onda gravitatoria se produciría por cualquier variación del campo gravitatorio “estático” provocada por agentes que le suministren energía en inmensa cantidad, más allá del umbral en que dichas ondas permanecen sin poder ser detectadas, sin que necesariamente lo sean debido al período de decaimiento del gravitón que aunque supere el lapso de incertidumbre la onda continúe indetectable debido a su extrema debilidad. La escala adecuada para que tales aportes de energía ocurran es la cósmica. Un sistema   de estrellas binarias en orbitas elípticas aporta una inmensa cantidad de energía debido a sus cambios entre energía potencial y cinética durante sus  aceleraciones no uniformes. Y un sistema de un cuadrupolo de estrellas binarias en orbitas elípticas y volúmenes no esféricos aporta aún más energía en tal nivel que de acuerdo con los cálculos de la Relatividad General son detectables por la tecnología disponible en la actualidad.  Es decir, la gravodinámica  también conduce a la predicción hecha por Einstein sobre las ondas gravitatorias de acuerdo con los efectos de las ecuaciones del campo de la teoría de la Relatividad General. Pero, con base en la gravodinámica tales ondas de gravedad pueden producirse sin necesidad de mínimo un sistema de cuadrupolo y no son del espaciotiempo sino que se originan y transmiten en el vacío y deben superponerse, con lo cual obedecen a relaciones lineales. Estas diferencias conceptuales, no obstante,  no constituyen una distinción importante en la medición de las ondas gravitatorias debido a su gran debilidad, ni tampoco suprimen del todo las relaciones no lineales en las ecuaciones  mientras en la teoría sea necesario mantener al gravitón de espín 2, que de acuerdo con  Feynman es necesario para explicar el curvamiento de la luz bajo un campo escalar gravitatorio y la interacción de la gravedad consigo misma; aunque, en la teoría gravodinámica existe la posibilidad de cambiarlo por el gravitón de espín 0, debido a que no necesariamente las ondas gravitatorias son producidas por aceleraciones asimétricas. Así, las cosas definitivamente la existencia de la velocidad superluminal o no del gravitón depende de la medición que se haga de la velocidad de la onda gravitatoria en los proyectos existentes con ese propósito.   

El descubrimiento que realiza el autor con respecto al proceso de enriquecimiento en energía que soporta la transición de las partículas virtuales a reales, implica que se trata del paso de partículas menos a muchas veces más inerciales. Esto de acuerdo con la teoría del autor, formulada en 1969, acerca de que de las partículas en estados menos inerciales son más veloces, debe causar la desaceleración de las partículas reales con relación a las velocidades de las partículas virtuales. Entonces es falso el supuesto inicial del que partíamos acerca de la igualdad entre las velocidades de una partícula virtual y su par real. ¿Qué tan importante cuantitativamente son las desaceleraciones que sufren los fotones virtuales al volverse fotones reales y los gravitones virtuales al volverse gravitones reales?. ¿Estos cambios cuantitativos son lo suficientemente cruciales para rebasar las cualidades de los campos “estáticos” eléctrico-magnético y gravitatorio al cambiar a los campos dinámicos electromagnético y gravitatorio?. ¿Los campos “estáticos” son cualitativamente distintos de los campos dinámicos?. ¿Existe un cuanto del campo eléctrico-magnético cualitativamente distinto del fotón real y un cuanto del campo gravitatorio “estático” distinto del gravitón real?. Pero, en todo caso la velocidad del par virtual del fotón real es mayor que c. (14 de agosto de 2004)

2.8.4 ¿La radiación de las pulsares binarias es gravitatoria?.

Tom Van Flandern y otros físicos creen que las ondas radiadas por las pulsares binarias no son ondas gravitatorias sino alguna forma de electromagnetismo, el autor piensa que tal radiación la estamos recibiendo como lo que es realmente. Pero, su origen no es claro porque dicha radiación es el residuo que queda sin explicar una vez incluidos todos los efectos mecano electromagnéticos conocidos que causan perdidas de energía que pueden reaparecer en forma de radiación.

Dicho residuo para la pulsar binaria Hulse-Taylor, PSR B1913+16, coincide  con  la rata de decaimiento orbital predicha por la Relatividad General aunque el valor de esta rata realmente se encuentra por encima aproximadamente en el 0.3% del valor estimado.

En las ecuaciones de estimación de la radiación gravitatoria de la Relatividad General se asume el gravitón real con masa 0 a fin de hacer coincidir el pronóstico exactamente  con el valor observado. Pero cuando se combinan las ratas de decaimiento orbital de las pulsares binarias PSR B1913+16 y PSR B1534+12 se obtiene que la masa del gravitón real no es cero sino máximo menor que 1,35342  * 10−52  gramos, con un 90% de confianza. Este límite superior para la masa del gravitón real fue calculado, en el 2002,  por  Lee Samuel Finn y Patrick J. Sutton del Center for Gravitational Wave Physics, de la Universidad  del Estado de Pensilvania, USA.

El valor de la supuesta masa del gravitón real menor que 1,35342  * 10−52  gramos está muy cerca del valor del límite superior de la masa del fotón real el cual es menor que 10-51 gramos, de acuerdo con su cálculo más reciente del 2003, realizado por Jun Luo y sus colegas en la Universidad Huazhong de  ciencia y tecnología en Wuhan, China. Y muy lejos del valor límite superior de la masa del gravitón real  menor que 4,5 * 10−66 gramos,  estimada por S S Gershtein, A A Logunov y M A Mestvirishvili, en 1997, con base en los parámetros observados de la expansión del Universo, y que es consistente con el valor menor que 0.5 * 10−65  gramos estimado por K Staniukovich y M Vasiliev hacia 1968 con base en la relación de Einstein E = m *  c2 .

Si se asume que el verdadero valor  de la masa del gravitón real es cerrada a 1,35342  * 10−52  gramos se tiene que en realidad la radiación de las estrellas binarias es radiación electromagnética, como lo ha sostenido Tom Van Flandern.

Desde luego la verificación de todas las tesis de la Relatividad, que han sido sometidas a prueba, se ajustan de manera impresionante con los resultados de los experimentos, como sucede con la predicción acerca de la radiación gravitatoria por parte de un sistema de pulsar binaria, en particular delante de la pulsar PSR B1913+16 con un error de tan sólo el 0.3%. Pero, también es impresionante que este error pueda conducir al absoluto rechazo de la  tesis de que dicha radiación es gravitatoria. Luego toda la teoría de la Relatividad General puede ser que este errada.   

Oprima aquí, si usted desea volver a la tabla de CONTENIDO

3. Para mantener vigente la teoría de la Relatividad es necesario retomar la alternativa Lorentz - Lamor

La necesidad de adoptar una explicación cuántica de la gravedad a cambio de la teoría General de la Relatividad, invalida la especial con ser que la general fue expuesta por Einstein sin derivarla de su especial y el de que las fallas de correspondencia con el orden físico de la naturaleza corresponden enteramente a la general.

Esto es debido a que los experimentos, desde la interpretación cuántica, indican que la velocidad de la gravedad supera la de la luz, lo cual viola el principio fundamental de la especial. Tom halla que ésta puede reemplazarse por la de Lorentz que si permite velocidades mayores que la de la luz.

Oprima aquí, si usted desea volver a la tabla de CONTENIDO

3.1 Maxwell y Lorenzt permiten velocidades mayores que la de la luz

Si los campos alrededor de las cargas o imanes en reposo se propagaran con la velocidad de la luz, entonces las ecuaciones de Maxwell estarían mal porque no incluyen la aberración transversal, la principal manifestación de una velocidad finita para la propagación del campo.

El hecho de que las ecuaciones son correctas en v/c (50), indica que la velocidad de propagación del campo deberá ser muy rápida en comparación con la velocidad de la luz, porque el rechazo de la aberración transversal es el equivalente lógico de adoptar una velocidad infinita.

Si las ecuaciones de Maxwell trabajaran con campos propagándose a la velocidad de la luz, entonces también trabajarían para la presión de la luz, es decir, comprenderían el efecto de Poynting-Robertson, para lo cual no están habilitadas.

En realidad, las ecuaciones de Maxwell(51) al descartar la existencia de aberración asumen la velocidad infinita del campo pero sin dar ninguna explicación de índole física.

En Lorentz, en cambio, los verdaderos transportadores de la fuerza eléctrica o magnética, que son los fotones virtuales, se asumen viajan a velocidad infinita, no así los fotones reales que viajan a la velocidad de la luz. Por lo tanto, el supuesto de velocidad de propagación de la luz es no físico respecto a la fuerza electrostática. Y las mismas ecuaciones de Lorentz permiten interpretarlas en una forma físicamente consistente si el momento transportado viaja a una velocidad mayor que la de la luz.

Ahora, sabemos que la Relatividad lorentziana, que es experimentalmente viable, hace posible la propagación adelante del tiempo y la propagación más allá de la velocidad de la luz, debido que asume la velocidad infinita para el fotón virtual, que es el transportador de la fuerza electrostática, de acuerdo con la más razonable interpretación física de las ecuaciones.

(50) v/c se conoce como el efecto de segundo orden de la velocidad de la luz en la fórmula de cálculo del promedio de la velocidad de la luz, en un viaje redondo de ida-vuelta, desde una fuente de luz a un objetivo que la refleja. Esta fórmula es 2L / t = c [1(v/c)^2], donde L es la distancia entre la fuente y el objetivo, y t es el lapso transcurrido .

(51) Tom Van Flandern asume que toda transmisión de una fuerza con velocidad finita a través de un campo implica el efecto de la aberración, lo cual ni en la teoría tradicional del campo electromagnético aparece definido ni en los experimentos usuales ocurre, si se trata de los campos electrostático o magnetostático. Por otra parte, las ecuaciones de Maxwell predicen la existencia para cargas o imanes en movimiento acelerado de una radiación electromagnética que se propaga a la velocidad de la luz, lo cual fue publicado en 1865. No obstante, no existe nínguna duda acerca de que la Relatividad de Lorentz permite velocidades mayores que c. Además, para el autor no existe nínguna duda acerca de que Tom tiene la razón, porque el campo gravitatorio estático transporta gravitones virtuales.

Oprima aquí, si usted desea volver a la tabla de CONTENIDO

3.2 ¿Qué hacer con la velocidad de la gravedad de 20 mil millones la velocidad de la luz?. .

La Relatividad Especial tiene como premisa fundamental la de que nada puede propagarse más rápido que la velocidad de la luz, entonces, la tesis de que la velocidad de la gravedad es mayor que la de la luz ¿es una falsificación de la Relatividad Especial?. Sí y no.

La nueva interpretación de la Relatividad Especial requerida no es más falsificación de ésta que lo es la Relatividad General delante de la gravedad newtoniana(52).

En ambos casos la teoría temprana fue incompleta más que mal. Lo que se hace necesario es examinar cual debe ser el cambio acerca de la Relatividad Especial para que sea consistente con toda la evidencia experimental existente.

Una breve revisión de la historia de la Relatividad provee un marco valido para una propuesta.

El "principio de relatividad", según el cual las leyes de la física son las mismas vistas desde cualquier marco inercial, data de la 19 centuria, cuando fue popularizada por H. Poincare(53).

Las bien conocidas "transformaciones de Lorentz " encarnan ese principio, pero donde perdió originalidad fue cuando Lorentz las adoptó para su propia teoría de la Relatividad, publicada en 1904, dentro del contexto del "éter".

La principal contribución de Einstein con su famoso trabajo de 1905, fue agregar a la Relatividad un segundo principio, consistente en que la velocidad de la luz será localmente la misma para todos los observadores, sin considerar su propio estado de movimiento.

Estos dos principios, por sí mismos, no requieren de la existencia de un éter, o más generalmente, de la existencia de un marco de referencia preferido. Y, aunque, los relativistas siempre han sido cerrados con la explicación dada por Einstein de la gravedad como la curvatura del espaciotiempo, ésta no es una característica esencial de la Relatividad.

En 1920, Eddington consideró como la explicación más equivalente, de las características de la Relatividad General, la de la "refracción del medio", la cual retiene el espacio y tiempo euclideano, en el mismo formalismo matemático original.

En esencia, la curvatura de la luz, el corrimiento gravitacional al rojo, el avance del perihelio de Mercurio y el tiempo retardo del radar pueden ser la consecuencia de la propagación de las ondas electromagnéticas a través de un medio de refracción subordinado, que se hace más denso en proporción a la cercanía de una fuente de gravedad(54). Esto es conocido como ciertas características ondulatorias electromagnéticas de la materia.

La objeción principal a esta interpretación simple de la Relatividad General es que se requiere de una velocidad mayor que la de la luz para la propagación de la gravedad. Lo cual no puede considerarse como una objeción fatal ya que los experimentos indican su existencia.

(52) Recuérdese que dicha integración es hecha mediante un "mañoso truco".

(53) Acerca de la Relatividad se puede consultar la obra: Historia de las teorías de la Relatividad de Lorentz, Poincare y Einstein. Valeri V. Dvoeglazov, Escuela de Física, UAZ. 1997.

La teoría de la Relatividad de Lorentz explica los efectos de deformación de la longitud y el tiempo, que sufren los sistemas materiales con la velocidad, como la consecuencia del reordenamiento molecular y atómico en la dirección del movimiento, a través del éter.

(54) Ver Van Flandern, 1993, pp. 62-67 y Van Flandern, 1994. El autor, también, lo había planteado en unos artículos publicados en el Semanario Dominical de "El Siglo". Santafé de Bogotá. 1970.

Oprima aquí, si usted desea volver a la tabla de CONTENIDO

3.3. Confrontación de la Relatividad de Einstein y la Relatividad de Lorentz

En los años más recientes se ha discutido si la naturaleza se parece más como la concibe la teoría de la Relatividad Especial de Einstein o más bien como lo hace la teoría de la Relatividad de Lorentz.

Esta confrontación se ha realizado delante de los resultados de los experimentos relevantes para probar la Relatividad, los cuales son:

a. El experimento de Fresnel favorece la existencia del éter(55), aunque los relativistas einstenianos encuentran la forma de explicarlo.

El telescopio de Fresnel, lleno de aireagua, mostró que la aberración de la luz, proveniente de una estrella, permanece constante, al pasar a través de un medio de agua, aunque suavizó su velocidad cerca del 30%. Esto favorece la existencia de un marco preferido, porque la velocidad local de la luz no afectó la aberración, lo cual muestra que la aberración fue determinada fuera del telescopio y no por las condiciones locales del observador.

Este experimento favorece la Relatividad de Lorentz, aunque, con mayor dificultad los relativistas einstenianos pudieron explicarlo.

b. Los experimentos de Michelson - Morley son los primeros que fuertemente son favorables a la Relatividad Especial de Einstein.

La velocidad de la luz resulta independiente del estado de movimiento, aún con alta velocidad, o reposo del observador.

Pero, en la última década se han dado serias consideraciones a favor de la constitución del campo de gravedad local como un marco preferido. Esta idea fue popularizada por Beckmann, en 1987 y discutida ampliamente(56).

El hecho de que la velocidad de la luz es independiente de la velocidad de la fuente es una característica de todo tipo de onda. Pero, que también lo sea delante de la velocidad del observador eso si es especial.

Una forma de alcanzar esta doble independencia es a través del método de Einstein de la sincronización de los relojes. Si se usa otra convención para sincronizar los relojes, tal como subordinándolos a un común marco inercial(57) entonces la velocidad de la luz es diferente en cada dirección, cuando la midan observadores, que se mueven con respecto a ese marco especial.

Un viaje de idavuelta de la luz, cuando se usa solamente un reloj para medir el tiempo transcurrido, no depende de la sincronización. Pero, la rata de un reloj ordinario es afectada por su velocidad en una forma lorentziana. Entonces, la medición de la velocidad aparecerá invariante en todas las direcciones.

Cuando se usa un reloj cuya rata no este afectada por su velocidad de translación, por ejemplo, los pulsos de luz en el campo fuerte de una masiva estrella binaria, aparentemente permite que se detecte la velocidad de los observadores relativa al medio local de un campo gravitatorio.

De acuerdo con las publicaciones de Einstein sobre la Relatividad Especial dos nuevos resultados experimentales la favorecen, los cuales fueron publicados en 1913. Sin embargo, estos experimentos fueron impugnados por Sagnac y Sitter.

Sagnac reclamó una falsificación de la Relatividad Especial sobre la Tierra, debido a que la velocidad de observadores locales afecta la velocidad de la luz, cuando los observadores están sobre plataformas en rotación. Sagnac mostró que el experimento de MichelsonMorley, realizado en tales marcos en rotación, muestra cambios dentro de una franja, y concluye que, si bien el movimiento lineal fue relativo, en cambio el movimiento rotacional fue absoluto.

Por su parte, Sitter observó que la aberración estelar(58) fue la misma para ambos componentes de distantes estrellas binarias, aunque a través de la velocidad relativa de cada uno con respecto al otro observador fue un poco diferente. Por consiguiente, la velocidad en algún marco especial(59) determina la aberración más que la velocidad relativa entre fuente y observador.

De tal manera, ambos experimentos finalmente golpearon la Relatividad Especial.

Por otra parte, el experimento de Michelson-Gale de 1925, que envuelve los similares del mismo Michelson como los de Michelson-Morley, presentó la existencia de una contradicción de la relatividad especial. La historia ha concluido que este experimento es esencialmente otra demostración del efecto de Sagnac, y no lo menciona como un experimento independiente y significativo. Pero, en 1938, Ives y Stilwell sacaron una conclusión similar a esta de Michelson, y arguyeron que su experimento favoreció la relatividad de Larmor-Lorentz sobre la Relatividad Especial. Aunque, aún hoy, este último es sumado a la lista de experimentos confirmados que favorecen a la Relatividad Especial.

(55) El éter se introdujo para dotar a la luz de medio de propagación. Su gran defecto fue concebirlo mecánicamente, es decir, de composición atómica. Actualmente, en la teoría cuántica sobre el vacío el éter es reintroducido pero se considera compuesto por paquetes de energía en la escala de Planck.

(56) Dicha discusión sé dió en el jornal Galilean electrodynamicsmsx2.pha.jhu.edu/~dring/gehtmls/gehome.html y Apeiron redshift.vif.corn/default.htm, y ocasionalmente en la Meta Research Bulletin www.metaresearch.org. Adicionalmente, el principio de invariancia de c para los sistemas inerciales constituye un principio físico débil de la velocidad de la luz; puesto que sólo es válido como promedio. Así en un viaje redondo la velocidad de la luz de ida puede tener el valor c+v y la velocidad de retorno tomar el valor c-v. Estos valores son los pronosticados de acuerdo con la transformación de Galileo-Newton. Sin embargo, el promedio será, c = (c+v+c-v)/2

(57) Como es hecho para el Global Positioning System satellites o cuando los astrónomos sincronizan fenómenos a un marco baricéntrico usando el tiempo provisto por las pulsares distantes.

(58) La aberración estelar es la discrepancia en la observación de un astro debida a los movimientos orbital y rotacional del observador. Si se toma junto con la aberración es la aberración del planeta.

(59) Velocidad de la luz en un campo de gravedad relativo a los campos de la gravedad distantes.

c. El experimento sobre el aumento en la vida del muón favorece mayormente a la Relatividad de Lorentz.

Cuando en los años 60 fue realizado el experimento acerca del tiempo de vida del muón la Relatividad lorentziana había sido olvidada. Pero, algunas preguntas fueron hechas acerca de sí los muones, a altísimas velocidades, realmente aumentaron su tiempo de vida o si dicho aumento fue reciproco en sistemas inerciales. La Relatividad Especial asegura que sí fue recíproco pero no fue posible probarlo.

Por esa época, se consideró que no es extraordinario el efecto de la velocidad sobre relojes basados en velocidades subordinadas a marcos inerciales, en lugar de la velocidad relativa de los relojes. Esta consideración se hizo en el experimento de Hafele-Keating, donde se compararon relojes atómicos, en viaje alrededor del mundo, que se enviaron en direcciones opuestas con respecto de un reloj en casa. Y, también, en un experimento posterior desarrollado por C.O. Alley, en la Universidad de Maryland.

Por su parte, el Global Positioning System (GPS) confirmó el hecho de que todos los relojes atómicos sobre satélites, que se mueven a altas velocidades, en diferentes direcciones, pueden ser sincronizados simultáneamente y continuamente con cada otro y con todos los relojes en Tierra, sin que se requieran las correcciones de "simultaneidad de la Relatividad Especial". Inicialmente, esto también parece falsificar la Relatividad Especial. Pero, al practicar una inspección adicional, en la que fueron cambiadas continuamente las correcciones de sincronización para cada reloj existente, resultó que las predicciones de la Relatividad Especial son completamente cumplidas para cualquier marco local comoviéndose. Para evitar los apuros de esa complejidad, el análisis con GPS(60) es hecho totalmente en la Tierra centrado en un marco inercial, es decir, en un campo gravitatorio local.

El ajuste de los relojes, previo a su lanzamiento orbital, para compensar los efectos relativísticos, oculta el hecho de que todos estos relojes marchan más lentamente que los relojes en la Tierra, si se compensa dicha rata por su movimiento en órbita, y recíprocamente eso no se da si desde los satélites se ven los relojes en la Tierra.

Oprima aquí, si usted desea volver a la tabla de CONTENIDO

3.4 ¿Porqué la Relatividad Especial de Einstein ganó sobre la Relatividad de Lorentz?.

Tres fueron las principales circunstancias que conspiraron para hacer que pareciera la Relatividad Especial la mejor solución para describir la naturaleza en los comienzos de la 20ava centuria. Estas circunstancias fueron:

1. Los clásicos pensaron acerca del éter como un campo universal más que un campo local. Ellos no tomaron en serio que cada campo de gravedad local puede servir como un marco preferido para observadores locales, aunque, eso parece hoy ser el caso.

2. Broglie aún no había descubierto la naturaleza ondulatoria de la materia. Por lo que no había una razón lógica para esperar que las ratas de relojes, basados sobre oscilaciones atómicas, fueran afectadas por el movimiento del observador, en la misma forma que la velocidad de la luz sería afectada por el movimiento del observador, en virtud a los movimientos del observador que no se detectan en los experimentos. Sin embargo, eso también ahora parece que es verdadero(61).

3. La predicción hecha por la Relatividad General del efecto de la curvatura de la luz, comprobada en el eclipse solar de 1919, le dieron una gran credibilidad de la que la Relatividad Especial se beneficio, porque extensamente se cree que la Relatividad General esta basada en la Relatividad Especial.

La Relatividad General usualmente se implementa mediante el uso de un marco preferido cerradamente coincidente con el campo gravitatorio local, con las consecuencias que solamente las características comunes de la Relatividad Especial y la Relatividad lorentziana son integradas en la Relatividad General. De este modo, no se incluyen en la Relatividad General las dos principales diferencias entre ambas teorías, como son la de reciprocidad de la dilatación del tiempo entre dos marcos inerciales de Relatividad Especial y su asimetría en la Relatividad de Lorentz y entre la equivalencia de todos los marcos inerciales en la Relatividad Especial y la existencia de un marco preferido en la Relatividad de Lorentz.

De otra parte, la dilatación del tiempo de la Relatividad Especial equivale a los relojes lentos de la Relatividad lorentziana, aunque, esta se basa en un tiempo universal diferente del tiempo que se soporta en relojes electromagnéticos, que son afectados por el movimiento; la contracción del espacio de la Relatividad Especial equivale a la contracción de las varas de los metros en la Relatividad lorentziana; y el cambio en el momento de los cuerpos en movimiento de la Relatividad Especial es igual al de la Relatividad lorentziana.

Pero, lo más importante es que la ley de adición de las velocidades entre dos marcos, ninguno de los cuales es el marco preferido, es diferente en la Relatividad lorentziana delante de Relatividad Especial por lo que en la Relatividad de Lorentz-Lamor pueden físicamente existir velocidades mayores que la de la luz.

Próximo al fin de su carrera Lorentz declaró: "mi teoría puede obtener todos los mismos resultados como la Relatividad Especial, pero quizás no con la misma simplicidad". Hoy, se puede asegurar: " La Relatividad Especial puede explicar todos los resultados experimentales que la Relatividad Lorentziana puede, pero no con la misma simplicidad". Pero, la Relatividad Especial no puede explicar la velocidad de propagación de la gravedad más rápida que la de la luz mientras que la Relatividad de Lorentz-Lamor sí.

(60) Son 24 satélites en órbita terrestre colocados por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos.

(61) Tom Van Flandern, 1993, p.72-77.

Oprima aquí, si usted desea volver a la tabla de CONTENIDO

Bibliografía

(1) Van Flander Tom. The Speed of gravityRepeal of the Speed Limit. Washington

(Estados Unidos). 1.999. En Internet

//www.metaresearch.org/cosmology/gravity/speed_limit.asp

(2) Van Flander Tom. The Speed of gravityWhat the Experiments Say. Washington

(Estados Unidos). 1.998. En Internet

//www.idolphin.org/vanflandern/gravityspeed.html

(3) Van Flander Tom. Possible new properties of gravity. -Washington (Estados

Unidos). 1.996. En Internet

//www.metaresearch.org/cosmology/gravity/possiblenewpropertiesofgravity.asp

(4) Bangert Patrick. On the Underlying Principles of the Main Theories of the

World: General Relativity and Quantum Theory. - Genova (Italia). 1995. En Internet //p.banger@ucl.ac.uk

(5) Weisstein Eric. Gravitational waves. Cambridge (England) 1996. En Internet

//www.treasure_troves.com/books/gravitationalwaves.html

(6) Clifford Johnson. A first Look al Relativity and Gravitation. Kentucky

(Estados Unidos). 1999. En Internet

//www.pa.uky.edu/~cvi/as500_lec4.html

(7) Schatzer Lero. The speed of LightA Limit on Principle?. 1998. En Internet

//home.sunrise.ch/schatzer/spacetime.html

(8) Odenwald Sten por la NASA. Ask the Space Scientist. (Estados Unidos). En Internet //image.gsfc.nasa.gov/poetry/ask/a10662.html

(9) Guillén Alfonso. Santafé de Bogotá (Colombia). 1996.

La Gravedad. Oprima aquí si usted desea verla.

(10) Guillén Alfonso. Propuesta para la realización de un experimento que sirva para medir la velocidad de propagación de la gravitación. Santafé de Bogotá (Colombia). 1993.

(11) Steve Carlip, Wiener Matthew, Landis Geoffrey. Does gravity travel at the

speed of Light?. Universidad de California. USA. 1998

(12) Steve Carlip. Aberration and the Speed of Gravity. Universidad de California.

USA. 1999

(13) El Tiempo. Teoría de Einstein sobre la velocidad de la gravedad no pudo ser rebatida. Colombia. 9 de enero de 2003

(14) Kopeikin S, Formalont E. General relativistic model for experimental measurement of the speed of propagation of gravity by VLBI. Alemania. 2002.

(15) Nature Science. Speed of gravity and light equal. USA. 2003.

(16) Thidé Bo. Electromagnetic field theory. Sweden. 2003.

(17) Charles Capss. Near o Far Field?. USA. 2001.

(18) Sciama Dennis. Space-Time and Beyond. England. 1975.

(19) Walker William. Experimental Evidence of near-field superluminally propagating electromagnetic fields. Sweden. 1999.

(20) Marmet P and Couture C. Relativistic Deflection of Ligth Near the Sun Using Radio Signals and Visible Light. Canada. 2001.

(21) Davis Warren Frederick. Gravitational Radiation in the Brans-Dicke and Rosen bi-metric Theories of Gravity with a Comparison with General Relativity. USA. 1979.

(22) Reinhard R. LISADetecting and Observing Gravitational Waves. Netherlands. 2000.

(23) ESA. Gravitational waves‘dents’ in space-time. Europe. 2004.

(24) Schutz B F, Gravitational wave astronomy. Germany. 1999.

(25) Finn Lee, and Sutton Patrick. Bounding the mass of the graviton using binary pulsar observations. USA. 2002.

(26) Schewe Phil, Riordon James, and Stein Ben. A New Limit on Photon Mass. USA. 2003.

(27) Gershtein S S, Logunov A A, and Mestvirishvili M A. Upper limit on graviton mass. Russia. 1997.

CONTENIDO

Agradecimientos

Presentación

Introducción

1 Crítica de la teoría de la Relatividad.

1.1 El modelo geométrico no puede explicar la gravedad.

1.1.1 Caso estático

1.1.2 Caso dinámico

1.2 La primera falla de la interpretación geométrica

1.3 La interpretación geométrica de la gravedad viola la ley de causalidad

1.4 La ley de causalidad requiere cuantizar la gravedad

1.5 La velocidad de la gravedad deberá ser mayor que la de la luz.

1.6 ¿Es el espacio - tiempo curvo?

1.7 ¿Existe equivalencia entre masa y curvatura del espacio - tiempo?

1.8 ¿Es posible pasar de las ecuaciones de la Relatividad General a las ecuaciones de Newton?

1.9 Se impone considerar la explicación de la gravedad alternativa de la geométrica

1.9.1 Escenario luz

1.9.2 Escenario gravedad

1.9.3 La gravedad no equivale a la luz

1.10 La réplica de los relativistas

1.11 Cuál es la física de la onda de gravedad del espaciotiempo?

2 Lo que los experimentos dicen acerca de la velocidad de la gravedad

2.1 Gravedad no tiene aberración

2.2 Gravedad y luz no actúan en direcciones paralelas

2.3 Los eclipses solares

2.4 Las Pulsares binarias(38)

2.5 Las mareas

2.6 Las efemérides

2.7 La velocidad de la gravedad que estima Tom Van Flandern.

2.7.1 La velocidad de la gravedad según Einstein

2.7.2 El experimento de Sergei Kopeikin

2.7.3 La medición de Tom Van Flandern.

2.8 ¿Cuál es la velocidad de la onda gravitatoria?.

2.8.1 Las ondas gravitatorias según la Relatividad General.

2.8.2 Las ondas gravitatorias según las teorías de Brans-Dicke y Rosen.

2.8.3 Las ondas gravitatorias según la verdadera teoría cuántica.

2.8.4 ¿La radiación de las pulsares binarias es gravitatoria?.

3. Para mantener vigente la teoría de la Relatividad es necesario retomar la alternativa Lorentz - Lamor

3.1 Maxwell y Lorenzt permiten velocidades mayores que la de la luz

3.2 ¿Qué hacer con la velocidad de la gravedad de 20 mil millones la velocidad de la luz?

3.3. Confrontación de la Relatividad de Einstein y la Relatividad de Lorentz

3.4 ¿Porqué la Relatividad especial de Einstein ganó sobre la relatividad de Lorentz?.

Bibliografía

Obras del Autor

Oprima aquí, si usted desea volver a la tabla de CONTENIDO

Obras del Autor:

1. Una velocidad mayor que la de la luz, que trata sobre la formulación por parte del autor de varias hipótesis en contra de la teoria de la Relatividad de Einstein y en particular de la existencia en la naturaleza de velocidades mayores que la de la luz una de las cuales sería la velocidad de la gravedad. Esta obra fue escrita en 1969 y publicada en el Semanario Dominical del períodico "El Siglo" entre 1969-1970.

2. Propuesta para la realización de un experimento que sirva para medir la velocidad de propagación de la gravitación según las mareas. En esta obra con base en considerar el campo gravitatorio estático compuesto de gravitones virtuales propone realizar un experimento utilizando las mareas para medir la velocidad de propagación de este campo. Esta obra fue publicada en septiembre de 1993. En esta obra se sugiere que la velocidad de la gravedad, dentro del sistema solar, tiende a infinito, con base en el análisis de la ecuación usada para el pronóstico de las mareas.

3. La Gravedad, que trata sobre los fundamentos teóricos de las velocidades superluminales y la estimación de una fórmula para medir la velocidad de la gravedad con base en la astronomía de posición. Esta obra escrita originalmente en 1995 y revisada en 1996, es precursora de la obra de Tom Van Flandern. En esta obra se pronóstica que la velocidad de la gravedad, dentro del sistema solar, tiende a infinito, con base en el análisis de la ecuación hallada.

4. Velocidades superfotónicas, tecnología de ganancia asistida, grupo de Princenton, que trata sobre el experimento en que se llevo un rayo láser a la velocidad de grupo de 310c, en el 2000. Esta obra fue publicada en octubre de 2001.

5. La ley de la inercia de la energía y la velocidad de la gravedad. Octubre, 2004. En esta obra, con base en las teorías de la Relatividad y quántica, el autor establece la ley de la inercia para las partículas de los campos electromagnético y gravitatorio y explica que la velocidad de la gravedad es mayor que c.

6. La velocidad de la gravedad. 2006. En esta obra, se presenta la controversia sobre la velocidad de la gravedad entre los relativistas y Tom Van Flandern, los experimentos realizados para medirla y los fundamentos del autor acerca de su tesis acerca de la velocidad superluminal de la gravedad.

7. La gravedad si es una fuerza. 2006. En esta obra, se presenta la tesis del autor acerca que la Relatividad General mediante una simplificacion aritmetica hace desaparecer ontologicamente la fuerza y la masa en la gravedad y mediante tal ardid la explica como el efecto del movimiento acelerado del espaciotiempo - este un simple ente geometrico, sin mas realidad que esa - sobre los cuerpos transmitiéndoles dicho movimiento. Esta explicacion surge del fenomeno de la gravedad, o sea, de como se nos presenta pero no es la causa de la gravedad la cual es la accion de fuerzaz provenientes de los cuerpos sobre los cuerpos, mediada por el espaciotiempo.

8. Espaciotiempo propiedad estructural de la materia en movimiento. 2007. En esta obra el autor resuelve la contradicción teórica existente entre la Relatividad General que define el campo gravitacional como la curvatura del espaciotiempo y la Gravedad Cuántica que lo define como una fuerza de interacción fundamental, con el cambio de la concepción del espaciotiempo de propiedad geométrica estructural del campo gravitacional, marco donde existiría el Universo y sus acontecimientos, a la concepción del espaciotiempo propiedad geométrica estructural de la materia en movimiento.

ANTECEDENTES

 

Entre 1969-1970, el autor formuló la existencia de velocidades mayores que la velocidad de luz, en cuatro artículos, que fueron publicados por el Semanario Dominical del períodico "El Siglo". Los originales pueden verse aquí.

 

Entre 1991-1993, el autor propusó la realización de varios experimentos conducentes a la medición de la velocidad de la gravedad a partir del campo gravitatorio estático, bajo el supuesto de que este campo esta constituído por gravitones virtuales. Estos experimentos fueron concebidos desde la perspectiva de la Astrofísica que estudia la constitución y evolución de los objetos celestes en especial del Sol y, posteriormente, de la Geografía Astronómica, que describe algunos fenómenos que ocurren en la Tierra y están relacionados con los astros, refiriéndome a los más típicos como son los eclipses y las mareas. Los documentos que acreditan estos trabajos pioneros del autor, en los principios de 1990, pueden verse aquí.

Oprima aquí, si usted desea volver a la tabla de CONTENIDO